Charles De Gaulle es considerado uno de los padres de la Francia moderna
Charles De Gaulle es considerado uno de los padres de la Francia moderna

Hay quienes dicen que fueron 140. Otros aseguran que se encontraron 187 casquillos de bala. Dos policías que lo escoltaban murieron, algunos disparos impactaron en la carrocería (hay teorías que dicen que fueron 14), los restantes se perdieron en el paisaje de la Avenue de la Liberation, una ruta camino al Aeropuerto de Orly, en París, Francia. Hay documentos que precisan que las balas penetraron los cuatro neumáticos; otros denuncian que fueron tres, otros, dos. Coinciden en algo: el Citroën DS 19 le salvó la vida a Charles De Gaulle, por entonces presidente francés.

Para narrar la historia del auto es menester entender por qué dispararon 140 ó 187 balas para matar al presidente de Francia. Charles De Gaulle fue un héroe de la Primera Guerra Mundial, integró el ejército polaco en el conflicto bélico contra la Rusia soviética y sostuvo la audacia y la cordura cuando Alemania invadió Francia en el inicio de la Segunda Guerra Mundial. A pesar de su derrocamiento, ascendió a general y fue nombrado subsecretario de guerra.

Luego del atentado, el presidente se mantuvo fiel al auto que le salvó la vida en 1962
Luego del atentado, el presidente se mantuvo fiel al auto que le salvó la vida en 1962

Se refugió en Londres, luego de que el mariscal Philippe Pétain se mostrara dispuesto a firmar el armisticio con los alemanes. Desde el exilio pronunció un célebre llamamiento a la resistencia. Winston Churchill lo reconoció representante legítimo de la "Francia libre", un estado paralelo que se consolidó en el Reino Unido, alineada con las fuerzas aliadas.

Charles de Gaulle lideró esta organización político-militar declarada heredera de la Francia ocupada. Fue un férreo e intransigente defensor de la dignidad, independencia y resistencia francesa. Con la caída del Tercer Reich, la rendición incondicional del régimen nazi, el desembarco en Normandía y el fin de la guerra, se posicionó al frente de un gobierno provisional de concentración en 1944, consolidó un gobierno estable y depuró a los colaboracionistas.

Charles de Gaulle estuvo al mando de la presidencia de Francia desde 1959 hasta 1969. Murió en 1970, a los ochenta años
Charles de Gaulle estuvo al mando de la presidencia de Francia desde 1959 hasta 1969. Murió en 1970, a los ochenta años

A los dos años tuvo que dimitir del poder y tras una derrota electoral en 1953 permaneció fuera de la esfera política. Pero el movimiento "gaullista" se mantuvo activo. En 1958, la guerra en Argelia y el movimiento independentista inspiró un golpe de Estado acaecido por los fieles al expresidente. Para no establecer una dictadura militar, las autoridades aceptaron las exigencias de los sublevados y convocaron a de Gaulle a tomar el poder.

En la historia cronológica del auto que salvó al presidente de Francia, Charles de Gaulle ya ocupaba su puesto, podía ubicárselo en el asiento trasero del Citroën DS 19. Tenía quienes querían verlo muerto. Lo que lo depositó en el poder lo convirtió posteriormente en una amenaza. La Guerra de Independencia de Argelia fue un período de lucha anticolonialista a cargo del Frente Nacional de Liberación de Argelia (FLN) que finalizó en 1962 con la descolonización francesa.

La independencia de Argelia del territorio francés inspiró el enojo de un grupo militar de nacionalistas
La independencia de Argelia del territorio francés inspiró el enojo de un grupo militar de nacionalistas

El presidente terminó concediendo la liberación del territorio argelino a efectos de un memorándum popular. Esta maniobra política engendró el odio en una parte de la sociedad. Jean Marie Bastien Thiry, diseñador de misiles y empleado de las Fuerzas Aéreas, se había confesado devoto de las políticas nacionalistas de De Gaulle, pero ante la concesión de la independencia de Argelia intentó asesinarlo.

El 22 de agosto de 1962 fue la fecha del atentado, el magnicidio frustrado. El comando paramilitar del OAS (Organisation Arinée Secréte: Organización Armada Secreta en español) cometió la operación Petit Clamart, por el nombre de la localidad en la que sucedió el ataque. Un chofer trasladaba al presidente y a su mujer Yvonne camino al aeropuerto parisino cuando atravesó un complot con doce hombres armados que arremetieron contra la delegación.

El Citroën DS 19 con los neumáticos pinchados y los orificios de bala, producto de la operación Petit Clamart
El Citroën DS 19 con los neumáticos pinchados y los orificios de bala, producto de la operación Petit Clamart

La OAS-France Mission 111 estuvo a las órdenes del teniente coronel Jean Marie Bastien Thiry y André Canal. Querían matar al presidente y desestabilizar el gobierno gaullista. Ninguna de las tres personas que viajaban en el interior del Citroën DS 19 resultaron heridas. La película "El día del Chacal" (1973) de Fred Zinnemann comienza con esta escena. Georges Watin, uno de los chacales que participaron en el atentado, responsabilizó del fracaso al exceso de personal y a la falta de profesionalismo.

Pero la respuesta está en el auto. El DS era, en aquellos años, un automóvil adelantado a su tiempo. Reservado para la alta sociedad francesa, fue desde su lanzamiento en 1955 un modelo revolucionario. Convergían en él un diseño refinado, una estética suave y francamente bella, y componente tecnológicos de avanzada. Tenía dirección asistida, discos de frenos delanteros, caja de cambios hidráulica, chasis monocasco y suspensión hidroneumática.

El Citroën DS fue lanzado en 1955 y recibió en 1999 el premio al “automóvil más bello de todos los tiempos” por la revista Classic & Sports Car
El Citroën DS fue lanzado en 1955 y recibió en 1999 el premio al “automóvil más bello de todos los tiempos” por la revista Classic & Sports Car

La BBC subraya una apreciación de Jean Luois Loubet en su libro "Historia del automóvil francés". El autor publicó que el Citroën DS 11 "literalmente ametrallado por decenas y decenas de balas, con los neumáticos delanteros lacerados, continuó su camino. No se desvió ni un segundo de su trayecto y le salvó la vida al general y a la señora De Gaulle. Y por supuesto todos dijimos: '¡Qué automóvil tan extraordinario!'".

La suspensión hidroneumática hizo del "Tiburón" uno de los autos más confortables del mercado y un signo de identidad para la marca francesa: además de garantizar máxima comodidad permitía continuar la marcha ante irregularidades del camino y resistir embates desde los costados. Los historiadores repiten que el DS proporcionó estabilidad y maniobrabilidad al conductor para resistir y escapar de la lluvia de balas.

Charles de Gaulle no se quiso bajar nunca más del Citroën DS, y hasta medió para que Fiat no se convirtiera en accionista mayoritario en 1969. La supervivencia del presidente potenció la significación del modelo para la industria automotriz francesa. Se erigió como una auténtica institución. En su asunción, Emmanuel Macron, actual presidente de Francia, eligió la versión moderna del DS.

SEGUÍ LEYENDO