Carrera contra el tiempo en COP28: las negociaciones para eliminar combustibles fósiles intensifican el debate

A cuatro días de que termine la Cumbre en Dubai, aún no hay acuerdo para la acción climática internacional. Algunos países buscan una eliminación completa de los combustibles fósiles y otros abogan por una reducción gradual. El reloj avanza hacia la fecha límite del 12 de diciembre

Compartir
Compartir articulo
Reducir las huellas de carbono será la principal tarea de las compañías energéticas (Crédito Getty Images)
Reducir las huellas de carbono será la principal tarea de las compañías energéticas (Crédito Getty Images)

Con apenas cuatro días por delante para negociar los términos en los que los países deben dar a conocer un compromiso para reducir la producción y el uso de los combustibles fósiles, el presidente de la COP28 Sultan Al Jaber pidió a los negociadores que salgan de su “zona de confort”. En los pasillos, muchos dudan y sostienen que su postura es un poco contradictoria, ya que también preside la petrolera más grande del país.

Al parecer, como ocurre con casi todo aquí en Dubai, en donde son dueños de casi todos los récords, Al Jaber quiere demostrar al mundo que puede cerrar a término una cumbre que históricamente suele demorar sus conclusiones hasta 48 horas.

En declaraciones a los medios, ha asegurado que quiere que, “como muy tarde”, las negociaciones se den por terminadas a las 11 de la mañana del día 12 de diciembre. Según Carbon Brief, la última que tuvo un acuerdo en el mismo día que estaba planeado fue la COP10, celebrada en Buenos Aires en 2004.

“Por favor, hagamos este trabajo”, pidió este viernes, cuando la cumbre entraba en su fase más dura de negociaciones. “Necesito que den un paso adelante y que salgan de su zona de confort”, agregó.

Sultan Al Jaber, presidente de la COP28, habló enérgicamente sobre la necesidad de una acción climática decisiva, destacando el papel crucial de la cumbre
EFE/EPA/ALI HAIDER
Sultan Al Jaber, presidente de la COP28, habló enérgicamente sobre la necesidad de una acción climática decisiva, destacando el papel crucial de la cumbre EFE/EPA/ALI HAIDER

Es que, con apenas 120 horas hasta el final programado, los 196 países presentes aún no se pusieron de acuerdo, entre varias cosas, en cómo quedará definida la salida de los combustibles fósiles, principal fuente de las emisiones que contribuyen al calentamiento climático. Al menos 80 países exigen un acuerdo en la COP28 que ponga fin al uso de combustibles fósiles, pero el lenguaje importa y mucho.

Los términos en danza son “phase down” o “phase out”, que en español significan reducción con una fecha poco específica o eliminación con una fecha predeterminada. Pero la complejidad no termina ahí. Un nuevo término “unabated” es el eje de la discordia. El problema es que nadie termina de dar una definición certera, y las organizaciones de la sociedad civil creen que puede dar lugar a seguir usando combustibles fósiles con la promesa de hacer captura de carbono con tecnologías que, en algunos casos, todavía ni existen. Es decir, prolongar el statu quo.

La Unión Europea (UE), Estados Unidos, las naciones insulares y los países africanos insisten en que hay que “abandonar” (“phase out”) los combustibles fósiles (petróleo, gas, carbón) como fuentes energéticas. Pero China y países productores de petróleo, encabezados por Arabia Saudita, piensan que la declaración final no debería hacer mención alguna a los combustibles fósiles. A esto se suma lo mencionado anteriormente con el término “unabated”. Ni el primer ni el segundo grupo dan precisiones.

Negociadores de todo el mundo están concentrados en la tarea de definir el futuro de los combustibles fósiles, una decisión que podría cambiar el curso de la historia climática
Negociadores de todo el mundo están concentrados en la tarea de definir el futuro de los combustibles fósiles, una decisión que podría cambiar el curso de la historia climática

Señal

La conferencia está “enviando una clara señal de que todos nosotros — pequeños y grandes — podemos marcar la diferencia”, afirmó Al Jaber. “Aprovechemos ese éxito para obtener un resultado sin precedentes”.

“Si queremos que esta COP sea la del progreso, necesitamos hablar de eliminación de los combustibles fósiles”, dijo a The Guardian Christiana Figueres, diplomática costarricense que ha presidido la convención de cambio climático. “Sólo así se enviará un mensaje político que tendrá ramificaciones en aquellas empresas que tienen que decidir donde van a invertir”, agregó.

“Desde la perspectiva del planeta, 1,5ºC es un límite tangible. No es simplemente una elección”, afirmó Simon Stiell, secretario Ejecutivo de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

El reloj marca el tiempo restante en la COP28, simbolizando la urgencia de alcanzar un acuerdo significativo en un marco de tiempo ajustado REUTERS/David Gray/
El reloj marca el tiempo restante en la COP28, simbolizando la urgencia de alcanzar un acuerdo significativo en un marco de tiempo ajustado REUTERS/David Gray/

“Pasar 1,5ºC implica que perdamos irreversiblemente capas de hielo” y que aumente 10 metros el nivel del mar, que desaparezcan los arrecifes de coral que sustentan la pesca mundial y que se alcancen temperaturas tan extremas que “2.000 millones de personas vivirán en zonas... que superarán el límite humano y supondrán una amenaza para la vida”, afirmó.

Mientras tanto, los países del este de Europa están trabajando para resolver dónde celebrar la cumbre COP29 del próximo año. Hasta ayer, entre los candidatos figuraba Azerbaiyán, que se ofreció a acoger el evento con el sorpresivo apoyo de Armenia. Moldavia y Serbia, s dice en los pasillos, también figuran entre los potenciales candidatos a asumir la presidencia rotatoria.