7 beneficios del ejercicio físico: por qué fortalece las defensas, mejora la vida sexual y retrasa el envejecimiento

La actividad física renueva la energía y es un poderoso antioxidante. Un informe de Clínica Mayo explicó las razones y detalló un plan semanal

Guardar

Nuevo

La Organización Mundial de la Salud recomienda realizar al menos 150 minutos de actividad física moderada por semana (Getty)
La Organización Mundial de la Salud recomienda realizar al menos 150 minutos de actividad física moderada por semana (Getty)

El ejercicio físico tiene efectos inmediatos en la salud integral, moverse más, practicar un deporte o simplemente salir a caminar ya nos aleja del sedentarismo y genera una sensación de bienestar.

Por eso los beneficios para la salud del ejercicio regular y la actividad física son difíciles de ignorar. Todo el mundo se beneficia del ejercicio, independientemente de su edad, sexo o capacidad física. Los expertos de la Mayo Clinic de EEUU recomendaron en un informe siete formas en que el ejercicio puede ayudarnos ser personas más felices y saludables. Aquí los beneficios para empezar ahora mismo:

1. Mantener un peso saludable

El peso se controla con una buena rutina, guiada por un especialista que también nos oriente con la alimentación saludable (Getty)
El peso se controla con una buena rutina, guiada por un especialista que también nos oriente con la alimentación saludable (Getty)

Realizar actividad física con regularidad puede ayudar a prevenir el aumento excesivo de peso o ayudar a mantener la pérdida de peso. Cuando realizas actividad física, quemas calorías. Cuanto más intensa sea el entrenamiento, más calorías quemará.

Los viajes regulares al gimnasio son excelentes, pero no se preocupe si no puede encontrar una gran cantidad de tiempo para hacer ejercicio todos los días. Cualquier cantidad de actividad es mejor que nada en absoluto. Para cosechar los beneficios del ejercicio, manténgase más activo a lo largo del día: suba las escaleras en lugar del ascensor o acelere sus tareas domésticas. La consistencia es clave.

2. Mejora las defensas y previene las enfermedades

Algunos llaman al ejercicio la vacuna del siglo XXI. Entrenar regularmente ayuda a combatir muchas enfermedades
(Getty Images)
Algunos llaman al ejercicio la vacuna del siglo XXI. Entrenar regularmente ayuda a combatir muchas enfermedades (Getty Images)

No importa cuál sea su peso actual, estar activo aumenta el colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL), el colesterol “bueno”, y disminuye los triglicéridos no saludables. Este doble golpe mantiene la sangre fluyendo sin problemas, lo que disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

El ejercicio regular ayuda a prevenir o manejar muchos problemas y preocupaciones de salud, que incluyen: síndrome metabólico; alta presión sanguínea, diabetes tipo 2, depresión, ansiedad, varios tipos de cáncer, artritis y caídas.

También puede ayudar a mejorar la función cognitiva y ayuda a reducir el riesgo de muerte por todas las causas.

3. Mejora el estado de ánimo

La actividad física ayuda a la producción de los neurotransmisores del cerebro que nos hacen sentir bien, denominados endorfinas (Getty)
La actividad física ayuda a la producción de los neurotransmisores del cerebro que nos hacen sentir bien, denominados endorfinas (Getty)

¿Necesitas un impulso emocional? ¿O necesita desestresarse después de un día estresante? Una sesión de gimnasio o una caminata rápida pueden ayudar. La actividad física estimula varias sustancias químicas del cerebro que pueden hacer que se sienta más feliz, más relajado y menos ansioso.

También puede sentirse mejor con su apariencia y con usted mismo cuando hace ejercicio regularmente, lo que puede aumentar su confianza y mejorar su autoestima.

4. Aumenta la energía

La energía se renueva cuando hacemos ejercicio físico
La energía se renueva cuando hacemos ejercicio físico

¿Sin aliento por las compras de comestibles o las tareas del hogar? La actividad física regular puede mejorar su fuerza muscular y aumentar su resistencia.

El ejercicio proporciona oxígeno y nutrientes a los tejidos y ayuda a que el sistema cardiovascular funcione de manera más eficiente. Y cuando la salud de su corazón y pulmones mejora, tiene más energía para hacer frente a las tareas diarias.

5. Facilita un mejor sueño

El entrenamiento regular y una dieta equilibrada siempre son beneficiosos para la salud (Getty Images)
El entrenamiento regular y una dieta equilibrada siempre son beneficiosos para la salud (Getty Images)

¿Te cuesta dormir? La actividad física regular puede ayudarlo a conciliar el sueño más rápido, dormir mejor y dormir más profundamente. Simplemente no haga ejercicio demasiado cerca de la hora de acostarse, o puede tener demasiada energía para irse a dormir.

Por eso, los expertos coinciden en que el ejercicio aeróbico es una de las mejores recetas para conciliar el sueño más rápido y despertarse menos por la noche

6. Devuelve la chispa a tu vida sexual

El ejercicio físico impulsa un mejor vínculo con la propia imagen corporal, lo que redunda en más confianza en las relaciones íntimas (Gettyimages)
El ejercicio físico impulsa un mejor vínculo con la propia imagen corporal, lo que redunda en más confianza en las relaciones íntimas (Gettyimages)

¿Se siente demasiado cansado o fuera de forma para disfrutar de la intimidad física? La actividad física regular puede mejorar los niveles de energía y aumentar su confianza en su apariencia física, lo que puede mejorar su vida sexual.

Pero hay incluso más que eso. La actividad física regular puede aumentar la excitación de las mujeres. Y los hombres que hacen ejercicio con regularidad tienen menos probabilidades de tener problemas de disfunción eréctil que los hombres que no hacen ejercicio.

7. Es divertido... ¡y social!

Compartir una clase de gimnasia con otras personas es aún más divertido y genera mejor estado de ánimo
Compartir una clase de gimnasia con otras personas es aún más divertido y genera mejor estado de ánimo

El ejercicio y la actividad física pueden ser agradables. Te dan la oportunidad de relajarte, disfrutar del aire libre o simplemente participar en actividades que te hacen feliz. La actividad física también puede ayudarlo a conectarse con familiares o amigos en un entorno social divertido.

Así que toma una clase de baile, recorre las rutas de senderismo o únete a un equipo de fútbol. Encuentre una actividad física que disfrute y simplemente hágala. ¿Aburrido? Pruebe algo nuevo o haga algo con amigos o familiares.

El resultado final sobre el ejercicio

El ejercicio y la actividad física son excelentes maneras de sentirse mejor, mejorar su salud y divertirse. Para la mayoría de los adultos sanos, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EEUU recomienda estas pautas de ejercicio:

Actividad aeróbica. Realice al menos 150 minutos de actividad aeróbica moderada o 75 minutos de actividad aeróbica vigorosa a la semana, o una combinación de actividad moderada y vigorosa. Las pautas sugieren que distribuya este ejercicio durante el transcurso de una semana. Para brindar un mayor beneficio para la salud y ayudar a perder peso o mantenerlo, se recomiendan al menos 300 minutos a la semana. Pero incluso pequeñas cantidades de actividad física son útiles. Estar activo por períodos cortos de tiempo a lo largo del día puede sumar beneficios para la salud.

El entrenamiento de fuerza es sin dudas una de las claves para mantener saludables nuestro músculos
El entrenamiento de fuerza es sin dudas una de las claves para mantener saludables nuestro músculos

Entrenamiento de fuerza. Haga ejercicios de entrenamiento de fuerza para todos los grupos musculares principales al menos dos veces por semana. Trate de hacer una sola serie de cada ejercicio con un peso o un nivel de resistencia lo suficientemente pesado como para cansar los músculos después de unas 12 a 15 repeticiones.

El ejercicio aeróbico moderado incluye actividades como caminar a paso ligero, andar en bicicleta, nadar y cortar el césped. El ejercicio aeróbico vigoroso incluye actividades como correr, trabajos pesados en el jardín y baile aeróbico. El entrenamiento de fuerza puede incluir el uso de máquinas de pesas, su propio peso corporal, bolsas pesadas, tubos de resistencia o paletas de resistencia en el agua, o actividades como la escalada en roca.

Si desea perder peso, alcanzar objetivos de acondicionamiento físico específicos u obtener aún más beneficios, es posible que deba aumentar aún más su actividad aeróbica moderada.

Seguir leyendo:

Guardar

Nuevo