Coronavirus en México: tras agresiones, trasladan a personal médico en camiones custodiados por la policía

Algunos gobiernos estatales e incluso empresas privadas y concesionarios del transporte público, se han sumado a la iniciativa para proteger al personal médico que lucha día a día contra la pandemia del Covid-19

Personal médico sube a un autobús del hospital, coordinado por su propio personal de seguridad, luego de finalizar sus turnos. (Foto: REUTERS/Henry Romero)
Personal médico sube a un autobús del hospital, coordinado por su propio personal de seguridad, luego de finalizar sus turnos. (Foto: REUTERS/Henry Romero)

Debido a las múltiples agresiones de las que han sido víctimas el personal médico en todo el país, algunos gobiernos estatales comenzaron a otorgar el servicio privado de transporte para ayudar a médicos, médicas, así como a enfermeros y enfermeras.

En la Ciudad de México y en el área metropolitana, la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE) con apoyo del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Salud (SNTSA) y del Sindicato Nacional del ISSSTE (SNTISSSTE), así como las autoridades del sector, comenzaron a brindar el servicio de transporte para el personal médico de los siete hospitales con mayor número de trabajadores de la salud.

Desde este martes, el personal del Hospital General de México (la institución más grande de Latinoamérica con 7 mil empleados), el Hospital Juárez, el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), el 1.º de Octubre, Hospital Adolfo López Mateos, Hospital Zaragoza y el Hospital 20 de Noviembre, cuentan con transporte gratuito y seguro.

Los recorridos fueron previamente establecidos por los trabajadores y las autoridades, sobre la ruta que cubrirán para dejar lo más cerca posible de sus hogares a los trabajadores y están resguardados por elementos de la policía capitalina para evitar cualquier tipo de agresión.

Foto: REUTERS/Henry Romero
Foto: REUTERS/Henry Romero

Además, la FSTSE, SNTSA y el SNTISSSTE aseguraron que han entregado equipos de seguridad laboral al personal paramédico como batas, guantes, lentes y mascarillas con el fin de blindar a los trabajadores en el combate contra el Covid-19.

Otros gobiernos como el de Nayarit, también ha puesto en marcha la operación de servicio exclusivo gratuito para el personal de los principales hospitales públicos como FOVISSSTE, IMSS no.1, Hospital Civil, ISSSTE, IMSS no.24 y la clínica Juan Escutia.

Otro ejemplo es el gobierno de Tamaulipas, el cual habilitó 16 unidades de transporte que estarán trasladado al personal de diferentes hospitales de los municipios de Altamira, Nuevo Laredo, Tampico, Madero, Victoria, Reynosa y Matamoros.

Además, a través del programa Pensando en Ti y Winner Coffee, el Sistema DIF Tamaulipas, ofrece alimentos gratuitos a 650 personas del sistema de salud en Ciudad Victoria

La iniciativa para otorgar un transporte seguro al personal médico también ha sido replicada por algunas empresas privadas y concesionarios del transporte público.

Los médicos, médicas y personal de enfermería se han convertido en los héroes de esta pandemia (Foto: Twitter/EnriqueAlfaroR)
Los médicos, médicas y personal de enfermería se han convertido en los héroes de esta pandemia (Foto: Twitter/EnriqueAlfaroR)

Es el caso de la empresa mexicana de seguros GNP, la cual a través de un comunicado, dio a conocer que puso a disposición de los Centros COVID de la zona sur de la Ciudad de México, “Las Rutas de Héroes y Heroínas”, la cual dará servicio de transporte gratuito, seguro y confortable, para el trayecto hacia el inicio de su gran labor y del mismo modo, para regresar a casa al final de su jornada.

De acuerdo con lo informado por la empresa, “Las Rutas de Héroes y Heroínas”, contarán con tres trayectos y tres turnos para personal médico del: Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, Hospital General Gea González y del Instituto de Cardiología, ubicados en la Ciudad de México.

La empresa detalló que las rutas parten de San Pedro Mártir, Xochimilco y Taxqueña en distintos horarios y precisó que lo único que pedirá el personal del transporte antes de abordar, será la identificación como personal médico o de enfermería de esos hospitales.

En Oaxaca, la empresa privada “Choferes del Sur” destinó unidades exclusivas para transporte de personal médico del Hospital del ISSSTE, la Fuente de las 8 Regiones, Fonapas, y Central de Abastos.

Mientras que en Tijuana, cuatro de las empresas que cubren rutas en zonas alejadas, anunciaron que sus autobuses ofrecen transportación gratuita a todo el personal que labora en el Instituto Mexicano del Seguro Social.

Antes, portaban con orgullo su uniforme, hoy lo esconden por temor a ser agredidas.

Las autoridades del hospital determinaron levantar una denuncia en contra del ex funcionario por posible contagio de Covid-19. (Foto: Cuartoscuro)
Las autoridades del hospital determinaron levantar una denuncia en contra del ex funcionario por posible contagio de Covid-19. (Foto: Cuartoscuro)

Enfermeras del turno nocturno del Hospital General de México formaron parte del primer grupo que utilizó uno de los 14 autobuses dispuestos por la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FTSE) para resguardarlas y dejarlas lo más cerca de sus viviendas.

El diario Reforma platicó con tres enfermeras de ese nosocomio, identificadas como Diana Ortiz, Aidé Vázquez y Betzabeth, quienes relataron las agresiones y discriminaciones de las que han sido objeto desde que la pandemia del Covid-19 llegó a México.

"La gente está mal porque estamos para ayudar y no es la forma de actuar, no vamos a hacer ningún mal, al contrario", cuentó Aidé.

Lo mismo sucede con Betzabeth, quien se encarga del triage en donde se detectan posibles casos del nuevo coronavirus y quien se dice lista para dejar de vivir en su casa si la pandemia y los riesgos la obligan.

Sólo espera no vivir lo que le ha pasado a otros compañeros, a quienes les han negado poder rentar un cuarto por dedicarse a atender pacientes con enfermedades respiratorias, incluso si pudieran pagar el triple de lo que llegan a pedir los arrendatarios.

FOTO: MARIO JASSO /CUARTOSCURO
FOTO: MARIO JASSO /CUARTOSCURO

“Si se agravara ni siquiera llegaría a mi casa, buscaría otras opciones”, dijo la enfermera, quien ya convive a más de dos metros de su familia, se lava las manos cada que toca un objeto y lava su ropa con cloro.

Por su parte, a Diana, además de temer por contagiarse en el hospital o en el transporte que usa por cuatro horas de ida y vuelta, le da temor ser bañada con cloro, amenazada o golpeada por personas que la ven con desagrado, se alejan y la hacen sentir mal.

“Anteriormente la gente se mostraba agradecida. Ahora es triste porque nos ven como un riesgo y no como una ayuda, es triste y es muy molesto porque nosotros estamos arriesgando nuestra vida y la vida de nuestra familia”, aseguró.

Reforma señala que ahora, estas enfermeras y sus colegas visten de civil, transportan sus uniformes en bolsa sellada y ocultan cualquier prenda blanca que pudiera mostrar a qué se dedican.

MÁS DE ESTE TEMA: