Estados Unidos condenó la violenta represión a las masivas protestas pacíficas en Irán: “El pueblo tiene derecho a pedir cuentas a su gobierno”

Ned Price, el portavoz del Departamento de Estado, denunció el accionar d elas fuerzas persas durante las manifestaciones por la falta de agua en Isfahán que dejaron al menos 67 detenidos

FOTO DE ARCHIVO: El portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price, en una rueda de prensa en Washington (REUTERS/Kevin Lamarque)
FOTO DE ARCHIVO: El portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price, en una rueda de prensa en Washington (REUTERS/Kevin Lamarque)

Estados Unidos está “muy preocupado” por la “violenta represión” de los manifestantes “pacíficos” en Isfahan, Irán, dijo el sábado un portavoz del Departamento de Estado.

“El pueblo iraní tiene derecho a expresar su frustración y a pedir cuentas a su gobierno”, tuiteó Ned Price, en referencia al descontento de la población local con la sequía en la región.

Estados Unidos e Irán tienen previsto reanudar el lunes las conversaciones indirectas en Viena para intentar salvar el acuerdo nuclear iraní.

Al menos 67 personas fueron detenidas tras los enfrentamientos con la policía el viernes durante una nueva protesta contra la desecación de un emblemático río en Isfahán, la tercera ciudad del país, según la policía iraní.

Desde hace más de dos semanas, los vecinos organizan concentraciones para quejarse de la terrible sequía que azota la zona desde hace años. Culpan a las autoridades de desviar el agua de la ciudad para abastecer a la vecina provincia de Yazd, que también tiene una gran necesidad de agua.

Las detenciones fueron llevadas a cabo por la policía, la Guardia Revolucionaria, el ejército ideológico de la República Islámica y los servicios de inteligencia.

Imagen de la multitudinaria protesta del 19 de noviembre pasado en Isfahan (AP)
Imagen de la multitudinaria protesta del 19 de noviembre pasado en Isfahan (AP)

El domingo pasado, más de 1.000 personas marcharon hacia la oficina del gobernador en la provincia occidental de Chahar-Mahal Bakhtiari para exigir una solución a la escasez de agua, según informaron los medios de comunicación estatales.

El presidente Ebrahim Raisi se reunió con representantes de las provincias de Isfahan, Yazd y Semnan a principios de este mes y se comprometió a resolver los problemas de agua.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, ha dicho que este tema es el principal problema del país, sin hacer referencia a las protestas.

La sequía ha sido un problema en Irán desde hace unos 30 años, pero en la última década se ha agravado, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés). La Organización Meteorológica de Irán dice que aproximadamente el 97% del país enfrenta ahora algún nivel de sequía.

Con información de AFP

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR