La influencia de China y la situación en Afganistán, los ejes del viaje del secretario de Estado de EEUU a India y Kuwait

Antony Blinken visitará por primera vez India, un país cada vez más alineado con Washington en momentos en que crecen las preocupaciones por la escalada talibán en Afganistán

El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken (Foto: EFE)
El secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken (Foto: EFE)

El secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, viajará a India y Kuwait la próxima semana para mantener conversaciones sobre China, el coronavirus y Afganistán, según informó este viernes el Departamento de Estado.

El viaje se produce en un momento en el que el gobierno de Joe Biden trata de reforzar el liderazgo de Estados Unidos en la vacunación del mundo contra el COVID-19, intenta contrarrestar la creciente asertividad de China y se mueve para evacuar a las personas vulnerables de Afganistán antes de que se complete la retirada militar de Estados Unidos.

El Departamento de Estado dijo que Blinken se reunirá con el primer ministro indio Narendra Modi en Nueva Delhi el miércoles antes de viajar a la ciudad de Kuwait al día siguiente.

India es una pieza clave en los esfuerzos de Estados Unidos para contrarrestar la creciente influencia de China en la región del Indo-Pacífico y en otros lugares. El portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, dijo que la agenda en Delhi incluiría “los esfuerzos de respuesta al COVID-19, el compromiso en el Indo-Pacífico, los intereses de seguridad regionales compartidos, los valores democráticos compartidos y el tratamiento de la crisis climática”.

Joe Biden junto a Antony Blinken (Foto: Reuters)
Joe Biden junto a Antony Blinken (Foto: Reuters)

Kuwait, junto con Qatar, es uno de los varios países que se están considerando como posibles anfitriones de miles de afganos que trabajaban para Estados Unidos y que quieren ser reubicados en Estados Unidos antes de la retirada completa de las tropas estadounidenses de Afganistán a finales de agosto.

El gobierno de Biden espera evacuar a unos 4.000 afganos que sirvieron como traductores y en otras funciones de apoyo a las fuerzas estadounidenses en Afganistán y a sus familias a bases militares estadounidenses en terceros países mientras se tramitan sus visados.

Esto se suma a los aproximadamente 2.500 afganos que ya han completado la investigación de seguridad y que serán alojados en la base militar de Fort Lee, en Virginia, a la espera de la aprobación final de sus visados a partir de la próxima semana.

El avance de los talibanes pone una bomba en el Sur de Asia

El inédito avance de los talibanes sobre el terreno, que han tomado bajo su control más de un centenar de distritos de Afganistán, alimenta los miedos del Sur de Asia, una región plagada de grupos armados que podrían ver con euforia la victoria de la insurgencia.

El rápido deterioro de Afganistán está precedido de la decisión de Estados Unidos y de la OTAN de retirar sus tropas tras veinte años combatiendo a los talibanes, dejando una guerra inconclusa en manos de los propios afganos, y una nueva dinámica en la seguridad de la región.

Con más de 130 distritos, de los 402 que componen Afganistán, bajo su control, además de varios puntos fronterizos e instituciones públicas, los talibanes anuncian malas noticias para los Estados, y a la vez dan ejemplo a otros grupos en la región.

(Por Matthew Lee - AP - Con información de EFE)

Seguir leyendo: