Así celebramos el último Año Nuevo en Perú sin pandemia y mascarillas

El mundo no imaginó que semanas más tarde la OMS confirmaría el inicio de la pandemia de COVID-19 que aún nos mantiene en alerta.

Guardar

Nuevo

Este fue el último Año Nuevo que vivimos los peruanos antes del inicio de la pandemia. Fotos: andina.pe
Este fue el último Año Nuevo que vivimos los peruanos antes del inicio de la pandemia. Fotos: andina.pe

“Éramos felices y no lo sabíamos”. En marzo del 2020 nuestras rutinas cambiaron radicalmente cuando las autoridades de la OMS calificaron como pandemia al virus coronavirus, el cual fue detectado por primera vez en China. Un número de la población creyó que iba a ser cuestión de semanas o meses para que logren controlarla, pero la primera variante fue más contagiosa, sumando miles de casos y número de fallecidos.

Meses antes, exactamente el 31 de diciembre del 2019, los peruanos se preparaban para lo que sería el último Año Nuevo “dentro de nuestra normalidad”, sin restricciones, mascarillas, distanciamiento y más. Como parte de nuestras tradiciones, los ciudadanos abarrotaban las calles y negocios en Mesa Redonda para comprar los cotillones protagonizados por famosos personajes del espectáculo, deportes y política.

Las avenidas del Centro de Lima eran adornadas con las piñatas que llevaban las frases y rostros de Pedro Gallese, Christian Domínguez, Keiko Fujimori, Martín Vizcarra y los pintorescos personajes del Congreso. Uno de estos diseños para quemar o reventar a la medianoche del 31 de diciembre nos costaba entre S/ 10.00 y S/ 15.00

Con una extensión en el horario de atención, los supermercados y mercados atendían hasta altas horas de la noche a todos los clientes que llegaban a sus instalaciones para hacer las compras de último momento.

A través de las redes sociales se promocionaban las famosas fiestas de fin de año que eran promocionadas por personajes de la farándula. A estas podías asistir con tu grupo de amigos y familiares para recibir la medianoche lejos de casa.

También fue la última vez que vimos a los aventureros salir con sus maletas por las calles para realizar la popular cábala para poder viajar durante todo el año. Como se recuerda, entre las primeras disposiciones del Gobierno Peruano estuvieron el cierre de fronteras, manejo de aforo en buses y aviones, entre otros.

Otro grupo de peruanos alistaba sus pertenencias para acampar en las playas, una de las actividades que con el paso del tiempo se convirtió en una tradición. Los bañistas llegaban con sus carpas, sombrillas y un arsenal de alimentos y bebidas alcohólicas para dar la bienvenida al 2020. Para este Año Nuevo, acudir a estos espacios está totalmente prohibido para evitar contagios, así como la gran movilización de peruanos y extranjeros.

Aquellos que llegaban del exterior para recibir el nuevo año en Perú eran recibidos por sus familiares y amigos en el aeropuerto Jorge Chávez, protagonizando conmovedoras postales. Entre las nuevas disposiciones para estos tiempos, no se permite el ingreso de personas que no tienen un boleto de avión para poder respetar el aforo.

Uno de los cambios más radicales que hasta hoy sigue afectando al país es el horario de toque de queda o inmovilización social. En aquellos días, se celebraba de la noche a la mañana, en la puerta de las casas o en las esquinas junto a los vecinos. Para estas fechas, solo tú y tus familiares, que viven contigo, pueden festejas sin poder salir de la vivienda entre las 11:00 p.m. y 4:00 a.m. del día siguiente.

VIDEO RECOMENDADO - ASÍ SE CELEBRÓ EL AÑO NUEVO

El show de Año Nuevo en Nueva York con Times Square semidesierto

El panorama que tenemos es incierto. No hay una fecha exacta, o próxima, para el fin de esta pandemia que marcó un antes y después en nuestras vidas. Las recomendaciones para cuidar nuestra salud siguen siendo las mismas: usar mascarillas, lavarse las manos, respetar el distanciamiento social, y lo más importante, recibir las dosis de la vacuna contra la COVID-19. Está en nosotros mantenernos a salvo en este nuevo año que comienza.

SEGUIR LEYENDO