Familias desplazadas por el Clan del Golfo en Cáceres buscan refugio

El miedo se propaga en el Bajo Cauca antioqueño tras el desplazamiento forzado de seis familias rurales, evidenciando el control territorial del Clan del Golfo

Compartir
Compartir articulo
La situación en Cáceres se agrava con el reclutamiento de menores y amenazas a la población por parte del Clan del Golfo, poniendo en jaque la seguridad regional - Policía de Urabá
La situación en Cáceres se agrava con el reclutamiento de menores y amenazas a la población por parte del Clan del Golfo, poniendo en jaque la seguridad regional - Policía de Urabá

En el municipio de Cáceres, ubicado en la región del Bajo Cauca antioqueño, se ha informado sobre el desplazamiento de varias familias rurales, instigado por el grupo armado conocido como Clan del Golfo o AGC.

Según reportes, al menos seis familias se han visto obligadas a abandonar sus hogares y dirigirse hacia la zona urbana después de recibir amenazas directas de los integrantes de esta organización criminal. Las víctimas, advertidas por hombres armados, fueron forzadas a dejar sus tierras bajo la premisa de que estos terrenos pertenecen al Clan del Golfo, generando una situación de alarma y preocupación por el desplazamiento forzado en la región.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

Este grupo armado no solo ha exigido el desalojo de estas familias, sino que, según Caracol Radio y la Fundación Sumapaz, también se le atribuyen acciones como reclutamiento forzado, uso de menores en actividades ilícitas, homicidios entre otras violaciones a los derechos humanos en la zona.

El Clan del Golfo ha sido señalado de querer tomarse siete zonas de Colombia - crédito Fuerzas Militares
El Clan del Golfo ha sido señalado de querer tomarse siete zonas de Colombia - crédito Fuerzas Militares

“Es una situación muy grave y es que son personas que el Estado colombiano les ha restituido un predio y que les tiene que brindar unas garantías de seguridad, unas garantías para continuar con su proyecto de vida en esta zona, pero lamentablemente los grupos armados evidentemente siguen presionando a esas poblaciones para que el proceso de restitución no siga avanzando”, explicó Óscar Yesid Zapata, vocero de la ONG Fundación Sumapaz.

Las familias afectadas, que habían sido beneficiadas por sentencias judiciales de restitución de tierras, se encuentran ahora en una situación de vulnerabilidad, enfrentando la pérdida de sus proyectos productivos y la inestabilidad económica. La Personería de Cáceres y diversas organizaciones han alertado sobre estas circunstancias, señalando la necesidad urgente de protección y seguridad para estas comunidades.

Informaciones adicionales señalan que la llegada de aproximadamente diez hombres armados y encapuchados a la vereda Anara fue el detonante de esta ola de desplazamientos. El ultimátum dado a las dieciocho familias residentes en el lugar ilustra la tensión prevalente en el área, exacerbada por conflictos territoriales previos entre el Clan del Golfo y Los Caparros. Este contexto de violencia y extorsión ha llevado a líderes locales a solicitar al gobierno nacional una aceleración en los diálogos de paz con las AGC, en busca de una solución que garantice la seguridad y el bienestar de los habitantes de Cáceres.

Operativo sorpresa del Ejército contra Clan del Golfo deja un saldo de cuatro muertos y ocho heridos

Líderes sociales y organizaciones de derechos humanos, como Sumapaz, han hecho un llamado a reforzar las medidas de seguridad en el área e insisten en la importancia de cumplir con los procesos de restitución de tierras. La situación plantea un desafío significativo tanto para las autoridades locales como nacionales, en términos de gestionar el impacto de los grupos armados en la estabilidad y seguridad de las comunidades rurales en Colombia.

El Ejército Nacional lamentó el asesinato de los cuatro soldados profesionales en Antioquia, en medio de enfrentamientos con el Clan del Golfo - crédito @COL_EJERCITO/X
El Ejército Nacional lamentó el asesinato de los cuatro soldados profesionales en Antioquia, en medio de enfrentamientos con el Clan del Golfo - crédito @COL_EJERCITO/X

En Colombia, recientes enfrentamientos en la zona rural de Segovia, Antioquia, y el sur de Bolívar entre el Ejército Nacional y el Clan del Golfo, han resultado en la muerte de cuatro militares y la lesión de otros ocho, entre ellos un oficial y dos suboficiales. Un miembro del grupo armado ilegal también perdió la vida en el choque, que tuvo lugar específicamente en el sector de Cancha Manila. Los heridos fueron trasladados a Barrancabermeja, Santander, donde se encuentran en condición estable, según las Fuerzas Militares de Colombia.

Este enfrentamiento se produjo cuando unidades especiales del Comando General de las Fuerzas Militares sorprendieron a las fracciones Jorge Iván Arboleda Garcés y Jairo Julio Hoyos pertenecientes al Clan del Golfo, armado con fusiles y munición abundante.

En respuesta, se ha dispuesto el envío de más de 170 soldados adicionales al área para reforzar las operaciones, además de intensificar la actividad ofensiva mediante aeronaves de combate. La violencia en la región ha afectado gravemente a las familias locales, muchas de las cuales han sido forzadas a desplazarse o a confinarse en sus hogares debido a la presión de los grupos ilegales.

Según informaciones de Caracol Radio, el Ministerio de Defensa ha anunciado una ofensiva contra el Clan del Golfo, organización que ha demostrado un crecimiento en su influencia y acciones delictivas en múltiples departamentos de Colombia, incluidos el Cauca, Nariño, Putumayo, Antioquia, Chocó y Norte de Santander.

El Clan del Golfo ha venido estableciendo alianzas con otras estructuras criminales para expandir su control sobre actividades ilícitas como el narcotráfico, la migración irregular, la minería ilegal y la extorsión. Para contrarrestar esta expansión, el Ministerio de Defensa planea incrementar la presencia militar en las regiones afectadas y ha instado a una acción decisiva contra el grupo armado.