Los precios de los alimentos en EEUU no se han duplicado y se están estabilizando

Y si usted afirma saber más que la Oficina de Estadísticas Laborales por su experiencia personal, ¿sabe qué? No le creo

Compartir
Compartir articulo
FOTO DE ARCHIVO: Un hombre compra productos en el supermercado Best World en el barrio Mount Pleasant de Washington, Estados Unidos (Reuters)
FOTO DE ARCHIVO: Un hombre compra productos en el supermercado Best World en el barrio Mount Pleasant de Washington, Estados Unidos (Reuters)

Cualquiera que escriba sobre el descenso de la inflación recibe un montón de comentarios hostiles que son más o menos así: “¡Ustedes, los de la élite, no saben cómo es la vida de los estadounidenses de a pie! Los precios de los alimentos se han duplicado y siguen subiendo”.

En realidad, no es así.

Resulta que yo compro mis propios alimentos, y esto es lo que puedo decirles con seguridad: no recuerdo exactamente lo que costaba un cartón de huevos o una libra de carne picada hace tres años, y apuesto a que mucha gente tampoco. Todos sabemos que los comestibles cuestan más ahora que a principios de 2021, pero para saber cuánto cuestan, tendría que hablar con alguien que lleve sistemáticamente la cuenta de estas cosas, que compruebe los precios en varias tiendas, lleve un registro y elabore una cifra resumida basada en la cesta de la compra de un consumidor típico.

Alguien, en otras palabras, como la Oficina de Estadísticas Laborales, que hace exactamente eso. Y la Oficina afirma que el coste de los alimentos no se ha duplicado ni de lejos, y que los precios se han estabilizado en su mayor parte el año pasado.

¿Podemos confiar en la honestidad de la Oficina? Sí.

A lo largo de los años ha habido muchos intentos de afirmar que la Oficina está falseando las cifras, y todos ellos han acabado en una situación muy embarazosa. Ha habido lugares y épocas en los que los gobiernos han falseado los datos económicos, pero no en los Estados Unidos de hoy. Y si usted afirma saber más que la Oficina por su experiencia personal, ¿sabe qué? No le creo.

Y, desde luego, no hay que fiarse de las declaraciones sobre los precios de los alimentos de personas que no siguen las estadísticas ni hacen sus propias compras, como Donald Trump, que dice que el precio del beicon ha subido “cinco veces” bajo la presidencia de Joe Biden. Me quedo con la oficina, que dice que sólo ha subido un 13%.

© The New York Times 2024