Imágenes de un perrito sentado comodamente en Transmilenio crearon polémica en redes: “Si no paga pasaje, no puede usar las sillas”

Un perro en un asiento en el Transmilenio de Bogotá se convierte en el centro de un debate nacional sobre mascotas en espacios públicos

Compartir
Compartir articulo
Además, en el video se puede apreciar que el canino no se encuentra muy comodo

Un reciente incidente en el Transmilenio de Bogotá ha despertado un debate en Bogotá, tras hacerse viral un video donde se muestra a un perro ocupando un asiento dentro de uno de los buses del sistema de transporte masivo de la capital colombiana.

Este hecho ha generado reacciones encontradas entre los usuarios, divididos entre quienes celebran la inclusión de las mascotas en los espacios públicos y aquellos que critican el uso de un asiento destinado a las personas para un animal.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

Desde un lado, se argumenta la importancia de brindar un trato digno a los animales de compañía, destacando los desafíos que enfrentan sus dueños al movilizarse con ellos en la ciudad, especialmente en un contexto donde varias alternativas de transporte excluyen a los animales.

Las imágenes de un canino comportándose civilizadamente en el transporte público bogotano despiertan conversaciones sobre derechos y responsabilidades pet-friendly - crédito Alcaldía
Las imágenes de un canino comportándose civilizadamente en el transporte público bogotano despiertan conversaciones sobre derechos y responsabilidades pet-friendly - crédito Alcaldía

El Sistema de Transporte Masivo de Bogotá, que abarca tanto a Transmilenio como al Sitp, permite el tránsito de perros y gatos, sujetos a ciertas normas que buscan asegurar un equilibrio entre la convivencia de pasajeros y mascotas. Entre estas, se subraya que los animales no están obligados a pagar tarifa, pero sus propietarios son responsables de cualquier daño que puedan ocasionar.

“Si no paga pasaje, no puede usar la silla”, “Esto es el colmo, está bien el respeto por los animales, el cariño y amor que la gente les quiera dar, pero ocupar una silla de un transporte público si me parece una exageración”, “Cuando veo estas hermosas escenas pienso..- ellos van mas incómodos que las personas en este transporte, porque muchas veces los pisan”

Por otro lado, algunos ciudadanos expresan su inconformidad, calificando la acción de permitir que un perro ocupe un asiento como excesiva. Enfatizan la necesidad de priorizar el bienestar y la comodidad de todos los usuarios del transporte público. A pesar de estas opiniones encontradas, el video subraya la inteligencia y el buen comportamiento del canino involucrado, lo que ha servido para suavizar la postura de algunos críticos y destacar el debate sobre la coexistencia armónica de humanos y animales en espacios compartidos.

Gracias a la rápida acción de los bomberos, un potencial desastre fue contenido en el corazón de Cali, marcando otro incidente preocupante para la ciudad - crédito @ColombiaOscura / X
Gracias a la rápida acción de los bomberos, un potencial desastre fue contenido en el corazón de Cali, marcando otro incidente preocupante para la ciudad - crédito @ColombiaOscura / X

Este incidente refleja las diversas perspectivas que coexisten en la sociedad sobre el rol y el trato que deben recibir las mascotas en el espacio público, especialmente en sistemas de transporte masivo, donde la demanda de asientos es alta. Destaca la necesidad de seguir dialogando y estableciendo políticas inclusivas que consideren tanto el bienestar animal como el humano, buscando siempre el equilibrio y la convivencia pacífica.

Acción policial en Cali rescata a pitbull maltratado tras denuncia ciudadana

En Cali, la Policía Metropolitana intervino en un incidente de maltrato animal que se hizo viral tras ser compartido por ciudadanos preocupados. La acción policial tuvo lugar el miércoles 10 de abril en el conjunto de apartamentos Caminos de Pangola. Los ciudadanos alarmados alertaron a las autoridades después de observar en un video cómo una mujer maltrataba a su mascota, una perra pitbull que recientemente había tenido siete cachorros.

El escrúpulo del caso se agudizó cuando el capitán Andrés Mauricio Portilla Díaz, jefe de la seccional de Carabineros y Protección Ambiental de la policía de la localidad, informó que, tras las primeras inspecciones, los animales fueron trasladados a un hogar temporal mientras se espera el procedimiento oficial de inspección. Los animales no mostraron signos evidentes de abuso según el reporte inicial, pero fue la comunidad la que, a través de su insistencia y el apoyo de las pruebas en video, motivó una revisión más a fondo que condujo al rescate de la perra y sus crías el jueves 11 de abril para una evaluación veterinaria detallada.

Policía de Cali rescató a pitbull víctima de maltrato en Jamundí - crédito Policía Cali

La denuncia ciudadana y la reacción de la Policía Metropolitana de Cali fueron cruciales en la mitigación de este caso. Individuos y representantes políticos y sociales de Cali y Jamundí expresaron su repudio ante el maltrato y solicitaron acciones inmediatas a través de publicaciones y declaraciones que resonaron en la esfera pública. La situación generó una amplia condena y reiteró el llamado a la conciencia sobre el trato digno a las mascotas y a la importancia de la intervención comunitaria y policial ante casos de maltrato animal.