Biden quiere evitar que se propague el conflicto en Medio Oriente y reafirmó su compromiso con una tregua en Gaza

El presidente de EEUU ratificó su apoyo en las negociaciones para lograr un alto el fuego temporal y la liberación de rehenes israelíes, al mismo tiempo que subrayó que “está comprometido con la seguridad de Israel” tras el ataque de Irán

Compartir
Compartir articulo
El presidente de Estados Unidos Joe Biden   (AP Foto/Susan Walsh)
El presidente de Estados Unidos Joe Biden (AP Foto/Susan Walsh)

El presidente de EEUU, Joe Biden, reafirmó este lunes su compromiso con las negociaciones para lograr un alto el fuego temporal en la Franja de Gaza y la liberación de rehenes israelíes, al mismo tiempo que subrayó que Washington “está comprometido con la seguridad de Israel” tras el ataque de Irán.

“Estamos comprometidos con la seguridad de Israel”, dijo en declaraciones a los medios de comunicación antes de empezar en el Despacho Oval de la Casa Blanca una reunión con el primer ministro iraquí, Mohamed Shia al Sudani.

“Estamos comprometidos con un alto el fuego que traiga de vuelta a los rehenes y evite que estos conflictos se extiendan más allá de lo que ya se han extendido”, añadió.

Biden reafirmó que quiere evitar que el conflicto en Medio Oriente, donde Israel está librando una guerra en Gaza y defendiéndose de los ataques iraníes, se extienda más ampliamente.

“Irán lanzó un ataque aéreo sin precedentes contra Israel, y nosotros lanzamos un esfuerzo militar sin precedentes para defenderlo. Junto con nuestros socios, defendimos ese ataque”, dijo Biden al reunirse con el primer ministro iraquí de visita.

“Estados Unidos está comprometido con la seguridad de Israel. Estamos comprometidos con un alto el fuego que traerá a los rehenes a casa y evitará que el conflicto se extienda más allá de lo que ya tiene”, añadió Biden.

Israel está sopesando su respuesta al ataque masivo con aviones no tripulados y misiles de Irán el sábado, que según Teherán fue en represalia por un presunto ataque israelí contra el edificio del consulado iraní en Siria que mató a un alto general.

Biden en el Despacho Oval de la Casa Blanca una reunión con el primer ministro iraquí, Mohamed Shia al Sudani (REUTERS/Elizabeth Frantz)
Biden en el Despacho Oval de la Casa Blanca una reunión con el primer ministro iraquí, Mohamed Shia al Sudani (REUTERS/Elizabeth Frantz)

Biden ha prometido un apoyo “férreo” a Israel, pero también lo instó a “pensar cuidadosa y estratégicamente” antes de lanzar una respuesta contra Irán que podría desencadenar una guerra más amplia.

El presidente estadounidense dijo que “también estaba comprometido con la seguridad de nuestro personal y socios en la región, incluido Irak”.

El primer ministro iraquí, Mohamed Shia al-Sudani, estaba de visita en la Casa Blanca para conversar sobre la presencia de tropas estadounidenses en Irak como parte de una coalición antijihadista.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, también dijo que Washington no quería ninguna escalada, pero que seguiría defendiendo a su aliado clave Israel.

“No buscamos una escalada, pero continuaremos apoyando la defensa de Israel y protegiendo a nuestro personal en la región”, dijo Blinken al inicio de una reunión con el viceprimer ministro iraquí, Mohammed Ali Tamim.

“Lo que este fin de semana demostró es que Israel no tenía ni tiene que defenderse solo cuando es víctima de una agresión, víctima de un ataque”, añadió, calificando también las acciones de Irán de “sin precedentes”.

Irán lanzó más de 300 drones y misiles en el ataque. La mayoría de esos proyectiles fueron interceptados antes de que llegaran a Israel, con la ayuda de Estados Unidos, Jordania y otros aliados.

Blinken dijo que estuvo involucrado en una serie de conversaciones durante las últimas 36 horas, buscando coordinar una respuesta diplomática que evitaría cualquier escalada de la crisis en la región.

El Secretario de Estado estadounidense ha hablado en particular con sus homólogos de Egipto, Arabia Saudita, Jordania, Turquía, Gran Bretaña y Alemania, según el Departamento de Estado.

El viceprimer ministro iraquí dijo que su gobierno estaba preocupado de que la región pudiera ser “arrastrada a una guerra más amplia que amenazaría la seguridad internacional”, y pidió a todas las partes que ejercieran “autocontrol”.

(Con información de AFP y EFE)