Los nuevos looks de las novias “instagrameables” del siglo XXI

Las novias de hoy quieren distinguirse y ser originales sin resignar comodidad. La palabra de los diseñadores Javier Saiach y Patricia Profumo

Guardar

Nuevo

Las novias de hoy buscan sentirse libres, reflejar su personalidad y exteriorizar sus sueños a través de sus vestidos y las fotos que quedarán para el recuerdo (Getty Images)
Las novias de hoy buscan sentirse libres, reflejar su personalidad y exteriorizar sus sueños a través de sus vestidos y las fotos que quedarán para el recuerdo (Getty Images)

Con la pandemia, incontables personas han debido resignar el sueño del casamiento tan añorado por largo tiempo. Poco a poco, las celebraciones, en sus diferentes formas, van en aumento. Y llegan con modificaciones cruciales.

Hoy la tendencia es festejar los casamientos durante el día, con una menor cantidad de invitados que lo que se estilaba hasta marzo de 2020 y al aire libre, para lograr mayores cuidados sanitarios. Con todo, hay algo que en general nadie quiere resignar: el vestido de novia y la originalidad.

“Hoy la novia deja de ser serial para convertirse en particular, cada una con un look diferente y con identidad propia”, enfatizó el diseñador de alta costura Javier Saiach a Infobae, ganador de numerosos premios y predilecto entre las celebridades por sus diseños de lujo, artesanales y únicos.

Poncho de tul bordado artesanalmente con canutillos y plumas off white, del diseñador Javier Saiach (Foto: Hernan Cristiano. ST. Maggie Mellas)
Poncho de tul bordado artesanalmente con canutillos y plumas off white, del diseñador Javier Saiach (Foto: Hernan Cristiano. ST. Maggie Mellas)

Hoy está todo permitido, no hay nada específico. Es importante dejar de lado los parámetros preestablecidos sobre que el vestido debe tener determinada forma o color, y no tener miedo a ser original o diferente. Y en cuanto al talle, es fundamental que cada una respete su cuerpo”, detalló el diseñador.

En relación al talle, especificó: “A veces, algunas mujeres llegan a mi estudio y dicen que se van a casar en 3 meses y prometen que van a bajar de peso y consultan si la prueba se las puedo realizar recién 15 días antes. Luego, si no bajan, llegan muy frustradas. Por eso es importante centrarse en sus fortalezas, ser realistas e ir hasta el limite de su sueño”.

Y continuó: “Nadie obliga a casarse y menos hoy en día, lo hacen para dar un paso hacia una familia o por una concreción que tiene que ver con su pareja. Por eso la aceptación es fundamental, para que puedan disfrutar y divertirse en su casamiento. Soy un diseñador que puede hacer un vestido con el peso que sea, no necesito que estén flacas pero sí que estén seguras. La seguridad es algo que yo no les puedo dar”.

Vestido de tul plumeti con bordado artesanal de flores en relieve; y vestido de tul plisado con escote de strapless y tiras bordadas con falda de dos campañas con bordes de terminación calados a mano. Diseños de Javier Saiach (Fotos: Pablo Arbetman y St Mariana García Navarro)
Vestido de tul plumeti con bordado artesanal de flores en relieve; y vestido de tul plisado con escote de strapless y tiras bordadas con falda de dos campañas con bordes de terminación calados a mano. Diseños de Javier Saiach (Fotos: Pablo Arbetman y St Mariana García Navarro)

Se trata de un verdadero cambio de paradigma en un momento en el cual la tendencia avanza sin dudas hacia la aceptación de la individualidad en la diversidad en todos los ámbitos de la vida, y esto tiene incidencia en el modo en que las personas eligen vestirse. Paulatinamente, dejan de importar los mandatos y prevalecen las preferencias, gustos y deseos más íntimos de cada persona.

En el casamiento, esto se ve reflejado en muchos componentes que hacen a cada uno de los detalles y al modo de celebrar este momento tan trascendente en la vida. La elección del vestido de novia también se ve impactada por el nuevo paradigma, que convive a su vez con grandes cambios dados por la era digital y la idea de que todo lo realizado puede ser compartible con el mundo a través de las redes sociales. Esta visibilidad es pública pero también personal, porque queda grabado en la nube como un recuerdo al que se puede recurrir en un clic.

En relación a los estilos, también hay grandes modificaciones: hoy las novias quieren sentirse contentas con su look sin dejar de lado la comodidad.

Están las novias más clásicas, que quieren el vestido que soñaron siempre: amplio, con volumen y bordados con detalles y transparencias”, esbozó la diseñadora internacional de alta costura especialista en novias Patricia Profumo, en diálogo con Infobae. “Hay otras que dicen que se sienten ridículas casándose como Cenicienta al mediodía y con solo 50 personas, y prefieren propuestas diferentes”.

"Romance", colección de novias 2021/2022 de Patricia Profumo, con propuestas destinadas a quienes buscan un outfit fresco, juvenil y elegante a la vez (Gentileza @patricia.profumo).
"Romance", colección de novias 2021/2022 de Patricia Profumo, con propuestas destinadas a quienes buscan un outfit fresco, juvenil y elegante a la vez (Gentileza @patricia.profumo).

Según la diseñadora, las mujeres que buscan otros estilos “apuestan por pantalones o vestidos cortos, capas, transparencias, líneas más sueltas y géneros no tan trabajados en lo que es bordado, con accesorios o no, como una línea más descontracturada”.

Nuevos estilos en vestidos y trajes de novia:

1- Estilo cómodo y distinguido a la vez: vestido corto con alguna transparencia y leve bordado, con capa importante de 20 metros, estilo medieval, amplios cuellos y amplias mangas.

2- Pantalón, pero sin dejar de lado la distinción: quienes prefieren pantalón, lo suelen elegir crepe y combinado con una capa de tela organdí (opaca) y amplios cuellos con encajes. Para no perder majestuosidad, la capa la utilizan prolongada y con arrastre, para simular más impronta.

3- Vestidos con volumen: también hay novias que quieren conservar este estilo pero sin dejar de estar cómodas. Para ello, eligen vestidos amplios y voluminosos pero livianos, con tajos y escotes amplios, como una línea más de diseño pero no ostentosas y liviano para llevar.

Los cortos son una opción muy elegida en la actualidad, y se combinan con capas majestuosas (Gentileza @patricia.profumo)
Los cortos son una opción muy elegida en la actualidad, y se combinan con capas majestuosas (Gentileza @patricia.profumo)

Según la experta, diseñadora de Lamborghini Latinoamérica, hoy se busca mucho lo que es conocido como “alto prêt-à-porter”, un vestido listo para usar que no es de alta costura, sin demasiada pompa y que se puede volver a usar. “Dentro de todos los estilos, buscan que sea fácil de poner y cómodo, fresco, juvenil, con movimiento y distinción a la vez”, especificó.

Y agregó: “Hay una línea más unisex, hombres que por ejemplo eligen encajes y pantalones más Oxford y mujeres que optan por un alto prêt-à-porter con capas mas rectas y pantalones considerados generalmente más masculinos”.

En relación a la sustentabilidad, aseguró que existe una tendencia de prendas más sustentables en las pasarelas internacionales pero que esto aún no se traduce a lo que habitualmente buscan las novias.

El pantalón es una prenda cada día más elegida, y puede volverse a utilizar en otro tipo de eventos (Gentileza @patricia.profumo)
El pantalón es una prenda cada día más elegida, y puede volverse a utilizar en otro tipo de eventos (Gentileza @patricia.profumo)

Lo que no se ha modificado, según Profumo, es la dedicación al traje de novia: “La novia americana va a un mall, se compra el vestido, zapatos, una cartera y listo. La novia argentina se parece más a la europea, quiere que le quede bien, sentirse diosa, y le dedica más tiempo.

La especialista, quien presentó en octubre su maravillosa colección nupcial “Romance”, hizo especial hincapié en el cambio de paradigma en relación a la comodidad: “Hace unos 15 años comenzó un viraje a la búsqueda de mayor comodidad y esto va en aumento cada día. Esto se traduce en los vestidos de novia y sus volúmenes, en el maquillaje, peinados y zapatos. Hoy las novias se quieren ver diosas sin que esto signifique necesariamente estar ajustadas o apretadas”.

Javier Saiach rememoró que “antes la novia venía de catálogo, y había códigos que no podía dejar de tener, como el guante, vestido largo armado, tocado, un tipo de ramo de flores muy importantes y, dependiendo de la religión, un accesorio que la represente”.

Vestido de organza de seda natural con velo bordados y calados en Richelieu, del diseñador de Javier Saiach (Foto: Julio Zarate)
Vestido de organza de seda natural con velo bordados y calados en Richelieu, del diseñador de Javier Saiach (Foto: Julio Zarate)

En cambio hoy en día, aseguró, muchas veces influye la personalidad en la elección del vestido: “Yo siempre cuando viene una novia que me dice que quiere que sea el vestido más lindo de su vida le pregunto si es para ella misma o para otra persona. La novia se fue aggiornando y hoy también influyen mucho las redes sociales”, explicó el experto en alta costura.

El diseñador lanzó las líneas Saiach Home y Saiach Intimates en plena pandemia, y realizará tres desfiles en Punta del Este como inicio de la temporada 2021/2022: Alta Costura Pre Fall, una línea Prêt-à-porter de lujo La Creyente , y Saiach Intimates, para personas de sexo masculino.

¿Qué incidencia tienen las redes? “A partir de la invención del instagram, las novias son distintas: quieren ser instagrameables. Y para ello, quieren un vestido que remita a algo icónico o que sea raro y único, para que la gente se asombre cuando lo vea”, respondió Saiach.

En la era digital, muchas novias buscan que su vestido sea cómodo y original, y que permanezca en sus redes sociales a modo de un recuerdo continuo (Getty Images)
En la era digital, muchas novias buscan que su vestido sea cómodo y original, y que permanezca en sus redes sociales a modo de un recuerdo continuo (Getty Images)

Según Saiach, la novia del siglo XXI tiene 3 grandes pilares al elegir su traje de novia. En primer lugar, comodidad. En segundo, visibilidad en las redes, para que el recuerdo pueda ser continuo. Y en tercero, libertad: “Las novias hoy tienen todo permitido”.

Además, el experto hizo hincapié en la importancia de “tener un diseñador que se inspire en ella” y no le importe jugarse a la hora de que le puedan criticar. “Hacerse un vestido de novia es un lujo. Si tienen el lujo de que alguien les cosa a medida, considerando todas sus preferencias, tiene que ser para divertirse y disfrutarlo”.

SEGUIR LEYENDO:

Guardar

Nuevo