Mujer asesinó a su expadrastro porque dejó a su mamá: el hombre era víctima de violencia intrafamiliar

De acuerdo con las autoridades, la madre de la señalada del homicidio agredía constantemente a la víctima, por lo que terminó la relación

Compartir
Compartir articulo
Las autoridades indicaron que la mujer fue capturada por el homicidio de su expadrastro - crédito Policía

El 7 de febrero la fiscalía dio a conocer la judicialización de Sandra Liliana Romero Pallares, de 32 años, una mujer que había sido capturada como principal sospechosa del homicidio de su expadrastro Orlando Pinto Rangel.

De acuerdo con lo expuesto por las autoridades, el crimen tuvo lugar el 25 de enero en el corregimiento de Monterrey del municipio de Simití (Bolívar), cuando Pinto Rangel se dirigía a la finca donde trabajaba como vigilante.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel.

Sobre las 5:30 de la mañana la mujer aprovechó la oscuridad, se escondió entre la maleza de una vía rural y salió al paso de su expadrastro. Romero Pallares sacó un cuchillo y apuñaló en cinco oportunidades al hombre de 50 años, que perdió la vida mientras era trasladado a un centro asistencial.

La mujer se habría escondido entre la maleza para atacar al hombre de 50 años, quien se desplazaba en moto a su lugar de trabajo a tempranas horas de la madrugada. Los ataques al parecer los habría realizado con un palo y un arma blanca ocasionándole múltiples heridas. El hombre, pese a que fue auxiliado de manera rápida por la comunidad del sector que se percató del hecho, murió mientras era trasladado a un centro hospitalario”, indicó la Fiscalía.

Extraoficialmente se conoció que la mujer habría actuado en complicidad con una de sus hermanas, quien habría sido la encargada de golpear con un palo a Orlando Pinto; sin embargo, las autoridades solo capturaron a Sandra Liliana Romero.

Sandra Liliana Romero Pallares asesinó al ex de su mamá - crédito Policía
Sandra Liliana Romero Pallares asesinó al ex de su mamá - crédito Policía

“La comunidad llamó a la Policía y al llegar al sitio halló un cuchillo, un palo y un charco de sangre, señalando que la hoy capturada habría sido la autora material del homicidio”, indicaron las autoridades.

El reporte de las autoridades indicó que lo que condujo a la mujer a cometer el crimen fue la ruptura de Pinto Rangel con su madre, quien lo golpeaba y lo violentaba en repetidas oportunidades, lo que lo condujo a tomar la decisión de la ruptura amorosa.

“Durante la investigación se pudo establecer que existía un problema de violencia familiar en el que la excompañera sentimental de la víctima, y madre de la hoy asegurada, permanentemente agredía al hombre por lo que él decidió terminar la relación. La situación no fue aceptada por la mujer ni sus hijas, quienes continuaron con las agresiones y amenazas permanentemente”, agregó la Fiscalía.

Por su parte el comandante de la Policía del Magdalena Medio, el coronel Luis Alejandro Cubillos, indicó que la mujer fue capturada en flagrancia luego de que la comunidad diera aviso a las autoridades.

Orlando Pinto Rangel fue asesinado por su hijastra - crédito redes sociales / Facebook
Orlando Pinto Rangel fue asesinado por su hijastra - crédito redes sociales / Facebook

De acuerdo con el oficial, al momento de la captura, la mujer aún portaba el cuchillo sucio de sangre con el que apuñaló y le quitó la vida a su expadrastro.

“En una reacción rápida de nuestras unidades adscritas a la subestación de Policía del corregimiento de Monterrey, logran la captura en flagrancia de Sandra Liliana Romero, hija de la expareja sentimental de a víctima. A esta persona le fue incautada el arma blanca con la que comete el hecho”, ´puntualizó el coronel Luis Alejandro Cubillos.

La capturada fue dejada a disposición de la Fiscalía y le imputaron cargos por el delito de homicidio agravado, el cual no fue aceptado y fue cobijada con medida de aseguramiento en centro carcelario.

De acuerdo con el último informe del Instituto Colombiano de Medicina Legal y Ciencias Forenses, en 2023 se presentaron 63.982 casos de violencia intrafamiliar en todo el territorio nacional.

Aunque es poco común, debido a las pocas denuncias presentadas, la violencia intrafamiliar hacia hombres ascendió a 14.735 reportes, un aumento considerable respecto al 2022 cuando se reportaron 13.891 casos.