Presupuesto General de la Nación para 2024 es una “chambonada” que romperá la regla fiscal

Al director del Centro de Gerencia y Empresa de la Universidad EAFIT, Martín Jaramillo, le preocupa, entre otras cosas, que la Dian no recaude $15 billones por litigios y arbitraje

Compartir
Compartir articulo
El Presupuesto General de la Nación de 2024 tendrá que ser redistribuido luego de que la Corte Constitucional tumbó la prohibición de deducir regalías a petroleras que se estableció en la reforma tributaria de 2022 - crédito Carlos Ruiz/Pixabay
El Presupuesto General de la Nación de 2024 tendrá que ser redistribuido luego de que la Corte Constitucional tumbó la prohibición de deducir regalías a petroleras que se estableció en la reforma tributaria de 2022 - crédito Carlos Ruiz/Pixabay

El Presupuesto General de la Nación (PGN) que ejecutará el Gobierno de Gustavo Petro está por el orden de los $502,6 billones, cifra 18,9% superior al PGN 2023 ($422,8 billones). Los recursos se gastarán en funcionamiento ($310 billones), servicio de deuda ($95 billones) e inversión ($24,1 billones).

Esto, luego de una polémica aprobación en el Congreso de la República, ya que no se sabe con claridad de dónde saldrán algunos recursos.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

Después de varios meses de aprobado y con el 2024 en curso, el economista y administrador Martín Jaramillo, director del Centro de Gerencia y Empresa de la Universidad EAFIT, hizo una fuerte crítica al respecto.

Por medio de X (antes Twitter) hizo un riguroso análisis en el que concluyó que “el Presupuesto General de la Nación de $503 billones es una chambonada monumental que va a terminar por romper la regla fiscal, si no se recorta de manera urgente”.

Publicación del economista y administrador Martín Jaramillo, director del Centro de Gerencia y Empresa de la Universidad EAFIT, sobre el Presupuesto General de la Nación para 2024 - crédito @TinoJaramillo/X
Publicación del economista y administrador Martín Jaramillo, director del Centro de Gerencia y Empresa de la Universidad EAFIT, sobre el Presupuesto General de la Nación para 2024 - crédito @TinoJaramillo/X

En este dio a conocer tres puntos preocupantes. Son los siguientes:

1. No se van a recaudar $15 billones de litigios, como han señalado varias instituciones independientes. La inclusión del recaudo incierto en el PNG va en contravía de buenas prácticas internacionales de transparencia presupuestal.

Para él, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) hizo mal en ofrecerlo y peor estuvo el Ministerio de Hacienda por incluirlo.

2. Una tercera parte de la reforma tributaria (la Corte Constitucional tumbó la prohibición de deducir regalías a petroleras) se cayó por errores técnicos graves que fueron advertidos hasta la saciedad por diferentes instituciones expertas (Econometría, Fedesarrollo, Carf).

Al respecto, dijo que la defensa del Ministerio de Hacienda, de la Dian y del Ministerio de Justicia en la Corte Constitucional fue una vergüenza.

3. El presupuesto ni se está gastando eficientemente, ni equitativamente, y ni siquiera políticamente conveniente.

Sobre esto, dijo que quemar plata subsidiando peajes, pagando litigios innecesarios y enchufando amigos con contratos de prestación de servicios (OPS), como sucede en el Ministerio del Deporte, es un despropósito.

“No creo que la historia sea benevolente con un Ministerio de Hacienda pasivo y dócil ante reformas laborales, pensionales y de salud nocivas para la economía, las finanzas publicas y el bienestar de los más pobres”, advirtió.

Eso sí, según él, de lo que no hay duda es que le van a cobrar los desequilibrios fiscales.

Publicación del economista y administrador Martín Jaramillo, director del Centro de Gerencia y Empresa de la Universidad EAFIT, sobre el Presupuesto General de la Nación para 2024 - crédito @TinoJaramillo/X
Publicación del economista y administrador Martín Jaramillo, director del Centro de Gerencia y Empresa de la Universidad EAFIT, sobre el Presupuesto General de la Nación para 2024 - crédito @TinoJaramillo/X

Además, Jaramillo advirtió que “un presupuesto construido en arena movediza que se fija bordeando la regla fiscal es el equivalente a darle las llaves de la cuatrimoto a un borracho manejando en el filo del abismo”, algo que “puede que la saque barata, pero es una pésima idea”.

Para rescatar, puntualizó que por fortuna el Ministerio de Hacienda todavía puede corregir.

Ante el posible desface y el inminente ajuste del presupuesto, precisó que ahora cualquier recorte inferior a los $25 billones es insensato.

Al Ministerio de Hacienda le falta de rigor

Para el exdirector de la Dian Lisandro Junco, en el Presupuesto de 2024 hay una falta de rigor del ministro de Hacienda, Ricardo Bonilla, frente a este y frente al Marco Fiscal de Mediano Plazo (MFMP) que sustenta los ingresos.

Esto se debe a que Bonilla afirmó recientemente haber discutido el asunto con la Dian, dejando establecido un mecanismo que se emplea por primera vez en la entidad, conforme a lo determinado en la reforma tributaria que entró en vigencia en 2023. Además, señaló la implementación de nuevas herramientas tecnológicas y la expansión de personal, con el objetivo de fortalecer las capacidades de la entidad.

Al respecto, Junco señaló que “ninguno de los 96 artículos de recién aprobada ley hace referencia a nuevos mecanismos de litigio”.

Además, aunque aceptó que el MFMP establecido por este Gobierno para 2024 sí dispone el arbitramento de litigios tributarios, el cual va a ayudar a alcanzar un recaudo máximo histórico, que sería del 20,5% del Producto Interno Bruto (PIB), no es lo mismo que está en la reforma tributaria.