Mal día para los argentinos en el Rally Dakar: abandonaron Kevin Benavides y Pablo Copetti

Los máximos candidatos a la victoria en motos y cuatriciclos sufrieron roturas de motores y quedaron afuera. Ahora la esperanza albiceleste es el podio histórico que busca Orly Terranova en autos

Compartir
Compartir articulo
Kevin Benavides y Pablo Copetti tuvieron que abandonar el Dakar
Kevin Benavides y Pablo Copetti tuvieron que abandonar el Dakar

Argentina se quedó sin sus dos máximos candidatos al triunfo en el Rally Dakar 2022 ya que este miércoles Kevin Benavides (KTM) y Pablo Copetti (Yamaha) desertaron en motos y cuatriciclos. Las roturas de sus motores dejaron afuera al salteño y al cordobés quienes buscaban las victorias en sus categorías, pero desertaron en la primera parte del especial de velocidad.

La baja de ambos fue en la etapa 10, Wadi Ad Dawasir-Bisha con un tramo cronometrado de 375 kilómetros y 384 de enlace. Sus deserciones fueron casi al mismo tiempo y resultó un balde de agua fría. Los dos salieron con el objetivo de descontarles a los líderes. En el caso de Benavides eran unos diez minutos con el austriaco Matthias Walkner (KTM). Mientras que Copetti intentaba achicar la brecha de 24 minutos con el francés Alexander Giroud (Yamaha).

Benavides quedó afuera de carrera en el kilómetro 133 del especial. Kevin había ganado en 2021 con Honda y este año defendió la corona con KTM y buscaba ser el primer en retener el título con dos marcas diferentes.

Kevin era quinto en la clasificación general y sabía que esta etapa era clave para poder acercarse a la punta y poder quedar entre los tres primeros y luchar por la victoria. El salteño arrancó la competencia con problemas en la navegación en la etapa 1 que lo condicionó a remontar en el resto de los tramos. No ganó ningún parcial y el de este miércoles era vital para sus aspiraciones.

Entrevista a Kevin Benavides, quien desertó en motos y no pudo retener la corona

Mientras que Copetti, que era segundo en los quads, tuvo inconvenientes con el motor y debió resignar sus chances de conseguir su primera victoria en cuatriciclos. El martes le dijo a Infobae que “la etapa diez o la once eran las más viables para reducir diferencias con Giroud”.

Los dos pilotos llegaron juntos al campamento de Bisha que es epicentro de la carrera este miércoles también tendrá un tramo íntegro el jueves. El viernes la caravana partirá desde aquí hasta Yeda donde terminará la carrera.

Vinieron en un auto que condujo Norberto Benavides, padre de Kevin. El primero en hablar fue Copetti, que estuvo al borde de las lágrimas. “En el kilómetro 65 simplemente explotó el motor. Salió todo el aceite para afuera. No hay palabras, uno lo deja todo. Más no pude hacer. Dejé todo lo que tenía que dejar. Di todo de mi y es lo único que me deja tranquilo ya que no me guardé nada. Podría haberme guardado y haberme conformado con el segundo puesto. Pero mi decisión fue otra, quería ir a ganarlo. No sé si está bien o está mal, pero para eso corro, para tratar de ganar el Dakar. Es una pena tremenda. No lo puedo creer. Qué mala suerte tuvimos.

“El motor lo trabajaron ayer, salí bien, a ganar, a que Giroud no me alcance, a buscar la etapa. Qué se le va a hacer, así es el Dakar y nos quedamos afuera. Es triste”, agregó Pablo tuvo una falla en el motor en la etapa 8 que le restó potencia. Su equipo trabajó y corrigió ese problema que le permitió vencer al otro día. “El motor no avisó, venía 110 km/h y de repente, 95 km/h, 80 km/h, pum. Chau, no más motor”, concluyó.

Pablo Copetti al borde de llanto tras abandonar en cuatriciclos la etapa 10 del Rally Dakar

En tanto que Benavides primero hizo un video desde el lugar donde abandonó donde también estuvo al borde de las lágrimas y contó sobre la rotura del motor. Ya en el campamento, más en frío, contó: “Ha sido un Dakar duro donde en la primera etapa perdí mucho tiempo. Pero he empujado, como siempre actitud positiva. Hoy era la décima etapa, estábamos seis pilotos en diez minutos y todo podía pasar hasta que termina la carrera. En el kilómetro 130 la moto dijo basta, se rompió algo en el motor, no sé qué, pero bueno, no hubo nada que hacer en ese momento más que llorar, enojarse y ahí se esfumaron todas las posibilidades. Llorar en el medio del desierto es una situación que se dio”.

