Independiente le ganó 1-0 a Boca Juniors en Avellaneda

Gracias al gol de Benavídez, el Rojo superó al Xeneize, se afianzó en la zona de acceso a la Sudamericana, pero aún sueña con la Libertadores 2022. Los de Battaglia no fueron efectivos. Y quedaron afuera de los puestos de clasificación principal certamen continental

Las principales acciones en el estadio Libertadores de América - Ricardo Bochini

Independiente volvió a sonreír en Avellaneda: le ganó 1-0 a Boca Juniors por la fecha 22 del torneo de la Liga Profesional de Fútbol. El gol lo anotó Carlos Benavídez en un primer tiempo de mucho vértigo. El Rojo fue más efectivo que su rival, que tuvo un interesante rendimiento en dicha etapa a pesar de los 7 cambios que presentó, pero luego sufrió la falta de profundidad para traducir en llegadas el dominio territorial.

Así, los de Falcioni alcanzaron los 54 puntos en la tabla anual y se afianzaron en puestos de clasificación a la próxima Copa Sudamericana. Pero aún sueñan con llegar a la Libertadores, dado que matemáticamente retienen chances. El Xeneize, en tanto, padeció doble el tropiezo, porque quedó fuera de la zona de acceso al máximo torneo continental 2022.

Con la catarata de modificaciones que propuso, el Boca de Battaglia buscó ser prolijo desde la salida, ganar manejo con su tridente de volantes de buen pie y no dar referencias con sus tres atacantes (ninguno de ellos, un 9 clásico). Así, por momentos, manejó más el balón, pero sin tanta profundidad, salvo cuando intervino Eduardo Salvio, en el rol de mediapunta. Así, a los 10 minutos, una buena jugada colectiva derivó en el citado Toto, que bajó de cabeza y encontró a Pavón por el medio, quien remató con destino de gol y se topó con un defensor que lo bloqueó.

El Rojo enfocó más sus ataques por la derecha y abrió el score a partir de un centro. A los 19′, en una segunda acción tras balón parado, Velasco envió un centro preciso que el reaparecido Carlangas Benavídez, de palomita, enterró en la red.

Por la misma vía, los de Falcioni pudieron ampliar la diferencia a los 33, con una arremetida de Insaurralde que conjuró Rossi. Pero a partir de allí fue todo auriazul, que contó con un puñado de oportunidades para igualar.

A los 34, Advíncula desbordó y cruzó el centro para la aparición por el lado opuesto del otro lateral, Sandez, que desvió su intento por arriba del travesaño. A los 38, el tiro rasante de Varela fue rechazado al córner por Sosa. A los 38, Briasco se vio favorecido por un rebote dentro del área, pero no le acertó al arco. Y, luego, a los 40′, el guardameta uruguayo volvió a lucirse ante Salvio.

Almendra intenta superar a Blanco en el estadio Libertadores de América (Fotobaires)
Almendra intenta superar a Blanco en el estadio Libertadores de América (Fotobaires)

El segundo tiempo careció del ritmo de la etapa inicial. Boca monopolizó la pelota, pero sin chispa, mientras que Independiente amenazó cada vez que Velasco apareció. Pero prácticamente jugaron sin arcos. Prueba de ello, el primer tiro con cierto peligro llegó a los 23 minutos, tras una patriada de Lisandro López. De hecho, de sus 16 remates al arco en el cotejo, apenas tres fueron en el complemento.

Battaglia apostó por el ingreso de un 9 clásico como Luis Vázquez en lugar de Pavón (que salió enojado) y, ya en los últimos 15, soltó en el campo a Ramírez, Fabra, Cardona y Villa; el grueso de los habituales titulares a los que preservó.

La increíble expulsión de Izquierdoz

Pero a los 36 el partido se le complicó aún más al Xeneize por la expulsión de Izquierdoz, quien le aplicó un inexplicable codazo a Velasco. Tuvo su chance dos minutos después, con el desborde de Villa y el lance cruzado de Vázquez, quien no llegó a conectar de lleno por la férrea marca de Barreto.

Los seis minutos de descuento no le alcanzaron a Boca para alcanzar la parda, más allá de terminar con Licha López como ariete. El clásico no premió su ambición y le cobró cierto candor a la hora de marcar la pelota parada. Independiente, con sus métodos y algunos valores en alto nivel (Domingo Blanco, Velasco, Benavídez, Sosa) se quedó con todo. Y sigue soñando con volver a la Libertadores.

Formaciones:

Independiente: Sebastián Sosa; Fabricio Bustos, Sergio Barreto, Juan Insaurralde, Gastón Togni; Lucas González, Carlos Benavídez; Domingo Blanco, Alan Velasco, Andrés Roa; y Silvio Romero. DT: Julio Falcioni.

Boca: Agustín Rossi; Luis Advíncula, Lisandro López, Carlos Izquierdoz, Agustín Sández; Cristian Medina, Alan Varela, Agustín Almendra, Eduardo Salvio, Norberto Briasco y Cristian Pavón. DT: Sebastián Battaglia.

Árbitro: Pablo Echavarría

Estadio: Ricardo Bochini

Posiciones: