Concejal denunció que con el San Juan de Dios está pasando lo mismo que con el Metro de Bogotá

De acuerdo con Diego Laserna (Alianza Verde) si el Ministerio de Cultura no autoriza la demolición de la Torre Central y la construcción del nuevo hospital, seguramente el contratista demandará. También prendió las alarmas alrededor de lo que contempla a este respecto el Plan Nacional de Desarrollo

Guardar

Nuevo

El hospital lleva más de 20 años cerrado, pese a que hace más de cuatro años ya hay un contrato firmado por $500.000 millones para demoler la torre central y construir un nuevo hospital.
El hospital lleva más de 20 años cerrado, pese a que hace más de cuatro años ya hay un contrato firmado por $500.000 millones para demoler la torre central y construir un nuevo hospital.

El concejal de la Alianza Verde Diego Laserna denunció el 21 de febrero que retrasos en la toma de decisiones por parte del Ministerio de Cultura podrían llevar a que el contratista de esta obra demande eventualmente al distrito por incumplimiento de un contrato firmado desde 2019. Así mismo, el concejal denunció que este gobierno central podría terminar no haciendo ni dejando hacer nada alrededor de este proyecto, tan necesario tanto para Bogotá como para el patrimonio nacional y urbanístico.

No es secreto para nadie que la demolición o el reforzamiento estructural de la Torre Central del complejo hospitalario San Juan de Dios ha sido la manzana de la discordia entre las administraciones distritales de Gustavo Petro, Enrique Peñalosa y Claudia López y hoy, años después de que comenzara esta discusión, aún es incierto si esta torre se demolerá o no.

Todo depende del Ministerio de Cultura, que ha hecho pronunciamientos públicos diciendo que van a recuperar este edificio, pero no es claro si hay recursos para hacerlo y cómo se solventarían las cuestiones legales con el distrito, ya que este tiene un contrato firmado por 500.000 millones de pesos con la empresa española Copasa, encargada de los diseños, demolición, construcción y equipamiento del nuevo hospital. Este, amerita recordarlo, fue un contrato que se pactó en la alcaldía de Enrique Peñalosa y que posteriormente fue aprobado por el Concejo de Bogotá mediante el Acuerdo 725 de 2018.

“El San Juan de Dios lleva más de 20 años cerrado, pudriéndose. En 2020 la alcaldía de Claudia López terminó un proceso licitatorio que comenzó Enrique Peñalosa para demoler la torre central y construir un edificio nuevo: un hospital de tercer nivel con 300 camas. Pero que pasa: como se deben tener en cuenta los valores patrimoniales del complejo, Copasa debe contar con la autorización de los diseños por parte del Ministerio de Cultura para iniciar la demolición del edificio antiguo y la construcción del nuevo. Y el nuevo ministerio de Cultura de Gustavo Petro ha dicho que no permitirá la demolición del edificio antiguo y la construcción del nuevo”, explicó el 21 de febrero el concejal Laserna.

Ojo con lo que contempla el PND

Adicional a esta primera parte de la denuncia, hay otro elemento que debe ser tenido en cuenta: en el Plan Nacional de Desarrollo el artículo 298 le da facultades extraordinarias al Gobierno nacional para expropiar el San Juan y el Materno Infantil que queda al lado. Eso lo que implica es que el distrito se va a quedar con un contrato firmado por 500.000 millones para construir un edificio nuevo que el Gobierno nacional no va a dejar construir. Y en paralelo el Gobierno nacional va a comenzar un proceso de expropiación sin tener claro si tienen la plata para comprarlo y recuperar el edificio.

En ese orden de ideas, añadió el cabildante, hoy no es claro qué va a hacer el distrito con el contrato con Copasa, pero se pueden ver varios escenarios: si el Ministerio de Cultura no autoriza la demolición de la Torre Central y la construcción del hospital nuevo, seguramente el contratista demandará; y tampoco es claro si la nación tiene los recursos para recuperar la Torre Central o si ese edificio podría servir para soportar la operación de un hospital moderno.

También surgen muchas dudas, indicó el cabildante, sobre cómo la nación, a través de las facultades extraordinarias solicitadas en el Plan Nacional de Desarrollo, espera adquirir el complejo. Si va a pagar por él o no, si tiene los recursos y si el distrito aceptaría alguna de esas dos alternativas. También podría haber demandas.

“En últimas, esto es muy parecido a lo que está pasando con el metro. El gobierno Nacional dice que como lo que tiene el distrito contratado no les gusta, ellos van a arrancar de cero y harán algo distinto. Y seguramente lo que terminará pasando es que no se hará nada. Ni se construirá el edificio nuevo que tiene contratado el Distrito, ni se recuperará la torre antigua, como quiere el gobierno Nacional”, concluyó el concejal Laserna.

Los tiempos

Durante la administración de Peñalosa se avanzó con el proceso licitatorio para demoler la Torre Central y construir un nuevo hospital de tercer nivel. El proceso se abrió finalizando el 2019. A Claudia López le cayó el proceso muy avanzado y lo adjudicó en el primer semestre de su gobierno en Julio de 2020.

El plazo de ejecución del contrato, por $466.576.184.539 de pesos, era entre 2020 y 2029 y el contrato también incluye la construcción de Centro de Atención Prioritaria en Salud (CAPS) y la construcción de un espacio de conexión peatonal entre la Calle 2 Sur y la Avenida la Hortua.

Guardar

Nuevo