El presidente tendría que pedir permiso al Congreso para iniciar acercamientos con grupos armados

A través de un proyecto de acto legislativo, el Centro Democrático pretende que quienes ostenten el cargo de jefe de Estado cuenten primero con el beneplácito del Legislativo para buscar acuerdos de paz

Compartir
Compartir articulo
Según el representante Óscar Villamizar en los últimos 40 años los procesos de paz solo han generado más violencia, por lo que busca que el Legislativo los apruebe, antes de los jefes de Estado inicien acercamientos con grupos armados. (Crédito: Europa Press / Sebastian Marmolejo)
Según el representante Óscar Villamizar en los últimos 40 años los procesos de paz solo han generado más violencia, por lo que busca que el Legislativo los apruebe, antes de los jefes de Estado inicien acercamientos con grupos armados. (Crédito: Europa Press / Sebastian Marmolejo)

El representante a la Cámara Óscar Villamizar presentó un proyecto de reforma constitucional con el que se busca que los mandatarios nacionales soliciten un permiso al Congreso para poder iniciar acercamientos y procesos de paz con grupos armados ilegales.

“La facultad de aprobar el inicio oficial de negociaciones que busquen convenir un tratado o acuerdo de paz con Grupos Armados Organizados por iniciativa del Presidente de la República, se requerirá mayoría absoluta del Congreso pleno que votará una vez se radique la solicitud por el Presidente de la República (sic)”, citaron de uno de los apartes del proyecto de acto legislativo del congresista uribista en La FM Radio.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel

En la iniciativa también se contempla que este tipo de negociaciones, como las que está adelantando el actual Gobierno Nacional, esté expresamente prohibido que las mismas se adelanten con estructuras al margen de la ley que hayan perpetrado violaciones al Derecho Internacional Humanitario (DIH).

“Se prohíbe convenir o ratificar acuerdos de paz con Grupos Armados Organizados que hayan cometido los delitos de homicidio contra persona protegida por el Derecho Internacional Humanitario, Secuestro; Tráfico, Fabricación o Porte de Estupefacientes, Extorsión, delitos que atenten contra la libertad, integridad y formación sexual, o cualquier delito que tenga por víctima a un niño, niña o adolescente, inclusive el reclutamiento (sic)”, destacaron en el medio radial del proyecto.

Villamizar aseveró que su proyecto surge por las negociaciones fallidas en la historia reciente del país, que lejos de lograr el cese del conflicto, por el contrario lo ha empeorado.

“En los últimos 40 años se han hecho por lo menos 14 intentos de acuerdos con Grupos Armados Organizados que solo han dejado más violencia, más coca, más secuestro, más extorsiones. Como colombiano nos mamamos y presentamos un Proyecto de Acto Legislativo para regular los acuerdos, el presidente tendrá que venir al Congreso de la República a explicarle por qué y con quién va a hacerlos”, dijo en la mencionada emisora.

Gobierno y ELN cierran un nuevo ciclo de negociación

Aureliano Carbonell, Iván Cepeda, Vera Grabe y Pablo Catatumbo tras cierre del quinto ciclo de diálogos de paz - crédito Comisionado de Paz
Aureliano Carbonell, Iván Cepeda, Vera Grabe y Pablo Catatumbo tras cierre del quinto ciclo de diálogos de paz - crédito Comisionado de Paz

El pasado viernes 1° de marzo concluyó el sexto periodo de conversaciones de la Mesa de Diálogos entre el Gobierno Nacional y el ELN, que se llevó a cabo en Cuba, tras superar el impasse en el proceso de diálogo entre ambas partes por el diálogo regional que se realizó en Nariño.

El Ministerio de Relaciones Exteriores del país insular emitió un comunicado con el que señalaron que la sexta sesión “tuvo lugar del 22 de enero al 6 de febrero” y señaló que “los integrantes de la delegación del ELN abandonaron Cuba”.

Este anuncio da a entender la normalización del proceso de diálogo después de que los insurgentes declararan el “congelamiento” del proceso acusando al Gobierno de presuntas infracciones al acuerdo de cese al fuego extendido por otros seis meses a comienzos de febrero.

Durante estas reuniones en Cuba, se evaluó el progreso de los acuerdos ya establecidos y los desafíos que enfrenta la Mesa de Diálogos para la Paz, incluyendo el tema de los secuestros.

Justamente este viernes, el Comando Central del ELN reveló mediante un comunicado que ya no posee secuestrados por motivos económicos, cumpliendo así con una directriz dada durante el proceso de paz.

El Gobierno de Colombia está en etapas variadas de diálogo tanto con el ELN como con la disidencia del Estado Mayor Central (EMC) de las disidencias de las Farc, comprometiéndose ambos a la cesación de secuestros y contribuyendo al alivio humanitario de las comunidades más golpeadas.

Ese mismo viernes, desde el Ejecutivo colombiano comunicaron la designación del exmiembro del Consejo Nacional Electoral, Armando Novoa, como el nuevo jefe negociador con la Segunda Marquetalia, la disidencia de las extintas Farc que conformó alias Iván Márquez quien traicionó el acuerdo de 2016 con esa guerrilla.