El régimen chino salió al rescate de Evergrande para evitar que crezca el malestar social por la megaestafa de la inmobiliaria

La compañía vendió casi el 20% de las acciones de un banco a un conglomerado ligado a Beijing. El gobierno utiliza a las empresas gubernamentales para evitar el colapso de la empresa que vendió más de un millón de casas y no las puede construir

Evergrande sufrió fuertes pérdidas en la bolsa de Hong Kong (Reuters)
Evergrande sufrió fuertes pérdidas en la bolsa de Hong Kong (Reuters)

El endeudado gigante inmobiliario chino Evergrande anunció este miércoles la venta del 19,93% de las acciones del banco comercial Shengjing Bank a un conglomerado de propiedad estatal por 9.993 millones de yuanes (1.545 millones de dólares), que podría ser el primero de varios movimientos hacia firmas ligadas a Beijing.

El régimen de Xi Jinping está presionando a las empresas gubernamentales y a promotores inmobiliarios respaldados por el Estado como China Vanke Co Ltd para que compren algunos de los activos de Evergrande, dijeron a Reuters personas con conocimiento del asunto.

Evergrande, lastrado con 305.000 millones de dólares en pasivos, se tambalea al borde del colapso. Sin embargo, es poco probable que el gobierno central intervenga directamente para resolver la crisis en forma de rescate, según indicaron seis personas, incluidas cuatro en organismos gubernamentales y reguladores.

En su lugar, las autoridades esperan que las compras de activos eviten o al menos mitiguen cualquier malestar social que pudiera generarse si Evergrande sufre un colapso desordenado, dijeron las fuentes, negándose a ser identificadas debido a la sensibilidad del asunto.

En un comunicado remitido a la Bolsa de Hong Kong, Evergrande indica que, tras la operación de venta, su participación en Shengjing Bank bajará desde el 34,5 % hasta el 14,57%.

Evergrande traspasará 1.753 millones de acciones al comprador a un precio por unidad de 5,7 yuanes (0,88 dólares). Sin embargo, estos fondos probablemente no acabarán en la tesorería de la inmobiliaria, ya que Shengjing Bank puso como condición para aprobar la operación que las ganancias netas que de ella obtenga Evergrande vayan a pagar las deudas que tiene con el banco.

Una bandera china ondea frente al logo del Evergrande Center en Shanghai, China.EFE/EPA/ALEX PLAVEVSKI/Archivo
Una bandera china ondea frente al logo del Evergrande Center en Shanghai, China.EFE/EPA/ALEX PLAVEVSKI/Archivo

En el comunicado de esta mañana, Evergrande asegura que la llegada de la empresa estatal al accionariado “ayudará a estabilizar las operaciones” del banco y que también “ayudará a aumentar y a mantener el valor” de la participación que la inmobiliaria todavía controlará. La noticia fue bien recibida entre los inversores de la Bolsa de Hong Kong, con las acciones de Evergrande subiendo más de un 13,1 % poco antes de las 11.00 hora local (03.00 GMT).

Evergrande, con un pasivo total de más de 300.000 millones de dólares, debe hacer frente este miércoles al pago de 47,5 millones de dólares de intereses de un lote de bonos ‘offshore’, aunque no se ha pronunciado todavía sobre si lo hará.

El pasado jueves ya venció el plazo para abonar otros 84 millones de dólares de otro paquete de bonos cotizados en el exterior y todavía se desconoce si la compañía tiene intención de afrontarlo, habiendo entrado a partir de ese día en una prórroga de 30 días antes de que se considere oficialmente que ha incurrido en impago.

Otras posibles ventas

Según informó Reuters, un puñado de empresas estatales ya han realizado el proceso de diligencia debida sobre los activos en la ciudad sureña de Guangzhou.

En un ejemplo emblemático, Guangzhou City Construction Investment Group está cerca de adquirir el estadio de fútbol Guangzhou FC de Evergrande y los proyectos residenciales circundantes, según la persona, que tiene conocimiento directo del asunto. Con un costo de unos 12.000 millones de yuanes (1.900 millones de dólares), el estadio ha sido diseñado para albergar a más de 100.000 espectadores, lo que lo convierte en el mayor estadio mundial de fútbol por capacidad.

Los compradores potenciales de los activos principales de Evergrande en Guangzhou han sido “organizados” teniendo en cuenta “consideraciones políticas y comerciales”, dijo la persona, y agregó que las autoridades no quieren ver solo unas pocas empresas licitando por los mismos activos.

Evergrande, Guangzhou City Construction Investment Group y el regulador estatal de activos, la Comisión de Administración y Supervisión de Activos del Estado, no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios.

Vanke y China Jinmao Holdings se encuentran entre los promotores inmobiliarios respaldados por el gobierno a los que se les ha pedido que compren activos de Evergrande, según las fuentes. También se le preguntó a China Resources Land, dijo una fuente.

Los promotores inmobiliarios y las empresas estatales han sido sondeados directa o indirectamente sobre la compra de activos, dijeron las fuentes. Reuters no pudo determinar de inmediato el estado actual de la mayoría de esas discusiones.

Evergrande incumplió un pago de 83,5 millones de dólares en intereses a los tenedores de bonos en el extranjero la semana pasada y tiene un vencimiento de 47,5 millones de dólares para el miércoles.

Aunque las expectativas son altas de que se someterá a una de las reestructuraciones más grandes de la historia en China, los organismos gubernamentales han guardado silencio sobre el potencial de un rescate o cómo podrían lidiar con un colapso.

Sin embargo, Beijing ha trabajado para frenar cualquier efecto de rebote en el sistema financiero de los problemas de Evergrande, y el banco central se comprometió el lunes a proteger a los consumidores expuestos al mercado de la vivienda e inyectar más efectivo en el sistema bancario.

(Con información de Reuters y EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR