Universitario murió electrocutado mientras cargaba su celular en Santa Marta

Una descarga eléctrica terminó con la vida del joven de tan solo 21 años

Compartir
Compartir articulo
Murió mientras cargaba el celular en Santa Marta - créditos (Freepik)
Murió mientras cargaba el celular en Santa Marta - créditos (Freepik)

Hay consternación en Santa Marta a causa de una insólita muerte que ocurrió en la vereda Calabozo, en donde un joven de tan solo 21 años falleció cuando conectó su celular para cargar.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel.

El joven que sufrió la descarga eléctrica fue identificado como Moisés Ramos, un estudiante universitario e hijo de una pareja propietaria de un reconocido hotel de la zona turística. Precisamente sus padres fueron quienes se percataron de la escena.

Por qué murió al cargar su celular

La tragedia se habría desencadenado por las fuertes brisas que terminaron afectando el sistema eléctrico de la zona; además, el otro factor que desató el triste final fue el mismo Ramos, que se habría bañado minutos antes y aún mojado conectó el cargador a la toma de corriente, que produjo la descarga eléctrica que le costó la vida.

Fue tal el choque de energía que no pudo ser trasladado a un centro asistencial y falleció en el lugar del accidente. Tanto la comunidad como los familiares de Ramos han manifestado estar desconcertados y tener un inmenso dolor por la partida del joven universitario que recordado por su carisma.

Así como las voces que han lamentado el fallecimiento han señalado la necesidad de tener un servicio de electricidad seguro en las zonas rurales de la región turística para garantizar la energía en el departamento y prevenir tragedias como la ocurrida en el municipio de Calabozo.

Para garantizar la seguridad de los dispositivos eléctricos en el hogar y evitar el riesgo de descargas eléctricas o incendios al cargarlos, es fundamental seguir una serie de recomendaciones básicas:

  • Utilizar cargadores originales: Siempre es preferible utilizar el cargador proporcionado por el fabricante del dispositivo. Los cargadores de baja calidad o no originales pueden no cumplir con las especificaciones necesarias y aumentar el riesgo de incidentes.
  • Evitar el uso excesivo de adaptadores y regletas: Conectar demasiados dispositivos a una sola toma de corriente puede provocar sobrecargas. Si es necesario utilizar una regleta, asegúrese de que sea de calidad y cuente con protección contra sobretensiones.
  • No sobrecargar los enchufes: Conectar varios cargadores en un solo enchufe puede calentar los cables y enchufes, lo que eventualmente podría derivar en un incendio.
  • No cubrir los dispositivos mientras se cargan: Cubrir los dispositivos electrónicos y sus cargadores impide la correcta ventilación, lo que puede generar sobrecalentamiento.
  • Desconectar los cargadores que no se estén usando: Los cargadores pueden seguir consumiendo electricidad incluso si no están conectados a un dispositivo. Desconectarlos ayuda a prevenir el sobrecalentamiento y ahorra energía.
  • Mantener los dispositivos y cargadores lejos de superficies inflamables: Evitar cargar dispositivos sobre camas, sofás o cualquier superficie que pueda capturar calor. Lo ideal es colocarlos en superficies duras y estables.
  • Inspeccionar regularmente cables y enchufes: Verificar que no estén dañados, desgastados o expuestos; cualquier signo de deterioro podría aumentar el riesgo de incendio.
  • No mojar los dispositivos ni los cargadores: El contacto con el agua puede provocar cortocircuitos y descargas eléctricas. Asegurarse de que manos y superficies estén secas antes de conectar dispositivos a la corriente.
  • Evitar cargar dispositivos durante tormentas eléctricas: Las fluctuaciones de energía que pueden ocurrir durante las tormentas representan un riesgo adicional.
  • Utilizar protectores de sobretensión: Estos dispositivos pueden ayudar a proteger sus aparatos eléctricos de picos de tensión imprevistos, reduciendo el riesgo de daño y fuego.

Aplicar estas precauciones y consejos puede ayudar significativamente a prevenir incidentes eléctricos en el hogar, brindando una mayor seguridad a los usuarios y prolongando la vida útil de los dispositivos eléctricos y electrónicos.