Los primeros pasos de Carlos Slim en los negocios: una tienda de dulces debajo de las escaleras y una libreta de ahorros

El hombre más rico de México se embarcó en el mundo empresarial siendo un niño y a los 25 años cimentó lo que hoy es el poderoso grupo Carso

Carlos Slim es el hombre más rico de México. EFE/Sáshenka Gutiérrez
Carlos Slim es el hombre más rico de México. EFE/Sáshenka Gutiérrez

El empresario mexicano con ascendencia libanesa, Carlos Slim Helú, es el hombre más rico de México, y uno de los más ricos del mundo entero. Además, fue considerado el más rico del mundo en 2010 por la revista Forbes.

Slim es dueño de varias empresas que han hecho que su fortuna crezca hasta el nivel que hoy conocemos. Hoy su fortuna se calcula en unos 64 mil 500 millones de dólares.

¿Pero cómo comenzó la fortuna del empresario?

Desde muy niño, Slim comenzó a desarrollar su gusto por los negocios, pues a los 10 años compraba dulces y los revendía a sus tíos y primos, instalado debajo de una escalera de su casa, ubicada en el Parque Lincoln. Estudió la carrera de Ingeniería Civil en la máxima casa de estudios, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), en donde, al mismo tiempo que estudiaba, impartía clases de álgebra y programación lineal.

Desde muy joven comenzó a invertir en la compra de negocios, algo que le aprendió a su padre, Julián Slim Haddad, un migrante libanés que llegó a México desde muy joven, en 1902, y que en nuestro país logró tener negocios que le dieron una solvencia económica muy buena.

El padre de Slim le enseñó desde niño a administrar sus finanzas. EFE/ Santi Donaire/Archivo
El padre de Slim le enseñó desde niño a administrar sus finanzas. EFE/ Santi Donaire/Archivo

Slim recibió sus primeras enseñanzas empresariales desde niño, pues su padre le daba a cada uno de sus hijos una libreta de ahorros junto con su “domingo”, semana a semana, con la finalidad de que aprendieran a administrar tanto sus ingresos como sus egresos. Esta libreta la revisaba Julián con sus hijos, veían los gastos, las compras que hacían y los movimientos que realizaban. De esta manera fue como los progenitores de don Julián Slim llevaban sus propios balances personales e iban viendo como se desarrollaba su propio patrimonio.

A los 12 años, Slim logró abrir su primera chequera y comprar acciones del Banco Nacional de México. Con tan solo 25 años, en 1965, Slim comenzó a fincar lo que sería el inicio del ahora conocido como Grupo Carso, pues fundó Inversora Bursátil y se convirtió en el presidente de su Consejo de Administración.

En 1966 constituye la inmobiliaria Carso, tres meses antes de casarse con Soumaya Domit. En 1982, cuando el país atravesaba una severa crisis, Slim y su Grupo Carso comenzaron a invertir de forma intensa y activa, y adquieren Cigatam, Hulera el Centenario, Bimex, Reynolds Aluminio, entre otras. Posteriormente se concretaría la compra de Seguros de México, conformando así el Grupo Financiero Inbursa.

En 1967 funda y preside las empresas Promotora del Hogar, S.A. dedicada a comercializar viviendas, y GM Maquinaria, en el giro de compra, venta y renta de equipo de construcción. Más tarde, en 1968 adquiere y dirige Mina el Volcán SSG Inmobiliaria, S.A.

En el 69 Inician operaciones tres nuevas empresas: Bienes Raíces Mexicanos, S.A., Nacional de Arrendamientos, e Invest Mentor Mexicana. Para 1976 adquiere el 60% de la impresora de etiquetas y calendarios Galas de México, mejorando notablemente su operación.

Hoy es el empresario mexicano más destacado. REUTERS/Luis Cortes
Hoy es el empresario mexicano más destacado. REUTERS/Luis Cortes

En 1980 se crea Grupo Galas, hoy Grupo Carso, cuyas actividades principales entonces eran la Industria, la construcción, minería, comercio, alimentos y el tabaco.

En 1985 Grupo Carso adquiere Artes Gráficas Unidas, Fábricas de Papel Loreto y Peña Pobre, así como la mayoría de Sanborns y su filial Dennys. En 1990, adquiere TELMEX, en sociedad con SBC y France Telecom, al año siguiente la cadena de Hoteles Calinda (hoy, OSTAR Grupo Hotelero), entre varias más.

Slim Helú, recibió la Medalla de Honor al Mérito Empresarial de la Cámara Nacional de Comercio de la Ciudad de México en 1985. En 1986 se crea la Fundación Carso A.C., actualmente Fundación Carlos Slim, organismo filantrópico sin fines lucrativos con el propósito de servir a la sociedad mexicana: contribuir al desarrollo y formación de capital humano a través de programas permanentes de alto impacto y cobertura.

A finales de 1990, Slim gana la licitación para adquirir Telmex, conjuntamente con Southwestern Bell y France Telecom, posteriormente se constituye Carso Global Telecom, holding de Telmex. Se crea también la marca Telcel, a partir de Radiomóvil Dipsa, S.A. de C.V.

De ahí en adelante, Slim ha adquirido varias empresas que le han ayudado a lograr lo que hoy tiene.

Entre otras cosas que ha hecho, destaca el crear, en el año 2000 la Fundación del Centro Histórico de la Ciudad de México, con el objetivo de rescatar y revitalizar la zona.

SEGUIR LEYENDO: