Vélez y Huracán se enfrentaron por la última fecha del Torneo Clausura 2009 en el estadio José Amalfitani. La historia es conocida: el Globo llegaba con ventaja de puntos y le bastaba un empate para consagrarse campeón. Pero sobre el final, Maximiliano Moralez anotó el 1-0 definitivo para el Fortín, después de una polémica jugada en la que Joaquín Larrivey embistió a Gastón Monzón, arquero quemero.

Instantes después, los balones del encuentro desaparecieron. La responsabilidad fue de los anfitriones, que necesitaban que pasaran los minutos para sellar el título. Y Ángel Cappa, técnico del conjunto de Parque Patricios, explotó: "¡Esconden las pelotas, cagones de mierda!".

Esa situación fue recordada en ESPN por el propio Cappa, quien reconoció sentirse avergonzado cuando ve las imágenes. "Me da una vergüenza terrible porque no tiene sentido, es una estupidez, parezco un bobo, y a lo mejor lo soy… Pero en ese momento no había pelotas, las habían escondido, y cuando dije 'por qué no nos dan las pelotas', me cargaron y reaccioné de una manera estúpida", argumentó.

El ex estratega de Huracán, que reconoció que Vélez fue un justo campeón y que se impuso por la experiencia en ese campeonato, repitió: "No lo quiero ver más (el video) porque me da vergüenza".

SEGUÍ LEYENDO