(EFE)
(EFE)

Zinedine Zidane, técnico del Real Madrid, aseguró que siente no haber dejado despedirse a Gareth Bale del madridismo, en el que se perfila como su último partido, pero justificó su decisión en la decepción que siente con el galés tras ver cosas que no le gustan.

"Es verdad, no lo he hecho y siento que no haya tenido minutos, pero nadie sabe lo que va a pasar el próximo año y yo tengo que ver lo del día a día, tomar decisiones y cuando las cosas no me gustan y algo no me cuadra, tengo que hacer las cosas como las veo", aseguró en la respuesta que con más claridad habló de la situación de Bale, sin minutos las tres últimas jornadas pese a estar en perfectas condiciones.

Zidane destacó lo que ha aportado Bale al Real Madrid en sus años en la casa blanca, pero justificó su decisión mirando el presente. "Lo que ha hecho nadie lo va a cambiar, ha ganado muchas cosas aquí, pero el día a día es de lo que vivimos, el presente. Como entrenador decido por el presente".

En sus decisiones explicó el técnico francés que está su respuesta al futuro de Bale. "Sinceramente no sé lo que va a pasar con Bale. He contado con otros jugadores últimamente y está claro para mí. Estoy tomando decisiones de quién juega y los cambios para el próximo año puede pasar de todo".

(Reuters) El galés fue suplente en los últimos tres partidos
(Reuters) El galés fue suplente en los últimos tres partidos

Al mismo tiempo, Zidane se mostró muy decepcionado con la actuación de su equipo, aseguró que sus jugadores quieren y no pueden y confesó que "el fútbol es motivación y ha sido difícil hasta el final", tras la derrota ante el Betis por 2-0 en el Santiago Bernabéu.

"Queremos pero no podemos y se ve en el campo. No hablamos del físico, porque trabajamos bien la semana y cuando viene el partido hay circunstancias que mentalmente lo hace complicado. El fútbol es motivación y ha sido difícil hasta el final", dijo en rueda de prensa.

"Lo mejor que nos pudo pasar es que se haya acabado y a pensar en el próximo año porque esto va a cambiar seguro. Después del mal viene el bien. Lo que hicieron los jugadores en cinco años nadie lo va a cambiar. Ha sido una mala temporada que hay que aceptar, no tenemos excusas y pedimos perdón por muchos partidos", concluyó.

(Con información de EFE)

 

MÁS SOBRE ESTE TEMA: