La mentalidad, unión y valores deportivos : las claves de los campeones mexicanos de Kickboxing

Melissa Martínez, Jorge Ramos y Carlos Herrera hablaron de lo que significó representar al país y cómo es que cambiaron la imagen del atleta mexicano en el plano internacional; la disciplina, unión y la salud mental fueron parte de las bases que los llevó a ser campeones mundiales

Guardar

Nuevo

La selección azteca de Kickboxing obtuvo un resultado de 8 medallas: cuatro de oro y cuatro de bronce (Foto: cortesía Wako)
La selección azteca de Kickboxing obtuvo un resultado de 8 medallas: cuatro de oro y cuatro de bronce (Foto: cortesía Wako)

El pasado mes de octubre, del 15 al 24 se llevó a cabo del Campeonato Mundial de Kickboxing en Italia. México participó con un selectivo de 33 atletas que fueron en búsqueda de una medalla. Al término del evento la selección azteca obtuvo un resultado de 8 medallas: la mitad de oro y el resto de bronce, lo que se considera como una de las mejores actuaciones de los peleadores mexicanos a nivel internacional.

En entrevista con Infobae México, tres de los ocho medallistas mundiales hablaron sobre la experiencia que les dejó su participación en dicha competencia y cómo es que la mentalidad de un atleta, los valores y el apoyo “como familia” es vital para lograr objetivos.

Melissa Martínez Aceves, primer lugar en K1 Styles; Jorge Luis Ramos Hernández, tercer lugar en Kick light y Juan Carlos Herrera Ortiz, primer lugar en Poin fighting, detallaron lo que significó su participación en Italia y cómo es que demostraron el talento nacional.

Jorge Luis Ramos Hernández obtuvo el tercer lugar en Kick light (Foto: cortesía Wako México)
Jorge Luis Ramos Hernández obtuvo el tercer lugar en Kick light (Foto: cortesía Wako México)

Todos coincidieron en que la actuación de México en el Campeonato Mundial fue un paso importante para el deporte en el país, pues fue la primera vez que lograron llevarse más de un primer lugar en alguna de las distintas categorías de kickboxing.

A parte del desempeño deportivo, la preparación física que tuvieron durante meses y el apoyo de la Federación Nacional de Kickboxing en México (FENAKIB) y de la Asociación Mundial de Organizaciones de Kickboxing (WAKO) México, apuntaron que su éxito se debió a dos bases fundamentales, la unión como equipo y el trabajo mental.

“Somos una familia”

Jorge Ramos, tercer lugar en Kick light, explicó que en cuanto inició el campeonato todos los participantes de la Federación se unieron en un solo equipo para apoyarse entre sí. A pesar de la diferencia de edades entre los competidores, para Ramos no significó ningún inconveniente, sino un plus que diversificó al equipo.

Tanto Melissa, Jorge y Carlos coincidieron en que la base que les ayudó a sacar adelante el resultado fue la mentalidad (Foto: WAKO México)
Tanto Melissa, Jorge y Carlos coincidieron en que la base que les ayudó a sacar adelante el resultado fue la mentalidad (Foto: WAKO México)

Cada participante asumió diferentes roles para cuidar y apoyar de los suyos, a los más jóvenes los alentaron a dar lo mejor de sí y a los más experimentados se les calmó para no perder la paciencia por conseguir el triunfo.

Para Carlos Herrera, la definición de “familia” dentro del representativo giró en torno a las aportaciones que dieron. A pesar de que no todos ganaron, siempre hubo un apoyo constante y los gritos de “¡México, vamos México” no cesaron.

“Lo de decir que es una familia es que cada quien tenía un pedazo, una labor echa; cauches, metodólogos, la psicóloga, cada quien sabía su papel. Esa emoción es lo que hace que una familia sea grande, todos unidos por un mismo fin”

Con cuatro años desde el reconocimiento por parte de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), para los campeones mundiales su experiencia en Italia fue el escenario adecuado para demostrar el potencial de los “guerreros” mexicanos.

Los valores y la imagen del mexicano en el extranjero

Carlos Herrera campeón mexicano en Kickboxing (Foto: WAKO México)
Carlos Herrera campeón mexicano en Kickboxing (Foto: WAKO México)

Para Melissa, los méritos deportivos no solo fueron los únicos aspectos a destacar, pues la imagen que buscaron grabar de la FENAKIB a nivel internacional también se enfocó en las buenas acciones que fueron desde la limpieza hasta la hermandad.

“Ha sido la mejor representación que hemos podido hacer, no solo en lo deportivo. Como personas tratamos de que vieran de México los mejores aspectos posibles: en lo deportivo, lo respetuoso, la limpieza y en todo”

Se enfrentaron a las imágenes negativas que se tiene del mexicano, pero una vez que se alistaron y subieron al tatami o al ring para competir, buscaron dejar en alto lo que significa ser un peleador tricolor. Siempre desde el respeto al competidor, los atletas y los demás países.

“Cambiamos mucho de las cosas que otros países decían y en la que nos tenían. Creo que esta selección ha sido una de las mejores que ha tenido WAKO México”, apuntó Juan Carlos, quien es originario del Estado de México.

Una mentalidad ganadora y la seguridad de competir

“Fue algo que no tenía en mente, ni si quiera sabía que lo daban”, contó Melissa Martínez (Video: Cortesía Wako México)

El haber competido contra la selección anfitriona, las complicaciones en las peleas e incluso las lesiones fueron obstáculos a sortear. Pero tanto Melissa, Jorge y Carlos coincidieron en que la base que les ayudó a sacar adelante el resultado fue la mentalidad.

“Parte de los logros que se tuvo como país, no era tanto porque fuéramos superiores. Enfrentamos a potencias mundiales, estábamos en iguales circunstancias y todo nació de la mentalidad, el hambre y el corazón de cumplir nuestros objetivos; fue colectivo, se contagió esa mentalidad de campeones”, apuntó Melissa.

Con el apoyo de equipo especialista y de la concentración individual es como sacaron los mejores resultados. En el caso particular de Carlos Herrera, originario del Estado de México, la asesoría con la psicóloga deportiva le brindó el espacio para canalizar la frustración y desesperación que llegó a sentir durante su actuación.

Melissa Martínez Aceves levantó el campeonato mundial de kickboxing en la categoría de K1, la más violenta de todas (Foto: Federación Mexicana de Kickboxing)
Melissa Martínez Aceves levantó el campeonato mundial de kickboxing en la categoría de K1, la más violenta de todas (Foto: Federación Mexicana de Kickboxing)

A pesar de que todo el equipo veía campeón en Poin fighting, para él primero estaba la concentración y la determinación para lograrlo.

“La psicología no es decir:’ Ya le voy a contar todos mis problemas de mi vida’, no es eso; te ayuda a englobar todos los sentimientos, esas frustraciones que puedas tener o los miedos, para que al momento de la pelea no te afecten”, contó Herrera Ortiz.

Agregó que la habilidad emocional puede aportar más que la técnica deportiva. Defendió la “mentalidad ganadora” como una pieza del triunfo que consiguió al llevarse el tercer lugar en Kick light.

“Creo que a veces la habilidad o la mente puede ganar más allá que la habilidad”

Melissa Martínez, de 24 años, estudia la licenciatura en química en alimentos en la UNAM y se convirtió en la primera campeona mexicana en una de las categorías más fuertes de la disciplina. Además fue condecorada con el distintivo de “mejor peleadora del ring”.

La Seleccion Nacional de Kickboxing logró 4 medallas de oro en el Mundial de Kickboxing de Italia 2021 (Foto: Federación Mexicana de Kickboxing)
La Seleccion Nacional de Kickboxing logró 4 medallas de oro en el Mundial de Kickboxing de Italia 2021 (Foto: Federación Mexicana de Kickboxing)

El reconocimiento significó una condecoración que le sorprendió: “Fue algo que no tenía en mente, ni si quiera sabía que lo daban”. Destacó que el premio es un escalón más para continuar con su carrera deportiva.

Ahora lo que depara a los tres medallistas mundiales es su preparación para retener el título pues en palabras de Carlos Herrera “es un compromiso fuerte que tenemos como ganadores” y tendrán la responsabilidad de responder a su campeonato.

Su siguiente competencia serán los Juegos Mundiales en Alabama, para Melissa. Además motivará a jóvenes generaciones a ser los mejores.

Para Jorge Ramos no descartó la idea de verse en unos Juegos Olímpicos y no solo él, sino todo el equipo de la Federación. La preparación y la mejoría serán sus metas para fomentar el deporte en su natal Guanajuato.

Y para Carlos Herrera, además de defender su primer lugar, será parte de los que representen a México en el Campeonato Centroamericano y del Caribe que se realizará del 11 al 14 de noviembre en Cancún, Quintana Roo.

SEGUIR LEYENDO:

Guardar

Nuevo