“La forma en que se rompió fue exactamente igual que la de 2020. Tenía ilusiones de pelear hasta el final o de lograr un podio al menos. Fue una etapa más difícil de lo que pareció”, añadió comparando sus dos abandonos.

“Fue una carrera muy rápida para ir a fondo y recién a partir de la segunda semana la carrera fue más divertida”, analizó sobre el Rally Dakar 2022.

Pablo Copetti luchaba por el triunfo en Cuatriciclos (Prensa ASO)
Pablo Copetti luchaba por el triunfo en Cuatriciclos (Prensa ASO)

“Lo fierros son así, se rompen hasta los autos de Fórmula 1. Lo que dolió es que estuve ahí y el sacrificio que se hizo durante todo el año. Me voy con un sabor amargo, pero con mucha sed de revancha”, subrayó.

“Me refuerzo en todo mi trabajo y la dedicación que uno le pone. No es una situación fácil, pero ya la viví en 2020 y bueno, la maduración ayuda a absorber y pasar estas situaciones. Lo que siempre hay es revancha y volveremos por eso”, concluyó.

El Rally Dakar 2022 ha sido muy duro para los principales aspirantes argentinos quienes esperaban llevarse la victoria desde Arabia Saudita y las alegrías de 2021 no se repetirán, cuando el propio Benavides venció en las dos ruedas y Manuel Andújar (también abandonó en esta edición) se impuso en cuatriciclos. La 43ª edición fue la más exitosa para la Argentina al poder triunfar en dos categorías.

PANORAMA DE LA ETAPA 10

MOTOS

Luciano Benavides (Husqvarna) fue segundo y ya es 13º en la clasificación general. El hermano de Kevin buscará terminar en el top diez. El ganador del día fue el australiano Toby Price (KTM). Tercero resultó el español Joan Barreda Bort (Honda). El francés Adrien Van Beveren (Yamaha) fue cuarto y saltó a la punta de la clasificación general donde el chileno Pablo Quintanilla (Honda) es segundo a solo cuatro segundos.

El resto de los argentinos en la categoría resultaron: Diego Llanos (KTM), fue 23º y 26º en la general; Diego Noras (Husqvarna), 58º y 55º en la general; Joaquín Debeljuh Taruselli (KTM), fue 51º y 61º en la general; y Matías Notti (KTM) fue 92º y es 100º en la general.

CUATRICICLOS

Con Copetti afuera Giroud tuvo margen para regular y se encamina a la victoria. Es miércoles fue tercero detrás del polaco Kamil Wisniewski y el brasileño Marcelo Medeiros.

Los argentinos que siguen en carrera: Francisco Moreno (Yamaha) fue cuarto y se mantiene tercero en la general. Por ahora el chaqueño Carlos Verza (Yamaha) resultó séptimo y es quinto en la sumatoria de tiempos tras diez parciales. Todos los mencionados compiten con Yamaha.

AUTOS

Orlando Terranova culminó tercero, se mantiene cuarto en la clasificación general y le redujo cuatro minutos al local Yazeed Al Rajhi (Toyota). El ganador del día fue el francés Stéphane Peterhansel, que lideró el 1-2 de los Audi eléctricos delante del español Carlos Sainz. El qatarí Nasser Al-Attiyah fue séptimo y continúa en la vanguardia del global.

Los otros argentinos terminaron: Sebastián Halpern (Mini) resultó 11º (8º en la general). Lucio Álvarez (Toyota) fue 8º (20º en la general); y Juan Cruz Yacopini (Toyota) llegó 33º (19º en la general).

CAMIONES

Venció Dmitry Sotnikov con su Kamaz y se consolidó en la cima de la clasificación general. Lo escoltaron sus compañeros, Eduard Nikolaev y Andrey Karginov.

En esta divisional el chaqueño Juan Manuel Silva (MAN) pudo largar y resultó 24º y marcha 32º en la general.

UTV

En la categoría de los areneros la victoria fue para el lituano Rokas Baciuska. Detrás llegaron polaco Aron Domzala y el español Gerard Farres Guell. El estadounidense Austin Jones fue quinto y se mantiene en la cima del liderazgo en el global.

Hay dos argentinos que compiten en la especialidad: David Zille volvió a cumplir una gran tarea ya que fue octavo y se ubica décimo. Por su parte Pablo Macua fue 39º y marcha 32º en el global.

LO QUE VIENE

Será etapa 11, penúltima de la competencia y se disputará en Bisha con un tramo cronometrado de 346 kilómetros y 155 de enlace. El Director del Rally Dakar, David Castera, anticipó que iba a ser la más dura de todo el recorrido y está conformada de arena con muchas dunas blandas. El tramo de este jueves será definitorio ya que el último que se realizará el viernes tiene solo 164 kilómetros cronometrados.

SEGUIR LEYENDO

Ver más