La organización de la reunión se está llevando a cabo en la Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana (Foto: Galo Cañas/ Cuartoscuro)
La organización de la reunión se está llevando a cabo en la Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana (Foto: Galo Cañas/ Cuartoscuro)

El gobierno mexicano, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, planea organizar una cumbre que reúna a la mayoría de países de habla hispana para desarrollar una estrategia que ayude a combatir el supremacismo blanco, ideología que cuenta con cada vez más seguidores, sobre todo en Estados Unidos.

De acuerdo con el diario Dallas Morning News, Roberto Velasco Álvarez, el vocero de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) mexicana, dirigida por Marcelo Ebrard, ha dicho que ya han puesto en contacto con embajadores en México de países clave y esperan ser los anfitriones de la reunión a finales de año.

En dicha cumbre, los líderes y funcionarios de las cancillerías de cada país se encargarían de redactar un borrador donde se posicionen políticamente frente al supremacismo blanco, basado en las discusiones que se lleven a cabo, donde se destacan los valores políticos y culturales que unen a dichos países.

La SRE, encabezada por Marcelo Ebrard, ya se ha comunicado con pases y comunidades “clave” para llevar a cabo la cumbre (Foto: Andrea Murcia/ Cuartoscuro)
La SRE, encabezada por Marcelo Ebrard, ya se ha comunicado con pases y comunidades “clave” para llevar a cabo la cumbre (Foto: Andrea Murcia/ Cuartoscuro)

"Si los supremacistas blancos están llamando al odio y la división racial, ¿cuál es nuestra respuesta? Necesitamos definirla, defender nuestra cultura, nuestro lenguaje, civilización, nuestra existencia", declaró al diario estadounidense Velasco Álvarez.

Los planes de la cumbre, sin embargo, se encuentra en la etapa preliminar. La reunión involucraría a líderes de varios países de Latinoamérica, además de España y Portugal, además de actores políticos y culturales importantes para México en Estados Unidos, como el estado de Texas, de acuerdo con la SRE.

Y es que a principios de agosto, un hombre abrió fuego en un Walmart ubicado en la ciudad fronteriza de El Paso, donde asesinó a 22 personas, ocho de ellas mexicanas, con un rifle de asalto.

Los críticos del presidente Trump han denunciado que el mandatario ha usado una retórica anti migrante que personas como el tirador de El Paso usó para argumentar su matanza (Foto: AFP)
Los críticos del presidente Trump han denunciado que el mandatario ha usado una retórica anti migrante que personas como el tirador de El Paso usó para argumentar su matanza (Foto: AFP)

Las autoridades señalaron que el tirador publicó, minutos antes de comenzar su ataque, un manifiesto lleno de retórica anti inmigrante y xenófoba, donde argumentaba que su ataque tenía la intención de detener la "invasión" que estaba sufriendo Texas, palabras que se asemejan a las que ha usado el presidente de aquel país, Donald Trump.

El gobierno mexicano, a través de Ebrard, ha dejado claro desde un principio que se encuentra muy atento a la investigación, a la que tiene acceso a través de la Fiscalía General de la República, y, en caso de que no quede satisfecho con el proceso, buscará la extradición para el responsable y sus eventuales cómplices, incluida la compañía que vendió el arma.

"Es un tema muy importante para México, pero también para una gran parte de Latinoamérica, incluidos los países caribeños y los ibéricos. El tirador no sólo buscaba asesinar mexicanos, sino latinos", destacó Velasco Álvarez.

La vigilia en El Paso tras el ataque a principios de agosto, en una comunidad muy unida en la frontera entre México y Estados Unidos (Foto: Reuters)
La vigilia en El Paso tras el ataque a principios de agosto, en una comunidad muy unida en la frontera entre México y Estados Unidos (Foto: Reuters)

El Paso, cuya ciudad "hermana" es Ciudad Juárez, al otro lado de la frontera, es una comunidad muy unida y tiene una abrumadora mayoría de población hispana (por encima del 80%).

Así lo destacó en los días posteriores al ataque terrorista el candidato a la presidencia de los Estados Unidos, el demócrata Robert "Beto" O'Rourke, que atravesó la frontera entre Estados Unidos y México para asistir en Ciudad Juárez al funeral de una de las víctimas del tiroteo.

“El Paso y Ciudad Juárez forman la comunidad binacional más grande en el nuestro hemisferio –unidos, no divididos, por puentes como el que crucé–. Hoy, lloramos por las vidas que perdimos, pero hemos decidido que nunca nos va a separar el odio. Porque juntos somos mucho más fuertes que la suma de las partes”, expresó.

Las imágenes de las víctimas fueron compartidas por familiares y amigos en redes sociales (Foto: Especial)
Las imágenes de las ocho víctimas en el tiroteo de El Paso fueron compartidas por familiares y amigos en redes sociales (Foto: Especial)

"Le estamos rindiendo honor no sólo a los caídos de un lado de la frontera, sino a las pérdidas que sufrimos en ambas ciudades. La única manera de mostrar que somos tan unidas es cruzar aquí, es la mejor manera de demostrarlo, dando el ejemplo de lo que solemos hacer",  agregó O'Rourke.

Además, otros líderes de Texas han festejado que México plantee una cumbre para combatir dicha ideología. "Ya era hora", señaló al Dallas Morning News el senador local Jose Rodriguez. "Es un momento en el que la hostilidad viene de los niveles políticos más importantes: el presidente Trump y nuestro gobernador", señaló.

Rodriguez se refirió al gobernador Greg Abbott, también republicano como Trump. "El uso de un lenguaje que divide y que provoca hostilidad contra los migrantes nos pone a todos en una posición vulnerable", completó.

"He sido crítico con todos los mandatarios mexicanos desde hace varias décadas, pero por ahora, estoy animado por el foco que López Obrador le ha puesto a terminar con la corrupción y ayudar a los pobres", elogió Rodriguez. "En el área de los crímenes de odio, hay más cosas en común que requieren nuestra atención urgente", culminó.