Robots al servicio del cliente, una de las tendencias en CES 2019 (iStock)
Robots al servicio del cliente, una de las tendencias en CES 2019 (iStock)

(Enviada especial – Las Vegas) Humanoides o no, cada vez más los robots forman parte del gran evento de tecnología CES. Compañías asiáticas, principalmente, apuestan a la robótica y presentan modelos con varios fines.

Para atención al cliente o asistencia a humanos (como el caso de los exoesqueletos u otros dispositivos que sirven para cuidado de adultos mayores, por ejemplo), es fácil encontrarlos en los 260.000 metros cuadrados de la feria. Infobae destaca los modelos que más llaman la atención.

Cruzr, robot de servicio

Desarrollado por la empresa china Ubtech, basado en la nube, tiene un año y medio de "vida" y en CES se han presentado sus actualizaciones de software. Diseñado para el servicio al cliente, su fuerte es el trabajo en restaurantes.

Funciona como un camarero: puede recordar la ubicación de las mesas y tomando pedidos de los clientes que le pueden hablar al robot. El menú puede ser elegido desde su pantalla.

Cruzr tiene conectividad 4G LTE, dos puertos USB y dos puertos HDMI, entre varias especificaciones. Pesa 45 kilos y utiliza software de reconocimiento de voz de la propia compañía. Tiene brazos y manos móviles, y también puede bailar.

Cruzr, robot chino para servicio al cliente
Cruzr, robot chino para servicio al cliente

Al momento, puede tomar una orden en un restaurante o en una tienda, pero no puede servir el pedido o tomar elementos con sus brazos. Es un modelo similar, en sus funciones, al robot Pepper de la compañía Softbank.

Cruzr ya está disponible en Asia y Europa, y se lanzará en 2019 en Estados Unidos.

Bot Care, para el cuidado de la salud

Bot Care (AP)
Bot Care (AP)

Al final de su conferencia en CES, Samsung sorprendió con la presentación de Bot Care, un robot especialmente diseñado para el cuidado de la salud. Como los asistentes inteligentes, puede reconocer la voz y responder a diversas preguntas o consignas.

Asimismo, si se le coloca un dedo en su cara (es decir, la pantalla), puede medir la presión arterial, el ritmo cardíaco, la respiración y el estado de sueño del usuario. Inclusive, puede recordarle a una persona tomar un medicamento.

También puede funcionar para asistir a la persona de forma remota,  a través de videollamadas. Asimismo, entrega al usuario series de ejercicios para realizar o transmitir música.

Lovot, un "robot emocional"

Lovot, un “robot emocional”
Lovot, un “robot emocional”

Podría entrar en la misma categoría que Aibo, el perro-robot de Sony. Este dispositivo, una especie de "robot de peluche", pertenece a la startup japonesa Groove X. Su creador, Kaname Hayashi, ha desarrollado un dispositivo que algunos llaman "robot emocional".

En efecto, su nombre es una combinación de las palabras love (amor) y robot. Reconoce voces, tiene sensores para evitar caídas y choques, y puede fijar la mirada, parpadear y emitir sonidos.

Pesa 3 kilos, se desplaza a través de ruedas y con sus sensores puede hacer un mapa del hogar y regresar a su base de carga. Se pueden personalizar sus ojos y ropa.

Usa inteligencia artificial para interactuar con su entorno. Principalmente está diseñado para imitar el afecto de sus usuarios, a quienes puede seguir, como una mascota, mientras hacen diversas tareas.

A través de su cámara, puede servir también para monitorear bebés o como  vigilancia del hogar.

Exoesqueletos

Exoesqueleto de LG
Exoesqueleto de LG

Robots pueden ser también los exoesqueletos que asisten a los humanos en diversas tareas. Están presentes en la feria a través de diferentes fabricantes y tienen varias funcionalidades, como asistir a una persona para que pueda levantar más peso sin esfuerzo físico, o ser un complemento clave en el cuidado de la salud.

En el caso de LG, se destaca el modelo CLOi SuitBot, que presenta actualizaciones. Sostiene la cintura y aumenta la potencia muscular, para que el usuario reduzca el riesgo de lesiones y fatiga cuando realiza esfuerzos.

Permite una extensión de 50 grados y una flexión de 90 grados de la cintura. Se activa cuando la persona se dobla en un ángulo de 65 grados, y se desconecta cuando el usuario se para. Funciona con una sola carga durante cuatro horas y se carga en una.

Por su parte, Samsung presentó a Gems, un exoesqueleto pensado, especialmente, para adultos mayores. Les permite estar más balanceados y estables, y los asiste al caminar. Les reduce un 23% la energía que usan para moverse, y los acelera un 20% , ayudándolos, por ejemplo, a subir y bajar escaleras.

También tiene un modo deportivo que le permitiría a otro tipo de usuarios correr más rápido, por ejemplo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: