El ministro de Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson (AFP)
El ministro de Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson (AFP)

Boris Johnson, ministro de Exteriores del Reino Unido, calificó este lunes de "cada vez más absurda" la negación de Rusia sobre su responsabilidad en el ataque al ex espía ruso en Salisbury  y aseguró que este país "ya no puede engañar a nadie más".

"La gente puede ver que esta es la clásica estrategia rusa de intentar esconder la aguja de la verdad en un pajar de mentiras y confusión", afirmó Johnson a su llegada a la reunión de titulares de Exteriores de la Unión Europea (UE) que se celebra este lunes en Bruselas.

El ministro criticó la "negación cada vez más absurda" de las autoridades rusas y agregó que su versión ha variado entre no haber fabricado nunca "Novichok" [el tipo de agente nervioso supuestamente empleado en el ataque], haberlo fabricado, pero posteriormente destruido todas las existencias o que algunas muestras "escaparan misteriosamente" a Eslovaquia, Suecia, República Checa o Estados Unidos.

El presidente ruso Vladimir Putin celebra su reelección en comicios cuestionados por no contar con la participación de la oposición (AFP)
El presidente ruso Vladimir Putin celebra su reelección en comicios cuestionados por no contar con la participación de la oposición (AFP)

"Doce años después del asesinato de Alexander Litvinenko, ya no pueden engañar a nadie más", aseguró, en referencia al ex agente de la KGB fallecido en 2006 tras ingerir té contaminado con polonio radiactivo, un crimen que contó, según una investigación, con la aprobación del presidente ruso, Vladímir Putin.

Johnson dijo sentirse "conmovido" por la fuerza del apoyo que ha recibido el Reino Unido y apuntó a que "no hay casi ningún país en torno a la mesa aquí en Bruselas que no se haya visto afectado recientemente por algún tipo de comportamiento maligno y perjudicial por parte de Rusia".

El ministro confirmó que un equipo de técnicos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) llegará este lunes al Reino Unido para tomar muestras en el lugar donde se encontró al exespía ruso Serguei Skripal y su hija Yulia tras ser envenenados por un agente nervioso a principios de marzo. Ambos siguen internados.

Por otro lado los restantes ministros de Exteriores de la UE que acudieron a Bruselas junto a Johnson también condenaron  firmemente el envenenamiento y dijeron tomarse "sumamente en serio" las acusaciones británicas contra Rusia.

Sergei Skripal, el ex espía ruso y doble agente que estaba exiliado en Londres y que fue envenenado junto a su hija
Sergei Skripal, el ex espía ruso y doble agente que estaba exiliado en Londres y que fue envenenado junto a su hija

"La Unión Europea se toma sumamente en serio la valoración del gobierno británico de que es muy probable que la Federación Rusa sea responsable", afirmaron los 28 ministros en una declaración publicada este lunes en conjunto.

Mientras tanto, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, celebró este lunes una victoria aplastante en las elecciones mediante las cuales alcanzó su cuarto mandato al frente del país y que fueron fuertemente criticadas en el mundo por haberse realizado sin oposición, inhabilitada para participar.

En su discurso de victoria Putin volvió a negar su responsabilidad en el envenenamiento. "En Rusia no tenemos esos medios. Rusia ha destruido todo su arsenal químico", señaló.

Con información de EFE y AFP

MÁS SOBRE ESTE TEMA: