Vladimir Putin, presidente de Rusia, y el empresario de la tecnología Elon Musk (Getty)
Vladimir Putin, presidente de Rusia, y el empresario de la tecnología Elon Musk (Getty)

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el magnate de la tecnología, Elon Musk, coincidieron este lunes con un inquietante pronóstico sobre el futuro de la Inteligencia Artificial (IA) y las guerras.

El viernes Putin había asegurado en una reunión con estudiantes que quien logre dar primero el salto tecnológico de desarrollar la IA llegará a dominar el mundo, según consignó la agencia AP.

El mandatario señaló que este desarrollo encierra "oportunidades y amenazas colosales que son difíciles de predecir ahora", y advirtió que "quien se convierta en el líder de esta esfera dominará el mundo".

Sus declaraciones pasaron desapercibidas en el momento, pero este lunes diferentes medios especializados en tecnología como The Verge, Ubergizmo o Android Technology las retomaron.

Musk, el innovador dueño de la compañía de autos eléctricos Tesla y de SpaceX, una empresa de investigación y desarrollo aeroespacial, compartió en su cuenta de Twitter los dichos de Putin a través de The Verge, diciendo que "está comenzando".

Poco después agregó: "China, Rusia, pronto todos los países tendrán destreza en ciencias de la computación. La competencia para lograr la superioridad en IA a nivel nacional será la causa más probable de la Tercera Guerra Mundial, en mi opinión".

No es la primera vez que Musk expresa sus preocupaciones por los avances de la IA. Hace un mes fue uno de los más de 116 firmantes de una carta dirigida a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) instándola a que prohíba los robots autónomos diseñados para guerra.

Las principales potencias están apostando fuerte al desarrollo de robots autónomos para pelear las guerras del futuro (Kratos Defense)
Las principales potencias están apostando fuerte al desarrollo de robots autónomos para pelear las guerras del futuro (Kratos Defense)

También se mostró pesimista en cuanto al impacto de la IA sobre los puestos de trabajo hoy ocupados por seres humanos y hasta se atrevió a anticipar, durante una audiencia frente a gobernadores de los Estados Unidos, que podría generarse una guerra debido a la expansión de la influencia de robots con capacidades humanoides.

Por su parte, Putin también consideró el viernes que "sería muy desafortunado que alguien gane una posición monopólica" en el desarrollo de la IA, por lo que dijo que Rusia estaba lista para compartir sus conocimientos con otras naciones.

En el futuro las guerras se pelearán con drones, aseguró el jefe del Kremlin, y "cuando los drones de un bando destruyan a los drones del otro, no habrá más opción que rendirse".

LEA MÁS: