Margrethe Vestager y Thierry Breton, funcionarios de la Comisión Europea (REUTERS/Yves Herman)
Margrethe Vestager y Thierry Breton, funcionarios de la Comisión Europea (REUTERS/Yves Herman)

Los Estados miembros de la Unión Europea (UE) se comprometieron a restringir la participación de proveedores considerados “de alto riesgo” en el despliegue de las futuras redes móviles 5G en Europa, en el marco de una serie de medidas respaldadas este miércoles por la Comisión Europea (CE).

Este enfoque incluye también la posibilidad de realizar “exclusiones necesarias” para disminuir riesgos de manera eficaz en elementos “clave”, definidos como “críticos y sensibles”, como pueden ser funciones básicas de la red, funciones de gestión y emplazamiento o funciones de acceso a la red.

Si bien no se menciona en este acuerdo a ninguna empresa en particular, Huawei tuvo una valoración positiva de estas nuevas pautas “no sesgadas” de la UE en relación al despliegue del 5G, según publicó AFP en su cuenta de Twitter.

Cabe recordar que ayer el comisario europeo de Industria, Thierry Breton, había anticipado que la Comisión Europea no excluiría, en principio, al fabricante chino Huawei del desarrollo de la red 5G en el bloque, aunque fijaría normas estrictas, como medida de protección.

“No se trata de discriminar, se trata simplemente de fijar reglas. Serán estrictas, exigentes y, evidentemente, acogeremos en Europa a todos los operadores que quieran aplicarlas”, declaró Breton ante los eurodiputados.

 Huawei tuvo una valoración positiva de estas nuevas pautas “no sesgadas” de la UE en relación al despliegue del 5G, según publicó AFP en su cuenta de Twitter. (REUTERS/Dado Ruvic/Illustration)
Huawei tuvo una valoración positiva de estas nuevas pautas “no sesgadas” de la UE en relación al despliegue del 5G, según publicó AFP en su cuenta de Twitter. (REUTERS/Dado Ruvic/Illustration)

Ayer el gobierno británico autorizó la participación limitada de “proveedores de alto riesgo” en el desarrollo del 5G. En este sentido se aclaró que esas compañías serán excluidas de las partes ‘centrales’ y sensibles de las redes de internet móvil del alta velocidad, según informó el ministerio encargado del sector digital al término de una reunión del Consejo de Seguridad Nacional (NSC), compuesto por un puñado de ministros y presidido por Johnson.

Luego de que se difundiera esta novedad, Huawei afirmó estar “tranquilizado por la confirmación del gobierno británico de que podemos seguir trabajando con nuestros clientes para continuar con el despliegue de la 5G” en el país. Por su parte, Estados Unidos dijo estar decepcionado con la decisión del Reino Unido.

Huawei ya participa en la red 4G que ofrecen varios operadores, entre ellos BT, Vodafone y Three. Y con esta decisión, Londres le permite participar en infraestructuras no estratégicas pero excluyéndolo de las áreas más sensibles por las que fluyen los datos de los clientes. El gobierno británico también limitó la presencia de estos proveedores a “no más del 35% en la periferia de la red”.

Los riesgos que conlleva la participación de Huawei en el despliegue de 5G, según Estados Unidos

Estados Unidos ha expresado en más de una oportunidad su preocupación por la posibilidad de que una compañía china como Huawei avance en el despliegue del 5G. “No puede haber confianza cuando los vendedores están sometidos a manipulaciones secretas por un gobierno autoritario como el de la República Popular de China, que carece de un poder judicial independiente y de un estado de derecho que impida el uso incorrecto de los datos”, alertan desde una publicación oficial del gobierno.

En ese mismo texto se remarca que ningún arreglo técnico puede mitigar los riesgos que implicaría incluir equipos de Huawei o ZTE en cualquier segmento de la infraestructura 5G. Se menciona allí mismo que hay otra compañías como Ericsson, Nokia y Samsung que tienen “equipos excelentes y costos competitivos y no está sometidos al capricho de regímenes autoritarios”.

El país gobernado por Donald Trump advirtió en varias oportunidades que usar equipos de compañías de China en cualquier parte de la infraestructura de 5G representa riesgos para la seguridad nacional, la privacidad, la infraestructura crítica y los derechos humanos.

De hecho, Estados Unidos lleva muchos meses exigiendo a los países europeos, y en particular al Reino Unido, que excluyan a Huawei de sus redes, alegando sus estrechos vínculos con el gobierno chino y el riesgo de espionaje que esto implicaría, algo que la compañía siempre ha negado. Estados Unidos, Australia y Japón lo excluyeron ya de sus territorios, pero, como se ve, los países europeos no tiene una visión tan tajante sobre este tema.

(Con información de EFE y AFP)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: