Gobierno anunció investigación de FGR contra Alito Moreno, pero después borró información

La Unidad de Inteligencia Financiera no había descartado que el polémico líder de la Oposición tuviera imputaciones, mientras él está de gira por Europa denunciando persecución política

Compartir
Compartir articulo
FOTO: ANDREA MURCIA/CUARTOSCURO.COM
FOTO: ANDREA MURCIA/CUARTOSCURO.COM

El Gobierno de México informó y después borró un tuit en que reportaba investigaciones iniciadas por la Fiscalía General de la República (FGR) contra Alejandro Moreno Cárdenas, Alito, actual presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y exgobernador de Campeche.

De acuerdo con la cuenta oficial de la administración que lidera el presidente Andrés Manuel López Obrador, las indagatorias reportadas incluían tráfico de influencias, desvío de fondos federales, lavado de dinero, enriquecimiento ilícito y fraude fiscal.

La información fue compartida a través de un breve tuit, etiquetando a Alito Moreno, quien está fuera del país, de gira por Europa. Sin embargo, la publicación fue borrada media hora más tarde, cuando la prensa nacional ya había destacado la nota.

Por los posibles delitos de tráfico de influencias, desvío de fondos federales, lavado de dinero, enriquecimiento ilícito y fraude fiscal, la @FGRMexico inició una carpeta de investigación en contra de @alitomorenoc, exgobernador de Campeche y actual líder nacional del #PRI
infobae

Hasta ahora no se ha especificado si el gobierno federal de López Obrador fue quien presentó las denuncias contra Alito Moreno, luego de que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) no descartara investigaciones.

Inicialmente se ha presumido un madruguete desde el gobierno federal, por algo que compete directamente a la FGR. Además, el error de haber eliminado un reporte desde la cuenta oficial del Gobierno de México ha generado suspicacias por su magnitud en cuestiones penales de parte de quienes deben ofrecer información verídica y confiable.

La actual gobernadora morenista de Campeche, Layda Sansores, también ha dicho que acusó formalmente al presidente del PRI ante la FGR, en una batalla que ha emprendido contra él filtrando audios polémicos que dejan al descubierto posibles delitos electorales, corruptelas y estrategias para ocultar sus propiedades millonarias.

Mientras que la dependencia ministerial encabezada por Alejandro Gertz Manero no se ha pronunciado sobre el caso específico contra Moreno Cárdenas, luego de ser consultada.

(Foto: Facebook Alejandro Moreno Cárdenas)
(Foto: Facebook Alejandro Moreno Cárdenas)

Layda Sansores ya había declarado que el caso de Alito Moreno estaba en el área de la Fiscalía Especializada en Materia de Combate a la Corrupción, bajo la tutela de María de la Luz Mijangos.

Pablo Gómez, titular de la UIF, aseguró que nadie escapa de los monitoreos realizados por la entidad responsable de vigilar posibles ilícitos financieros, tras ser cuestionado sobre el caso de Alito Moreno durante la conferencia matutina del presidente López Obrador en Palacio Nacional el pasado 6 de julio.

“Nosotros no hacemos investigaciones, nosotros tenemos muchos datos procedentes del sistema financiero de personas expuestas políticamente; ninguno escapa del monitoreo de los bancos y de las casas de bolsas y de las actividades vulnerables”, evadió sin confirmar advertencias del priista.

El presidente de México ha reiterado que su gobierno no persigue a opositores, aunque en la misma mañanera, el titular de la UIF informó de una denuncia a la FGR sobre transferencias millonarias a cuentas del exmandatario del PRI, Enrique Peña Nieto.

Este último aseguró de inmediato en Twitter que su patrimonio es legal y todo será aclarado en su momento. Mientras que Alito Moreno defendió al también exgobernador del Estado de México.

Mientras tanto, el líder nacional del PRI se encontraba en Ginebra, Suiza, pues acudió a las oficinas de la Organización de Naciones Unidas y en su gira con otros políticos se ha enfocado en denunciar persecución por parte del gobierno federal.

La única forma de que me callen es que me maten”, ha advertido en su llamada campaña internacional para exponer intenciones de López Obrador, asegura, por destruir la democracia.

En México, 15 exgobernadores del partido tricolor ya pidieron la renuncia de Alito Moreno, en una presidencia que no parece sostenerse por los escándalos mediáticos, aunque él se aferra y está seguro de terminar el mandato para el que fue electo, hasta el 19 de agosto de 2023. Por lo pronto, tiene planeado volver la próxima semana, afirmando que no huyó del país por la crisis que enfrenta.

SEGUIR LEYENDO: