Los hogares colombianos cada vez pueden gastar menos: así decreció el consumo en octubre

Ya van 12 meses en que los consumidores del país reducen su gasto. Alimentos para el hogar (31,25%), así como transporte y comunicaciones (15,65%) son los principales destinos

Compartir
Compartir articulo
Alimentos para el hogar (31,25%) fue el principal gasto de los colombianos en el décimo mes del 2023- Carlos Ortega/EFE
Alimentos para el hogar (31,25%) fue el principal gasto de los colombianos en el décimo mes del 2023- Carlos Ortega/EFE

En octubre de 2023 hubo una caída del 2,3% en el gasto de los hogares en comparación con el mismo mes del año previo. No obstante, mostró una ligera recuperación en su tendencia.

De acuerdo con la Gastometría de Raddar, el gasto de los hogares en Colombia en octubre de 2023 ascendió a $84,9 billones, totalizando $1.010 billones en los últimos 12 meses. Esta cifra representó un aumento anual corriente del 9,60%, que en este mes evidenció una leve mejora en la dinámica del gasto.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Google News.

El gasto experimentó un cambio del 3,00% en pesos corrientes en relación con el mes anterior. Los hogares experimentaron una inflación mensual del 0,25% y de un 10,48% en comparación al año anterior.

Esto provocó una caída del 0,49% en términos reales con respecto al mes anterior y una disminución del 2,30% en comparación con el mismo mes del año pasado.

“El comportamiento del gasto de los hogares en este mes puede ser resultado de diversos factores. Entre ellos, se destaca un incremento del 5% en el salario mínimo real, lo que ha potenciado la capacidad adquisitiva. Además, se observa una tendencia al alza en el crecimiento de la colocación de tarjetas de crédito pese a que se mantiene en terreno negativo”, precisó Raddar.

Asimismo, explicó que la estabilización de los precios de la gasolina durante este periodo contribuye a mantener condiciones favorables para el consumo.

El impacto de los salarios

Los salarios (75,45%) continúan siendo la principal fuente de gasto de los hogares. Sin embargo, el crédito (20,15%) como fuente de gasto en los hogares ha demostrado una estabilización notoria.

“Esto sugiere que las familias ya no están reduciendo el uso del crédito con la misma intensidad que el año anterior. Asimismo, en los próximos meses se podría observar un cambio de tendencia en la importancia del crédito en el gasto”, explicó la firma.

Después de hablar de salarios y crédito, es necesario revisar el cambio en la tendencia del aporte de las remesas (4,40%) en el país, las cuales durante agosto y septiembre aportaban de forma positiva.

Sin embargo, en octubre se contrajeron, un comportamiento resultado, en primera medida, de la apreciación del peso colombiano, que lleva a que, frente a años pasados, el efectivo que entra al país por estas vías se reduzca, ya que al cambio son menos pesos por dólar.

En qué gastan los hogares colombianos

Comparado con octubre de 2022, los hogares han asignado más dinero a canastas básicas como alimentos para el hogar (31,25%), así como transporte y comunicaciones (15,65%).

Esto es resultado de que estas dos canastas son en las que el poder adquisitivo se ha visto más afectado ante la dinámica de precios, pues si bien la inflación de alimentos se ha desacelerado de forma paulatina, transporte repunta en inflación, ya que los precios del combustible han afectado el bolsillo de los hogares evidenciando una reestructuración positiva más evidente.

“Transporte y comunicaciones en lo corrido del 2023 ha sido la canasta con la mayor inflación respecto al mismo periodo del año pasado, un comportamiento relacionado con los incrementos de los precios de la gasolina en el país y que ha generado un recorte del poder adquisitivo de un 4,1%”

Ahora bien, alimentos para el hogar se ubicó por debajo de la inflación nacional, pero continúa siendo una de las canastas con la mayor caída del gasto real (-4,4%), una perdida incluso mayor que comidas fuera del hogar (-2,9%) a pesar de que esta canasta presentara una inflación significativamente mayor.

Por ciudades

Al poner como base octubre del 2019, se puede evidenciar que existe un aumento significativo en el nivel de precios en las cinco ciudades principales del país, Barranquilla y Medellín, con un aumento del 34%, y Cali con 33%, mientras que ciudades como Bogotá y Bucaramanga se ubican por debajo del nacional con 32% y 21% respectivamente.

Sin embargo, cuando se hace el mismo ejercicio con la asignación real (unidades adquiridas) se hace evidente que todas las ciudades presentaron una disminución en su poder adquisitivo respecto a un periodo dónde los precios de los combustibles estaban estables.

Bogotá presentó la menor caída en el índice, algo relacionado con que es esta ciudad los ingresos promedios son más altos que en resto del país.