El domingo 5 de enero, el régimen de Nicolás Maduro realizó un golpe parlamentario para evitar la reelección de Juan Guaidó (EFE)
El domingo 5 de enero, el régimen de Nicolás Maduro realizó un golpe parlamentario para evitar la reelección de Juan Guaidó (EFE)

Estados Unidos tomará medidas si se produce una escalada de la crisis en Venezuela y el presidente interino Juan Guaidó es detenido por las fuerzas represivas de la dictadura de Nicolás Maduro, advirtió este martes el Gobierno de Donald Trump.

La subsecretaria adjunta del Departamento de Estado para Cuba y Venezuela, Carrie Filipetti, aseguró ante la prensa que si la seguridad del presidente de la Asamblea Nacional (AN) está en riesgo, Washington aumentará su presión para propiciar la salida de Maduro, cuya reelección en mayo de 2018 desconoce por “fraudulenta”.

“Han visto las tácticas que el Gobierno de Estados Unidos ha utilizado y desplegado a lo largo del año pasado. Si hubiera algo como una escalada y un arresto de Guaidó, creo que verían incluso acciones adicionales mucho más allá de lo que hemos promovido hasta la fecha”, subrayó.

“Y, por supuesto, también será completamente inaceptable para nuestros socios internacionales”, agregó.

Carrie Filipetti, subsecretaria adjunta del Departamento de Estado para Cuba y Venezuela
Carrie Filipetti, subsecretaria adjunta del Departamento de Estado para Cuba y Venezuela

Estados Unidos y medio centenar de países reconocen desde el año pasado al jefe parlamentario Guaidó como presidente encargado de Venezuela, con miras a encabezar un gobierno de transición y convocar nuevas elecciones “libres y transparentes”.

“Estados Unidos continuará apoyando al presidente Guaidó y al pueblo venezolano, y seguiremos convocando a todas las demás naciones amantes de la libertad en todo el mundo para que hagan lo mismo”, destacó el martes en rueda de prensa el jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo.

Este martes la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) impidió en un primer momento que Guaidó, ratificado el domingo como jefe parlamentario por 100 de los 167 miembros de la Asamblea Nacional, ingresara al Palacio Legislativo para juramentarse en el cargo, mientras el diputado rival Luis Parra, autoproclamado jefe de la Cámara el mismo domingo con apoyo del oficialismo, dirigía la sesión.

“Si Luis Parra y otras 18 personas deciden quedarse en el edificio de la Asamblea Nacional, bueno, no tienen quórum, no tienen autoridad para estar allí, no fueron elegidos para ese puesto, de acuerdo con la Constitución venezolana”, afirmó por su parte Filipetti, al señalar que para Estados Unidos lo único que importa es la Asamblea Nacional elegida democráticamente en 2015 y presidida desde enero de 2019 por Guaidó.

Juan Guaidó y los diputados opositores lograron quebrar el cerco de la Guardia Nacional y sesionar en la Asamblea Nacional (Reuters/ Fausto Torrealba)
Juan Guaidó y los diputados opositores lograron quebrar el cerco de la Guardia Nacional y sesionar en la Asamblea Nacional (Reuters/ Fausto Torrealba)

“Esto es algo que estamos siguiendo muy de cerca”, remarcó.

Guaidó, que el domingo debió ser reelegido en la sede un periódico al ser bloqueado su ingreso al Palacio Legislativo, consiguió finalmente este martes entrar al recinto y juramentarse.

Elliott Abrams, el alto funcionario del Departamento de Estado dedicado a la crisis en Venezuela, reiteró el lunes la posibilidad de una intervención militar estadounidense en Venezuela: “Las opciones militares existen, es un hecho. Existen. Pero nuestra política es una política de presión económica, diplomática, financiera, y estamos siguiendo con eso”.

(Con información de AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: