La sorprendente transformación del niño más obeso del mundo, a dieta desde hace nueve meses

Arya Permana llegó a pesar 200 kilos y no podía caminar. Preocupados, los padres le impusieron un régimen alimenticio que le cambió la vida

Así estaba Arya hace dos años
Así estaba Arya hace dos años

En 2016, Arya Permana, un niño de una aldea de la isla indonesia de Java, no podía sentarse o caminar sin la asistencia de otras personas porque pesaba unos 200 kilos. A los 10 años, lo definieron tristemente como "el niño más obeso del mundo".

"Solo comía y dormía", contaron sus padres al diario británico The Sun, y afirmaron que "agotaron todos sus ahorros" en "alimentarlo".

Pero finalmente, en abril de 2017, los padres decidieron tomar medidas extremas porque ya no podían ver sufriendo a su hijo. El pequeño indonesio fue puesto en una dieta estricta limitada en azúcar y carbohidratos y pasó por una cirugía de banda gástrica.

Ahora, el niño de 12 años puede ir caminando a la escuela y hacer deportes

En menos de un año, Arya perdió más de 70 kilos y ahora puede caminar a la escuela, jugar e incluso practicar deportes. "Estamos muy felices de verlo llevando una vida saludable. Es muy activo y se encuentra en buen estado de salud", afirman ahora sus padres.

LEA MÁS:

Polémica por la portada de una revista que muestra a Jennifer Aniston cuando conoció a uno de los hijos de Brad Pitt

TE PUEDE INTERESAR