Foto: Juan Vicente Manrique/ Infobae
Foto: Juan Vicente Manrique/ Infobae

"Hay quien dice que por lo de coronavirus no hay que abrazarse. Pero hay que abrazarse, no pasa nada” (sic). De esta manera, el presidente Andrés Manuel López Obrador insistía hace unos días en minimizar el riesgo de contagio del Covid-19 en México, en donde hasta el día de hoy existen 13 casos confirmados. Y este jueves anunció que seguirá con sus giras, dando abrazos y besos.

Durante la conferencia de prensa en Palacio Nacional, el subsecretario de Prevención y promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, reconoció que en México se podrían infectar 8 de cada 10 personas —es decir un 80% de la población— sin embargo, presentarían signos leves o incluso, podrían no saber que son portadores del virus ante la falta de síntomas.

Por eso, las expresiones del mandatario minimizando las medidas de prevención y su resistencia a implementarlas, así como la aparente falta de pruebas para detectar la enfermedad, causan alarma entre la población.

Aunque el discurso del gobierno insiste en un llamado a la calma, en la memoria de los ciudadanos persiste lo ocurrido hace 11 años, cuando en México y en especial la capital del país vivieron momentos aciagos con otra pandemia: la influenza AH1N1, la cual ocasionó la muerte de 8,000 mexicanos e infectó a 9.5 millones de personas en todo el país, además de dejar pérdidas millonarias debido a que se cerraron comercios y se cancelaron cientos de eventos públicos.

Coronavirus en México. (Foto: Cuartoscuro)
Coronavirus en México. (Foto: Cuartoscuro)

De acuerdo con un modelo matemático desarrollado por científicos mexicanos entre los que se encuentra el doctor Gustavo Cruz, del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas y en Sistemas (IIMAS) de la UNAM, el brote infeccioso del Covid-19, es decir la aceleración de contagio, probablemente se dará entre el 20 y el 30 de marzo.

El modelo, que está basado en otro elaborado en 1927, considera dos factores clave: los factores biológico y social.

El doctor Gustavo Cruz explicó que “en términos epidemiológicos se dice que hay un brote infeccioso cuando, a una población sin la enfermedad, llega un infectado y contagia a más de una persona. Hay quienes calculan que el R0 (paciente cero) de este nuevo coronavirus podría ir de 1.5 a 4, lo cual nos plantea un intervalo muy grande, aunque a partir de lo observado en Wuhan estimamos que esta cifra es de 2.5. Tan sólo para contrastar, diremos que el número reproductivo básico del virus H1N1 era de 1.7, lo que nos da un atisbo de lo que podría venírsenos en breve”, precisó.

¿Qué es lo que ha hecho el gobierno de López Obrador para detener el avance del coronavirus?

FOTO: ISAAC ESQUIVEL/CUARTOSCURO
FOTO: ISAAC ESQUIVEL/CUARTOSCURO

México enfrenta la pandemia en medio de un panorama muy complicado: la economía se encuentra en recesión técnica, el peso enfrenta una fuerte depreciación, la Bolsa Mexicana de Valores y los precios del petróleo han caído de manera estrepitosa, y por si eso fuera poco, el sistema de salud público mexicano se encuentra en crisis además de que el Instituto de Salud Para el Bienestar (Insabi), establecido por López Obrador, sigue sin funcionar.

Pese a que todos los días las autoridades federales de salud realizan una conferencia de prensa para informar sobre el avance de la enfermedad, la realidad es que aún se desconocen datos esenciales como la forma en que se realizan las pruebas de detección a personas sospechosas de padecer la enfermedad, lo cual es clave.

La situación en Estados Unidos empezó debido a que, de acuerdo con versiones periodísticas, no se estaban haciendo las suficientes pruebas para detectar la enfermedad. Es por eso que las alarmas entre la población mexicana se encuentran encendidas.

El gobierno insiste en que el país se encuentra en la fase uno de los escenarios de la enfermedad que es el de importación (en donde los contagios se dieron en el extranjero y aún no hay un contagio entre locales) los científicos como el de la UNAM prevén que eso cambie en breve y el virus se propague rápidamente.

Aunque el subsecretario de salud aseguró que desde el inicio de la enfermedad, en los aeropuertos mexicanos se han implementado las pruebas para detectar a posibles viajeros chinos enfermos y ahora se reforzarán los controles como el monitoreo de temperatura y la implementación de un cuestionario para detectar síntomas, algunos testimonios en redes sociales y en algunos medios de comunicación aseguran que en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (el más importante del país) no se están llevando a cabo los tamizajes necesarios para revisar a todos los viajeros internacionales.

Foto: REUTERS/Carlos Jasso
Foto: REUTERS/Carlos Jasso

Una de las medidas implementadas por el gobierno chino para evitar la propagación del virus, incluían realizar pruebas aleatorias a personas que no presentaban síntomas. Fue así que se detectaron a muchas personas enfermas que después fueron puestas en aislamiento. Pero en México no se está haciendo nada parecido.

Este jueves, el subsecretario de Prevención y promoción de la Salud de la Secretaría de Salud, Hugo López-Gatell aseguró que México no planea restringir vuelos, ni cerrar fronteras o puertos marítimos a causa del coronavirus Covid-19 debido a que no hay demostración científica alguna que compruebe que estas medidas ayuden a disminuir el riesgo de transmisión. Tampoco se tiene contemplado cancelar eventos masivos para evitar más afectaciones a la de por sí, ya golpeada economía mexicana.

Sin embargo, este mismo jueves, el secretario de Turismo, Miguel Torruco, anunció que se pospone la edición 45 del Tianguis Turístico que se llevaría a cabo en Mérida del 22 al 25 de marzo por la declaratoria de pandemia, por lo que ahora se efectuará del 19 al 22 de septiembre.

A través de la Secretaría de Hacienda, el gobierno federal aseguró que destinará “unos cientos de millones de pesos” para la compra de medicamentos, equipo médico y material de curación para atender el brote de la enfermedad en el país, pero lo cierto es que hasta el momento, se desconoce si ya ocurrió.

Tampoco se tiene la certeza de que los estados y los hospitales particulares tengan la infraestructura suficiente para enfrentar un contagio masivo.

Este miércoles, la Organización Mundial de la Salud (OMS) decretó al coronavirus Covid-19 como una pandemia. Hasta este jueves, en México existen 13 casos confirmados, 48 casos sospechosos y 264 negativos.

MÁS DE ESTE TEMA: