Pasaportes: Cancillería suspendió nueva licitación para hacer “una revisión completa”

En medio del escándalo que provocó la suspensión del ministro de Relaciones Exteriores, Álvaro Leyva, nuevamente se detuvo el proceso para ponerle la lupa a ciertos detalles

Compartir
Compartir articulo
Por segunda ocasión se suspende la licitación para la elaboración de pasaportes en Colombia - crédito Colprensa
Por segunda ocasión se suspende la licitación para la elaboración de pasaportes en Colombia - crédito Colprensa

Uno de los escándalos que rodeó al Gobierno de Gustavo Petro fue la licitación para la elaboración de los pasaportes en Colombia, que en septiembre de 2023 tuvo en vilo al país por posibles irregularidades y que le costó la suspensión temporal al canciller Álvaro Leyva por tres meses.

Durante la tarde del 23 de febrero, la historia se repite y la Cancillería informó que fue suspendido el proceso de licitación para la elaboración de pasaportes, que tenía a varias firmas interesadas y se revisarán varios detalles para continuar nuevamente, pero sin determinar en cuánto tiempo.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

Cabe recordar que el Tribunal Superior de Bogotá ratificó la suspensión de tres meses contra Álvaro Leyva, proferida por la Procuraduría en enero de 2024, mientras se investiga el caso por posibles irregularidades en el anterior proceso y que tomó un nuevo rumbo por una supuesta extorsión contra el ministro.

Nuevo proceso suspendido

El Ministerio de Relaciones Exteriores informó, por medio de un mensaje en la página del Secop, que el proceso 003 de 2023 para la elaboración de pasaportes quedó suspendido hasta nueva orden, sin dar más explicaciones sobre las razones para dicha decisión.

“Cordial saludo, El Ministerio de Relaciones Exteriores se permite informar a los interesados que se ha suspendido el proceso de “Pasaportes - Licitación Pública 003 de 2023″ con el fin de hacer una revisión completa de las observaciones presentadas y con el fin de tomar las decisiones más adecuadas a los intereses del país” decía en el portal web.

Según el periódico El Tiempo, las firmas que estaban interesadas en el proceso presentaron sus cuestionamientos e inquietudes, algunas de ellas fueron las muestras con especificaciones del pasaporte actual, que laboratorios internacionales sean los que revisen las libretas, la falta de un cronograma de licitación, entre otros.

¿Estarían ayudando a Thomas Greg & Sons?

La empresa que se encuentra como encargada de realizar los pasaportes es Thomas Greg & Sons, que en septiembre de 2023 iba a quedarse con la primera licitación, pero la Cancillería la detuvo y desde ese día comenzó todo el escándalo actual que dejó al ministro Álvaro Leyva en el ojo del huracán.

Una de las empresas interesadas en el actual proceso le dijo al periódico mencionado anteriormente que la nueva suspensión beneficiaría más a la entidad que sigue haciendo esas libretas: “Si le recortan tiempo a los procesos de contratación perjudican a las otras empresas interesadas”.

Otro punto mencionado es que, al parecer, se le daría prioridad a la Imprenta Nacional para que elabore los pasaportes: “Si asume este rol, tiene que garantizar que los pasaportes y visas tengan todos los elementos de seguridad o nos empezaran a cerrar las puertas de decenas de aeropuertos, exigiéndonos permisos que ya se habían logrado derribar”.

Leyva pierde otro round contra la Procuraduría

Álvaro Leyva recibió la suspensión de la Procuraduría el 24 de enero por no tener fundamentos fácticos, jurídicos y técnicos para suspender la primera licitación para la elaboración de pasaportes, pero no fue sino hasta el 7 de febrero que acató la decisión y se separó del cargo.

En ese tiempo, el canciller hizo lo posible para tumbar el fallo del Ministerio Público, radicó una tutela ante el Tribunal Superior de Bogotá y la pretensión fue negada porque “se constató que las decisiones adoptadas por la Procuraduría General de la Nación no vulneraron ni amenazaron sus derechos constitucionales fundamentales”.

El tribunal agregó que se cumplió “íntegramente con los presupuestos dispuestos en la normatividad y jurisprudencia vigente en materia disciplinaria, correspondiendo entonces a una actuación legítima de la entidad encartada”.