Coca colombiana es encontrada por las autoridades estadounidenses camufladas en un par de patines

Las autoridades llevaron a cabo la entrega vigilada del paquete en una propiedad de Kenosha, en donde realizaron un registro y decomisaron 1.048 gramos de cocaína

Compartir
Compartir articulo
Los patines habían sido enviados desde Bogotá - crédito Shutterstock.
Los patines habían sido enviados desde Bogotá - crédito Shutterstock.

El Departamento del Sheriff del condado de Kenosha (Wiskonsin - Estados Unidos), reportó que en una investigación sobre contrabando fue interceptado un paquete con un par de patines que pretendían esconder cocaína colombiana.

Ese paquete había salido de Bogotá hacia el condado estadounidense, según explicó el oficial en su cuenta de Facebook. Fue el personal de Investigaciones de Seguridad Nacional quienes lo alertaron de que el contenido del paquete había dado positivo para cocaína. El paquete, al que se le atribuyó un carácter sospechoso, contenía un par de patines en línea de la marca Canariam.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel.

Los investigadores de la Seguridad Nacional llevaron a cabo una serie de evaluaciones en las ruedas, revelando que contenían una sustancia parecida a la gelatina que resultó ser cocaína, informaron las autoridades.

Esta acción condujo a que los detectives consiguieran una orden de registro, destinada a ejecutarse al momento de entregar el paquete en el domicilio al que iban dirigidos los patines.

En la operación, efectivos del Departamento del Alguacil del Condado de Kenosha y agentes de Seguridad Nacional llevaron a cabo la entrega vigilada del paquete en la residencia localizada en la 26th Avenue. Tras la aceptación del paquete por parte de los residentes, se efectuó un registro en la propiedad, hallando lo siguiente:

  • 1.048 gramos de cocaína, valorados en $35.000 dólares en el mercado.
  • Documentación de transferencias monetarias desde Kenosha a Bogotá sumando más de $30.000.
  • Múltiples documentos fraudulentos, incluyendo tarjetas de residencia permanente, números de seguridad social y cédulas de identidad colombianas falsificadas.

Hasta la tarde del sábado, no se habían efectuado arrestos, aunque la policía indicó que se estaban considerando posibles acusaciones contra los implicados.

Kenosha, a orillas del lago Michigan - crédito Wikipedia, la enciclopedia libre.
Kenosha, a orillas del lago Michigan - crédito Wikipedia, la enciclopedia libre.

El desafío que representa el narcotráfico para el gobierno sigue en pie, con esfuerzos enfocados en erradicar los beneficios ilegales derivados de la exportación de drogas que afectan la imagen de Colombia internacionalmente.

En este contexto, Florida (Estados Unidos) se convirtió en escenario donde cuatro ciudadanos colombianos fueron acusados por tráfico de drogas, específicamente cocaína. Las operaciones involucraban vuelos comerciales desde el aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón en Cali hacia el Gustavo Rojas Pinilla en San Andrés, con destino final en Estados Unidos.

Según un documento judicial citado por la prensa, estos individuos, identificados como Héctor Fabio Marín Usme (37 años), Luis Arbey Vásquez Romero (46), David Esteban Cárdenas Miramag (27), y John Janier Buitrago Muñoz (34), serían parte de una organización delictiva que aprovechaba sus cargos en dichos aeropuertos para traficar la sustancia. Dentro de sus roles, Buitrago Muñoz actuaba como oficial de policía en San Andrés y Vásquez Romero y Cárdenas Miramag llevaban a cabo labores de seguridad y manipulación del cargamento ilícito en Cali, respectivamente, mientras que Marín Usme era el encargado de reclutar para el tráfico de la droga.

Las autoridades colombianas siguen en una eterna lucha por combatir el tráfico de drogas - crédito Shutterstock.
Las autoridades colombianas siguen en una eterna lucha por combatir el tráfico de drogas - crédito Shutterstock.

La acusación detalla que, desde una fecha indeterminada, estos implicados buscaron traficar cocaína hacia San Andrés y luego hacia el exterior, empleando vuelos comerciales y escondiendo la droga en cajas de manzanas para evadir la detección por cámaras de seguridad.

El 29 de julio de 2023, un intento de contrabando con un cargamento de 1.300 kilogramos de cocaína fue interceptado por las autoridades en el aeropuerto de San Andrés. De ser hallados culpables, los acusados enfrentarían cadena perpetua, según indicó el fiscal Roger B. Handberg.

Este caso es el resultado del esfuerzo de la Fuerza de Tarea de Control de Drogas contra el Crimen Organizado (Ocdetf) en desmantelar redes relacionadas con narcotráfico y otros delitos.

Paralelamente, Edgar Cubillos Burbano, alias ‘Don Julio’ (63 años), se declaró culpable en Florida por su papel en la operación de laboratorios de cocaína que abastecían al Clan del Golfo, contribuyendo a la distribución de drogas hacia Estados Unidos y Europa. Capturado en 2021 y extraditado en noviembre de 2023, ‘Don Julio’ también enfrentaría una pena de cadena perpetua por sus delitos.