Ariel Rojas debutó en San Lorenzo (AFP)
Ariel Rojas debutó en San Lorenzo (AFP)

La derrota 2-1 en el Nuevo Gasómetro por el duelo de ida de la Copa Sudamericana, que había causado honda preocupación en el mundo San Lorenzo, se transformó en un 3-0 a favor que le abre un panorama más que auspicioso de cara al partido de vuelta, que se disputará el próximo 15 de agosto.

La Conmebol le dio por ganado al equipo de Claudio Biaggio el partido ante Deportes Temuco, debido a la mala inclusión del mediocampista Jonathan Requena, quien en la presente edición ya había aparecido en la lista de buena fe de Defensa y Justicia.

Ante la presentación de San Lorenzo, el conjunto que preside el ex delantero Marcelo Salas había realizado un descargo ante la Confederación Sudamericana, en el que subrayó que, a pesar de haber sido incluido en la lista por Defensa y Justicia, no había sido considerado por los entrenadores, y además señaló un supuesto "error" en el sistema de registro electrónico de la Conmebol. Perro los argumentos no fueron considerados.

En el fallo, firmado por Eduardo Gross Brown (Paraguay), Amarilis Belisario (Venezuela) y Antonio Meccia (Brasil), integrantes del Tribunal de Disciplina de Conmebol, Temuco fue advertido: "en caso de reiterarse cualquier infracción a la disciplina deportiva de igual o similar naturaleza a la que ha traído causa el presente procedimiento será considerada como situación agravante".

En conclusión, San Lorenzo, que había sufrido los dos goles de Mathias Riquero (Nicolás blandi había abierto el marcador para el local), viaja a Chile con un 3-0 que le abre el camino hacia los octavos de final. De avanzar, se medirá ante el ganador de la llave entre Sol de América de Paraguay y Nacional de Uruguay.

SEGUÍ LEYENDO: