Mito vs realidad, esto es lo que tienes que saber de la carne de cerdo

Existen diversas creencias populares sobre el consumo de carne de cerdo, pero ¿qué tan reales son?

Guardar

Nuevo

Moderación y selección de cortes son clave en el consumo saludable de carne de cerdo. - (Imagen Ilustrativa Infobae)
Moderación y selección de cortes son clave en el consumo saludable de carne de cerdo. - (Imagen Ilustrativa Infobae)

La carne de cerdo colombiana se destaca por su versatilidad y capacidad para enriquecer un amplio espectro de recetas, por lo que es sumamente común su consumo en los hogares colombianos, ya sea para el desayuno, el almuerzo, la cena o como un snack.

Pese a la capacidad de este ingrediente para fusionarse con diversos estilos culinarios, existen diversos mitos en torno a su consumo, y que invitan equivocadamente a la gente a evitar incluirlo en sus dietas.

Muchos de estos mitos están basados en suposiciones o creencias populares, por lo que a continuación compartimos algunos datos que desmienten creencias populares sobre este alimento:

1 “La carne de cerdo no hace daño al organismo”

Aunque el mito asegura que sí, esto carece de una base científica sólida. La carne de cerdo proporciona nutrientes esenciales como proteínas de alta calidad, vitaminas del grupo B, hierro, zinc y potasio, que son importantes para el funcionamiento óptimo del cuerpo. Pero al igual que otras carnes, debe consumirse en cantidades moderadas y en el contexto de una dieta equilibrada.

2 “La carne de cerdo no es grasosa”

Vale la pena señalar que existen distintos cortes disponibles. Mientras que algunos cortes pueden ser ricos en grasa, hay opciones magras, como el lomo o el solomito de cerdo, que son bajas en grasa y pueden compararse- en términos de contenido de grasa- con cortes magros de otras carnes como el pollo o la res. La clave del consumo saludable de carne de cerdo radica en la selección de cortes magros, así como en emplear métodos de cocción que no añadan grasas adicionales.

3 “La carne de cerdo es saludable”

Es importante comprender que ningún alimento por sí mismo determina la salud o la enfermedad en una dieta. El consumo de carne de cerdo dentro de una alimentación variada y balanceada, puede ser parte de un estilo de vida saludable. De hecho, eliminar completamente ciertos alimentos o grupos de alimentos sin una razón médica justificada puede llevar a deficiencias nutricionales.

4 “La carne de cerdo no engorda”

El más popular de los mitos sobre la carne de cerdo está relacionado con el aumento de peso, no obstante se trata de una simplificación excesiva. El aumento de peso está relacionado con un consumo de calorías superior al que el cuerpo utiliza, independientemente de si estas calorías provienen de la carne de cerdo o de cualquier otro alimento. Lo más recomendable es mantener un control de las porciones y combinar el consumo de carne de cerdo con una dieta balanceada y actividad física regular para prevenir el aumento de peso.

infografia

Ante estos hechos, se recomienda conocer el valor nutricional de la carne de cerdo antes de decidir abstenerse de su ingesta, pues si se consume de manera responsable y en el contexto de una dieta equilibrada, esta puede enriquecer nuestros hábitos alimenticios.

La clave está en la moderación, la selección cuidadosa de cortes y la integración de este alimento en un estilo de vida saludable. Pues la versatilidad de la carne de cerdo colombiana permite su incorporación en preparaciones que van más allá de los límites convencionales. Desde pizzas con toques de cerdo desmechado hasta ensaladas que ganan un nuevo perfil de sabor con tiras de este tipo de carne, las opciones son tan variadas como sorprendentes.

Tipos de Cortes

Conocer los tipos de cortes de carne de cerdo puede abrir la puerta a los comensales para experimentar y descubrir nuevos sabores y texturas en sus platillos. A continuación, se presentan diferentes cortes y ejemplos de platillos colombianos que se pueden preparar con los cortes:

  1. Lomo: Este corte se utiliza en la preparación de lomo al trapo, una técnica tradicional donde el lomo de cerdo se envuelve en un trapo con sal y especias, y se cocina directamente en las brasas.
  2. Costillas: Las costillas a la BBQ son un platillo popular en Colombia, cocinadas lentamente en la parrilla y bañadas en salsa BBQ casera, mezclando dulzura y sabor ahumado.
  3. Costilla Carnuda: La panceta se utiliza en el sancocho trifásico, un caldo espeso y rico en sabores donde la panceta aporta gratitud y sabor, junto con pollo y carne de res.
  4. Solomillo: El solomillo a la parrilla con guiso de tomate es una opción para este corte, aprovechando su suavidad y jugosidad, complementado con un guiso de tomate criollo.
  5. Papada: Con la papada se puede preparar arepa de chicharrón, donde la papada se fríe hasta que quede crujiente y luego se incorpora a la masa de arepa, ofreciendo una textura y un sabor únicos.
  6. Chuletas: Las chuletas en salsa de maracuyá son un ejemplo de cómo este corte puede ser utilizado, marinando las chuletas en jugo de maracuyá y especias, y luego cocinándolas a la plancha.

Cada uno de estos cortes y recetas refleja la versatilidad en cortes y preparaciones y su aporte a la cocina colombiana, donde la carne de cerdo juega un papel fundamental en la expresión de su cultura regional gastronómica.