Un cohete inició el fuego de un albergue de niños huérfanos en Veracruz

Los menores lograron salir con vida, sin embargo perdieron todo, sus camas, ropa, despensa y los pocos juguetes que tenían

El incendio ocurrió debido a que presuntamente alguien arrojó un cohete dentro de la habitación donde los niños dormían, no se sabe si de forma intencional o al propósito, pero el resultado fue el mismo: perdieron todo Foto: (Facebook Casa Hogar El Buen Samaritano)
El incendio ocurrió debido a que presuntamente alguien arrojó un cohete dentro de la habitación donde los niños dormían, no se sabe si de forma intencional o al propósito, pero el resultado fue el mismo: perdieron todo Foto: (Facebook Casa Hogar El Buen Samaritano)

La casa hogar El Buen Samaritano quedó consumida por un incendio registrado la noche del 28 de diciembre cuando les lanzaron un cohete (no se sabe si de forma accidental o al propósito) mientras los niños cenaban.

Los hechos ocurrieron alrededor de la 22:00 horas cuando presumiblemente una persona lanzó material pirotécnico al cuarto en donde duermen los menores, ocasionando que se consumiera en llamas.

El lugar está ubicado en calle Xelha, entre Kabah y Uxman, de la colonia Chalchihuecan, en la ciudad de Veracruz, donde los niños alcanzaron a salir ilesos gracias a que estaban cenando en la otra habitación.

Por la escasez de herramientas e hidratantes en la zona, los bomberos estuvieron luchando en contra del agresivo fuego por más de seis horas; debido a los fuertes vientos, las llamas del incendio aumentaron.

En el incendio, perdieron todo, las camas donde dormían los 18 menores que alberga el lugar, así como ventiladores, su ropa, zapatos y pocos juguetes que tenían, además de que la humilde estructura de dos habitaciones presenta daños que obligarán a reconstruirla de cero.

Afortunadamente, el capitán de los bomberos dio a conocer que, debido a la pandemia que se está viviendo actualmente, los salones y dormitorios dentro del albergue se encontraban vacíos, por lo que no hubo pérdidas humanas que lamentar.

La encargada del lugar, Clarión del Carmen García indicó que alrededor de las 10:00 de la noche, mientras los niños compartían la cena en el área del comedor, fueron avisados por vecinos del incendio que consumía los dormitorios.

Al momento de percatarse del fuego, las llamas ya alcanzaban una dimensión que resultó imposible apagarlas. Vecinos de la colonia Chalchihuecan, donde se ubica la casa hogar, trataron de apagar el incendio con cubetas de agua y tierra.

Aunque no pudieron sofocar el incendio, la directora el inmueble dijo que el apoyo de los vecinos permitió evitar que el fuego se propagara a otras áreas, entre ellos dos automóviles que sirven para realizar prácticas que imparte Apiver en cursos de capacitación para los menores.

El fuego fue sofocado completamente casi a la media noche por elementos de Bomberos que se presentaron en el sitio para prestar la ayuda, narró la encargada de la casa hogar ubicada en la zona norte de la ciudad de Veracruz.

Además de causar quemados e incendios, la pirotecnia también provoca la muerte de muchos animales por el miedo intenso del ruido que provocan, por lo que exhortan a no usarla
Además de causar quemados e incendios, la pirotecnia también provoca la muerte de muchos animales por el miedo intenso del ruido que provocan, por lo que exhortan a no usarla

Clarión del Carmen indicó que la casa hogar El Buen Samaritano tiene 23 años apoyando con hogar y alimento a niños de familias de escasos recursos, quienes permanecen los días entre semana en el lugar y los fines de semana regresan con sus padres o abuelos.

En la mayoría de los casos ven todos los días a sus familiares, quienes recurren a la casa hogar para buscar apoyo para la manutención de los menores.

Los encargados de la Casa Hogar aseguran que en otras ocasiones han sido víctimas de agresiones, principalmente de robo de la despensa que almacenan para alimentar a los críos, así como algunos objetos y aparatos que les donan.

Hasta hace unos días se ayudaban con la venta de piñatas, sin embargo muchas veces no tienen ni para la comida, por lo que ruegan en los mercados y restaurantes por algo que les haya sobrado para alimentar a los pequeños, ya que no reciben ayuda del gobierno, sólo de vecinos que les llegan a donar artículos de despensa.

MÁS SOBRE OTROS TEMAS: