El servicio de internet satelital de SpaceX, la compañía de Elon Musk, ofrecerá WiFi en los aviones

Starlink será ofrecida en los vuelos en el futuro y la empresa ya negocia con las aerolíneas su implementación comercial

El tren de satélites en el cielo que pertenece a Starlink, el servicio de internet satelital de SpaceX (REUTERS)
El tren de satélites en el cielo que pertenece a Starlink, el servicio de internet satelital de SpaceX (REUTERS)

Starlink, el servicio de internet satelital de SpaceX quiere proporcionar servicio de WiFi durante los vuelos comerciales. La compañía del multimillonario Elon Musk está manteniendo conversaciones con varias aerolíneas para poder hacerlo.

Días atrás, Jonathan Hofeller, vicepresidente de Starlink y ventas comerciales de SpaceX, dijo durante la Cumbre de Inteligencia de Aviación Conectada (Connected Aviation Intelligence Summit) que la compañía está avanzando con sus planes para cambiar su red de banda ancha conectada por satélite para brindar servicio a hogares predominantemente rurales. Y también habló de los intereses más comerciales que comenzarán a concretarse hacia finales de 2021.

Estamos en conversaciones con varias aerolíneas. Tenemos nuestro propio producto de aviación en desarrollo y ya hemos realizado algunas demostraciones hasta la fecha. Esperamos que ese producto esté finalizado para su instalación en aviones en un futuro muy cercano”, dijo Hofeller.

SpaceX comenzó con un lanzamiento beta de sus satélites Starlink en 2018 para cubrir la escasez global de conexiones a internet de banda ancha, particularmente en áreas rurales donde las conexiones de fibra generalmente no están fácilmente disponibles. En el plan beta, la mayoría de los clientes de Starlink pagan una tarifa única de USD 499 por un kit único con el router y luego USD 99 por mes por servicios de internet.

En SpaceX están en conversaciones con varias aerolíneas para brindar servicio de internet satelital (REUTERS/Lim Huey Teng)
En SpaceX están en conversaciones con varias aerolíneas para brindar servicio de internet satelital (REUTERS/Lim Huey Teng)

Desde 2018 hasta hoy, ya se han lanzado casi 1.800 satélites Starlink de los 4.400 que la compañía estima que necesitaría para proporcionar cobertura global. El servicio de la compañía se basa en un modelo de órbita terrestre baja, en el que los satélites se encuentran más cerca del planeta que las órbitas geoestacionarias lejanas de los satélites de internet más grandes que suelen proporcionar red a aviones comerciales.

El servicio de internet satelital es una tecnología con la que SpaceX compite con otros gigantes. Por ejemplo, Amazon anunció recientemente planes para una megaconstelación propia de órbita baja con capacidad para 3.000 satélites, y OneWeb en el Reino Unido ya ha lanzado 182 de los aproximadamente 640 satélites previstos para brindar servicio.

”En general, los pasajeros y los clientes quieren una gran experiencia que los sistemas (geoestacionarios) simplemente no pueden proporcionar. Así que dependerá de cada aerolínea si quiere responder a eso o si está de acuerdo con tener un sistema que no responda tanto a la demanda de sus clientes”, dijo Hofeller en el panel.

Acuerdos

Semanas atrás, SpaceX firmó un acuerdo con Google para trabajar como socios brindando servicio de internet satelital. Así, la compañía de Musk instalará terminales Starlink en los centros de datos en la nube del gigante tecnológico en todo el mundo.

El acuerdo entre las dos compañías permitirá a SpaceX instalar las estaciones de tierra que se conectan con los satélites en órbita en los centros de datos de Google Cloud, tal como ha informado CNBC y compartido Google a través de Twitter. El objetivo de esta alianza es “ofrecer conectividad sin cortes a la nube e internet”, ha indicado la compañía fundada por Larry Page y Sergey Brin.

Elon Musk, fundador de SpaceX (REUTERS/Michele Tantussi)
Elon Musk, fundador de SpaceX (REUTERS/Michele Tantussi)

La compañía de Musk instalará estaciones Starlink en los centros de datos de Google Cloud ubicados en diferentes partes del mundo. Esto será posible gracias a la amplia disponibilidad a nivel geográfico que ofrece el servicio de internet satelital de la compañía. Los clientes podrán empezar a usar este servicio a finales de 2021.

La competencia más fuerte de la unión de estas compañías es hoy el proyecto Kuiper, de Amazon, que busca lanzar más de 3.000 satélites para potenciar sus servicios de computación en la nube AWS (Amazon Web Services), aunque todavía no tiene satélites en órbita.

La empresa de Jeff Bezos ha acusado a la de Musk de mover satélites a la órbita que el proyecto de Amazon ocuparía. Mientras tanto, SpaceX ya ha lanzado 1.625 satélites, aunque hoy se encuentran operativos alrededor de 1.550. Actualmente cuenta con más de 10.000 clientes probando la versión beta.

SEGUIR LEYENDO: