Maradona, en acción durante una práctica del Lobo. A partir del miércoles, el contexto será diferente... (Foto: Twitter @gimnasiaoficial)
Maradona, en acción durante una práctica del Lobo. A partir del miércoles, el contexto será diferente... (Foto: Twitter @gimnasiaoficial)

Sumergido en el fondo de la tabla de los promedios, con siete derrotas consecutivas (tres desde la asunción de Diego Maradona como técnico) y apenas un punto en lo que va de la Superliga, Gimnasia necesita reaccionar ya para mantener la categoría. En primer término, el Diez, tras el golpe que supuso la caída 2-0 ante River en el Bosque, buscó disipar cualquier duda alrededor de su continuidad. Por eso, todavía en el estadio Juan Carmelo Zerillo, encaró a Gabriel Pellegrino, presidente del Lobo, y le confirmó su postura con una frase contundente: “Ni en pedo me voy. Estoy metido hasta los huevos con Gimnasia”. Luego, aprovechando sus nuevos/viejos contactos, planificó un cambio de entorno, para apostar a un clima diferente en la previa del encuentro ante Godoy Cruz, que se jugará el sábado desde las 13:15, en Mendoza.

Más allá de la multitudinaria presentación del cuerpo técnico de Maradona en el Bosque, hasta el momento, desde la llegada del cuerpo técnico que también integran Sebastián Méndez y Adrián González, el plantel se entrenó en el predio de Estancia Chica y en Abasto. Sin embargo, desde el miércoles, los jugadores se trasladarán a... Ezeiza. Gimnasia preparará el partido en el complejo de la Asociación del Fútbol Argentino y tiene previsto concentrarse allí. El viernes viajará a la provincia cuyana para enfocarse en el duelo trascendental contra el Tomba.

La idea surgió hace 10 días, cuando Claudio Tapia, presidente de la AFA, se trasladó a La Plata para reunirse con Diego y limar viejas asperezas. Allí, en el almuerzo, con el feeling recompuesto, Chiqui le ofreció el predio de la Selección para cuando lo necesitara. Y, tras el tropiezo ante River, el ex enlace entendió que había llegado el momento de un cambio de aire.

El Diez cree que el complejo puede servirles de inspiración a sus jugadores. Para Maradona también oficiará como una usina de nostalgia: allí preparó encuentros de las Eliminatorias para Sudáfrica 2010 y germinaron sueños mundialistas. Después, la Albiceleste llevó sus esperanzas hasta cuartos de final, instancia en la que quedó eliminada ante Alemania.

Maradona, como técnico de la Selección, junto a Messi. Ahora en Gimnasia, volverá al complejo de Ezeiza (Foto: Télam)
Maradona, como técnico de la Selección, junto a Messi. Ahora en Gimnasia, volverá al complejo de Ezeiza (Foto: Télam)

“Quiere tener al grupo unido y enfocado”, advierten desde su entorno. Por eso la idea de alejar a sus pupilos de la olla a presión que hoy encarna la ciudad de La Plata. Y la necesidad de pasar tiempo juntos, concentrados, para generar cohesión y compromiso. ¿Surtirá efecto el plan?

SEGUÍ LEYENDO: