Bloqueada la vía Bogotá-Anapoima, por protestas de los habitantes de La Mesa: cuál es la razón

Habitantes de la zona han expresado que desde el martes 5 de diciembre al mediodía se encuentra cerrada la carretera que conduce desde la capital del país hasta el municipio de Anapoima en el sector de La Mesa

Compartir
Compartir articulo
Las personas aseguran que no levantarán el bloqueo hasta no hablar con el alcalde del municipio, Humberto Segura, pues alegan que no están de acuerdo con que cobren por parquear en la vía - crédito Arkanos Trujillo/Facebook

El municipio de Anapoima, Cundinamarca, está a 85 kilómetros de Bogotá, camino que usualmente no implica más de tres horas para quienes circulan por esta carretera. Sin embargo, varios ciudadanos y usuarios en redes sociales han manifestado que sobre las 12 del mediodía del martes 5 de diciembre los bloqueos en el corredor Bogotá-Anapoima han dificultado la movilidad.

Es casi llegando a Anapoima donde se encuentran los bloqueos, precisamente cerca del municipio de La Mesa, Cundinamarca. En esta zona los habitantes están protestando por el cobro de parqueo en el municipio. Una ciudadana del sector le dijo a Infobae Colombia que desde el jueves “la gente estaba rebotada porque anunciaron que les van a cobrar el parqueadero en la calle publica”.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

Desde el 5 de diciembre, en La Mesa, la vía que conduce de Bogotá a Anapoima está bloqueada - crédito Facebook
Desde el 5 de diciembre, en La Mesa, la vía que conduce de Bogotá a Anapoima está bloqueada - crédito Facebook

En video los manifestantes dicen: “No vamos a parar hasta no obtener una respuesta”; esperan que el alcalde de La Mesa, Humberto Segura, dialogue con los ciudadanos. Mientras tanto, solo están permitiendo el paso a Bomberos, Policía, ambulancias y personas que tengan que llegar a centros de salud.

Durante toda la noche mantuvieron la vía cerrada. Incluso, hicieron una olla comunitaria para alimentar a quienes se encontraban protestando.

Con olla comunitaria se manifiestan contra el cobro de parqueo en vía - crédito Arkanos Trujillo/Facebook

El Instituto Nacional de Vías (Invías) había respondido en la red social X a algunos ciudadanos que se preguntaban sobre interrupciones en la movilidad desde la noche del 5 de diciembre que los bloqueos eran por “evento especial”, agregaban que no había rutas alternas y que el paso estaba restringido en ambos sentidos.

Sobre las 11:00 p. m. del 5 de diciembre Invias reportó cierre en ambos sentidos en La Mesa - crédito @numeral767/X
Sobre las 11:00 p. m. del 5 de diciembre Invias reportó cierre en ambos sentidos en La Mesa - crédito @numeral767/X

A las 8:50 a. m. del 6 de diciembre Invias dijo que la vía Girardot-Mosquera continua con cierre temporal. “Las autoridades del sector trabajan en restablecer la movilidad. Tiempo de apertura se encuentra en verificación”, mencionaron en la misma publicación. Este cierre ha provocado un trancón monumental en la entrada de la calle 13 en Bogotá, que conecta la capital colombiana con el municipio de Mosquera, Cundinamarca.

Mientras tanto, Invías también informó que desde las 6 de la mañana del 6 de diciembre se habilitó el paso en el sector del Túnel Sumapaz en la vía Girardot-Bogotá, que había estado cerrado desde el pasado 3 de diciembre por mantenimiento vial.

Ya está desbloqueada la vía Panamericana entre Popayán y Cali

Después de una jornada de bloqueo que se prolongó por más de 24 horas, la vía Panamericana que conecta Popayán y Cali fue finalmente despejada. La medida se llevó a cabo como resultado del anuncio del Gobierno de iniciar conversaciones con las comunidades indígenas del pueblo nasa, que mantenían cerrado el tramo.

La comunidad reclama al Gobierno acciones en materia de seguridad, así como la no construcción de un resguardo misak en territorio nasa - crédito Facebook

La decisión de habilitar la carretera se tomó luego de que se confirmara una reunión entre la comisión gubernamental y representantes de las comunidades indígenas. Se espera que el encuentro sirva como plataforma para discutir las preocupaciones planteadas por los indígenas y buscar una solución definitiva.

El bloqueo, que comenzó a las 5:30 de la mañana del lunes 4 de diciembre en la vereda El Descanso, corregimiento del Pescador, Caldono, Cauca. Las manifestaciones fueron una respuesta a varios acontecimientos violentos en los territorios indígenas.

Uno de los motivos fundamentales de la movilización fue la posible autorización del Gobierno Nacional para establecer un nuevo resguardo indígena para la comunidad misak en la misma región del resguardo nasa, una medida que los manifestantes rechazan.

Los indígenas también expresaron su descontento debido a la falta de ampliación del resguardo La Laguna Siberia, una solicitud que lleva 20 años pendiente. Argumentan que desde 2003 no se ha producido ningún cambio en su territorio, y esta situación se agrava con la reciente aprobación de un nuevo resguardo en la zona.

Estas protestas se enmarcaban en el contexto del asesinato de Rogelio Chate Peña, mayor y sabedor espiritual del resguardo indígena de Pueblo Nuevo, Caldono, hecho que ocurrió el pasado 29 de noviembre en Santander de Quilichao. Chate Peña, quien también era gobernador del resguardo, desempeñaba un papel fundamental en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) como víctima del conflicto armado. Su homicidio es el número 152 de líderes sociales en lo que va del 2023, según el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz).

Rogelio Chate, líder social de Caldono, Cauca, fue asesinado en la zona - crédito Indepaz
Rogelio Chate, líder social de Caldono, Cauca, fue asesinado en la zona - crédito Indepaz

El Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric) denunció que, con el asesinato de Chate Peña, ya son seis sabedores ancestrales los que han perdido la vida en 2023. En un comunicado, expresaron: “Callar las voces y silenciar el conocimiento ancestral es una estrategia de guerra que genera profundas heridas”. La violencia en los territorios indígenas sigue siendo motivo de preocupación y movilización para las comunidades afectadas.