La coalición de Arabia Saudita atacó objetivos en el aeropuerto de la capital de Yemen y destruyó al menos tres edificios

La ONU resaltó que los vuelos humanitarios “pueden continuar” y pidió proteger las infraestructuras civiles del país

Guardar

Nuevo

Imagen de la destrucción causada por el bombardeo (Foto: Reuters)
Imagen de la destrucción causada por el bombardeo (Foto: Reuters)

Arabia Saudí, junto a la coalición internacional que encabeza, realizó una serie de bombardeos este lunes contra el aeropuerto de la capital de Yemen, Saná, y destruyeron tres edificios.

El portavoz de la coalición, Turki al Maliki, sostuvo en declaraciones a la cadena de televisión Al Arabiya que la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) fue notificada de la intención de llevar a cabo bombardeos una hora antes de que fueran perpetrados.

En este sentido, aseguró que la coalición se aseguró de que no hubiera daños colaterales y reiteró que se responderá “con firmeza” a los ataques de los huthis, que han incrementado sus operaciones con drones y misiles balísticos durante los últimos meses, tal y como ha recogido el diario saudí Arab News.

Desde la ONU, el viceportavoz de la Secretaría General de la ONU, Farhan Haq, ha señalad: “Múltiples bombardeos alcanzaron al menos seis áreas del Aeropuerto Internacional de Saná, en Yemen”. Además resaltó que un equipo del organismo internacional visitó posteriormente el lugar “para valorar los daños”.

Un trabajador inspecciona el daño en un camión cisterna de combustible causado por los ataques aéreos (Foto: Reuters)
Un trabajador inspecciona el daño en un camión cisterna de combustible causado por los ataques aéreos (Foto: Reuters)

Así, ha manifestado que poco antes del ataque se redujeron operaciones, si bien permanecía operativo para “uso humanitario de emergencia”, al tiempo que ha subrayado que “el equipo ha valorado que los vuelos de la ONU pueden continuar debido a que no hay daños en la torre de control, la pista de despegue o la pista de rodaje”.

“Pedimos a todas las partes en conflicto que cumplan sus obligaciones bajo el Derecho Humanitario y que adopten todas las medidas necesarias para proteger a los civiles y las infraestructuras civiles”, ha dicho Haq, quien ha reclamado además que “el aeropuerto se mantenga abierto para operaciones humanitarias”.

En esta línea, ha argüido que “todo equipamiento necesario para mantener los vuelos humanitarios debe recibir apoyo para permanecer operativo” y ha reiterado el llamamiento de la ONU para que el aeropuerto “esté abierto para vuelos civiles y comerciales regulares”.

Haq ha solicitado además que el puerto de Hodeida, en el este del país, está igualmente “totalmente operativo” y ha abogado por “la reapertura del aeropuerto para el uso civil comercial”, en medio del conflicto y el bloqueo impuesto por la coalición internacional contra los huthis, que controlan Saná y otras zonas del norte y el oeste de Yemen.

Un empleado del aeropuerto camina entre los escombros de un edificio destruido (Foto: REUTERS / Khaled Abdullah)
Un empleado del aeropuerto camina entre los escombros de un edificio destruido (Foto: REUTERS / Khaled Abdullah)

Las palabras de Haq han llegado después de que la coalición confirmara el lunes unos bombardeos “precisos y limitados” contra el aeropuerto, horas después de pedir a los civiles que evacuaran el lugar. Tras ello, argumentó que los objetivos eran usados por los huthis para llevar a cabo ataques contra Arabia Saudí.

LA COALICIÓN RECHAZA LAS ACUSACIONES DE IRÁN

Por otra parte, Al Maliki ha rechazado las acusaciones “difamatorias” del Gobierno de Irán tras la muerte por coronavirus de su enviado ante las autoridades instauradas en Yemen por los huthis, Hasán Irlu, unos días después de ser trasladado de vuelta al país para recibir tratamiento médico.

El portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Said Jatibzadé, criticó un “retraso en la cooperación por parte de algunos países” que provocó que el traslado de Irlu tuviera lugar “en condiciones inapropiadas”, según un breve comunicado publicado en la página web del Ministerio.

Posteriormente, el ministro de Exteriores de Irán, Hosein Amirabdolahian, apuntó directamente a las autoridades saudíes, lo que ha llevado a Al Maliki a publicar un comunicado en el que recalca que la coalición “comenzó la facilitación de la evacuación” de Irlu, que tuvo lugar “en menos de 48 horas” con la mediación de Omán e Irak.

“Estas afirmaciones difamatorias contra Arabia Saudí contradicen los valores y principios humanitarios”, ha manifestado, antes de recalcar que “difícilmente son sorprendentes”, dado que Irán envió a Irlu al país y desde allí “apoyó el caos y los combates”, según ha recogido la cadena de televisión Al Arabiya.

(con información de EP)

SEGUIR LEYENDO:

Guardar

Nuevo