Proceso de paz: Gobierno y el ELN acuerdan continuar con los diálogos y ratifican fecha de inicio del séptimo ciclo de negociación

El pronunciamiento se dio a conocer luego de que la delegación del grupo armado ilegal había manifestado que su participación en la mesa estaba “congelada”, debido a lo que consideraba una crisis

Compartir
Compartir articulo
La jefe negociadora del Gobierno nacional, Vera Grabe, y el senador Iván Cepeda, que hace parte de la delegación, se refirieron al proceso de paz con el ELN y la superación de la crisis en la mesa de negociación - crédito @@IvanCepedaCast/X

En un comunicado conjunto, las delegaciones del Gobierno nacional y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), confirmaron el lunes 26 de febrero de 2024 que, tras la reunión efectuada en La Habana (Cuba) entre las partes, se determinó continuar con el cronograma previsto con el proceso de paz y confirmar la fecha de inicio del séptimo ciclo de negociaciones, que tendrá como sede a Caracas (Venezuela), a partir del 8 de abril.

El pronunciamiento de las partes se conoció luego de que el 21 de febrero, el ELN manifestara que los diálogos con el Gobierno del presidente Gustavo Petro se encontraban en crisis, debido a una serie de “acciones violatorias a lo pactado en la mesa de conversaciones”, que llevaron al grupo armado ilegal a “congelar” el desarrollo de la mesa; hasta tanto no se resolvieran las diferencias, surgidas por un proceso paralelo en Nariño.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel.

Las delegaciones del Gobierno nacional y el ELN se enfrentan a un nuevo desafío, luego de superar las dificultades que se dieron tras la culminación del sexto ciclo de negociación - crédito @DelegacionELN/X
Las delegaciones del Gobierno nacional y el ELN se enfrentan a un nuevo desafío, luego de superar las dificultades que se dieron tras la culminación del sexto ciclo de negociación - crédito @DelegacionELN/X

“Analizamos los avances en los acuerdos y los problemas que enfrenta la mesa de diálogos para la paz, frente a los cuales cada parte ha adquirido compromisos para el buen desarrollo del proceso. Continuaremos con las actividades previstas en los acuerdos. Realizaremos una evaluación de las gestiones y compromisos durante el séptimo ciclo que se adelantará en la República Bolivariana de Venezuela entre el 8 y el 22 de abril″, se leyó en la misiva.

De esta manera, se subsanó la crisis que se gestó luego del sexto ciclo de negociación, que se llevó a cabo en Cuba de 22 de enero al 8 de febrero, y que entregó como conclusiones la extensión del cese al fuego bilateral durante seis meses más, además de la suspensión de los secuestros extorsivos y la creación de un fondo multidonante, en pro de financiar el proceso, con la participación de los países garantes.

Ambas delegaciones agradecemos a la República de Cuba por su hospitalidad y apoyo, y a los países garantes y acompañantes permanentes, así como al grupo de países de acompañamiento, apoyo y cooperación (Gpaac), por sus buenos oficios durante el sexto ciclo y en el desarrollo de la presente reunión”, se añadió en el corto comunicado.

Con este pronunciamiento conjunto, el Gobierno nacional y el ELN confirmaron que continuarán con el proceso de paz, que había entrado en una fase de "congelamiento" - crédito @DelegacionGob/X
Con este pronunciamiento conjunto, el Gobierno nacional y el ELN confirmaron que continuarán con el proceso de paz, que había entrado en una fase de "congelamiento" - crédito @DelegacionGob/X

Superada crisis tras sorpresivo anuncio del ELN

El 21 de febrero de 2024, el Comando Central (Coce) del ELN dejó ver su molestia por lo que sería el diálogo regional en Nariño, que estaría por fuera del proceso nacional y que, de acuerdo con la delegación del grupo armado, desconoce la delegación de esta estructura presente en la mesa de negociación con el Gobierno y en el que participa la comunidad internacional como garante, al igual que la ONU y la Conferencia Episcopal.

“Sin ser de nuestra responsabilidad lo acontecido, los diálogos entre el ELN y el Gobierno Nacional entrarían en una fase de congelamiento mientras el Gobierno se disponga a cumplir lo acordado”, se indicó en el referido pronunciamiento, publicado en su página web, cuando afirmó que era una situación “que se veía venir”, pues fue expuesta en la mesa por la representación y que amenazó, incluso, con una crisis en el proceso.

En su denuncia, el ELN calificó de montaje este suceso, “disfrazado de diálogos regionales”, que significaba una “abierta crisis”, por lo que llamaron a consultas a la delegación, encabezada por Israel Pineda Ramírez, alias Pablo Beltrán, en relación con lo que llamaron las acciones cometidas por el comisionado de Paz, Otty Patiño; las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, que estarían vulnerando lo acordado en las negociaciones.

Las declaraciones del gobernador de Nariño, Luis Alfonso Escobar, que mencionó a medios locales que se instalaría la primera mesa regional con los actores armados, a partir de la primera semana de marzo, no cayeron bien en el ELN, que hizo ver su inconformismo por esta iniciativa, al margen de la que adelantan con el Ejecutivo y que tiene alcance nacional.