Tigre revirtió la serie de octavos de final de la Copa de la Superliga y se clasificó a la siguiente ronda, donde espera por Racing o Estudiantes de La Plata. El Matador se impuso 3-1 ante Unión en Santa Fe, con los tantos de Yeimar Pastor Gómez Andrade –en contra-, Walter Montillo y Federico González (Maximiliano Cuadra había roto el cero en el estadio 15 de abril).

Si la llave se le había puesto cuesta arriba a los de Victoria por el encuentro de ida, qué se podía decir cuando Cuadra anotó el 1-0 para el Tatengue en Santa Fe, después de capturar un rebote tras una buena intervención de Gonzalo Marinelli. Sin embargo, la visita ofreció otra muestra de carácter y se cargó al otro equipo santafesino que quedaba vivo en el certamen.

Primero fue Gómez Andrade quien descolocó a su arquero luego de que Federico González (en una posición adelantada no observada por el juez de línea) rozara la pelota de cabeza. Y enseguida Montillo aprovechó un rebote en la puerta del área grande para mandarla al fondo del arco con un derechazo potente que se desvió en el camino.

Este resultado emparejaba el global y llevaba la serie a los penales, pero faltaba más. Nuevamente González, una de las grandes figuras tigrenses en la Superliga que lo vio descender, impactó de cabeza para estirar la ventaja a favor e inclinar la balanza para el cuadro conducido por Néstor Gorosito.

A falta de poco para el final, Adrián Del Barba (mismo línea que ignoró el offside en el 1-1 parcial) sancionó una posición adelantada de Unión en una jugada que terminaba en el descuento. Cabe destacar que Hernán Mastrángelo, juez del partido, consideró que la mano de Ignacio Canuto adentro del área fue sin intención cuando promediaba la etapa inicial.

Tigre sueña y todavía está en camino en busca de un objetivo inédito: ser campeón habiendo descendido.

Formaciones

Árbitro: Hernán Mastrángelo

Estadio: 15 de Abril