El sospechoso hallazgo que hizo la Policía en la camioneta de Tiger Woods tras el accidente y que generó dudas sobre la investigación

El debate surgió ya que al golfista no se le hicieron exámenes de sangre luego del siniestro. Tampoco se lo multó por conducir a alta velocidad

Un informe reveló el hallazgo que hicieron los agente en la camioneta de Tiger Woods luego del accidente (REUTERS/Gene Blevins)
Un informe reveló el hallazgo que hicieron los agente en la camioneta de Tiger Woods luego del accidente (REUTERS/Gene Blevins)

A pesar de que las autoridades ya hicieron público el informe final, el caso del reciente accidente de tráfico del golfista Tiger Woods parece estar muy lejos de cerrarse. En las últimas horas salió a la luz un detalle que pone en jaque a los investigadores: en un reporte policial se señaló que cerca de la camioneta de la estrella del deporte se encontró un frasco de medicamentos vacío, algo que no fue mencionado en la conferencia de prensa del Sheriff y que abrió el debate respecto de por qué no se hicieron pruebas de sangre al atleta para determinar si al momento del siniestro estaba intoxicado.

El pasado miércoles, el Sheriff de Los Ángeles, Alex Villanueva, aseguró ante los medios de comunicación que Woods no había recibido ningún tipo de trato especial o preferencial en cuanto a la investigación del accidente que casi le cuesta la vida el pasado 23 de febrero. La declaración la hizo luego de que varios periodistas preguntaran por qué el golfista no había sido sometido a ningún tipo de examen de laboratorio para determinar si en su sangre había rastros de alcohol o de drogas. Sobre todo, si se tiene en cuenta que la causa del siniestro fue que el deportista manejaba al doble de la velocidad permitida en ese tramo.

Tiger Woods protagonizó un accidente el pasado 23 de febrero (REUTERS/Mike Segar/File Photo/File Photo)
Tiger Woods protagonizó un accidente el pasado 23 de febrero (REUTERS/Mike Segar/File Photo/File Photo)

“No se encontraron frascos abiertos, ni narcóticos ni ninguna evidencia de medicamentos en el vehículo o en la persona”, sostuvo Villanueva en la conferencia. Sin embargo, horas más tarde, la página web de su oficina - con permiso de Woods- publicó los reportes del accidente y de esas 22 páginas hubo una parte que llamó especialmente la atención debido a que contenía un detalle no revelado anteriormente. Según el documento, en la escena se encontró una mochila del golfista y en el bolsillo delantero de la misma había un frasco de pastillas vacío y sin etiquetar. También se lo describe a Woods como “desorientado y combativo” luego del despiste y vuelco de su camioneta. El oficial que lo entrevistó en la guardia del hospital al que fue trasladado por sus múltiples heridas apuntó que el atleta de 45 años no recordaba haber estado involucrado en un accidente de tráfico y que “pensaba que estaba en el estado de Florida”.

“El frasco no tenía etiqueta y no hay evidencias de qué había adentro, si es que en algún momento hubo algo”, escribió en su informe el oficial que encontró el objeto. Según los especialistas y abogados consultados por el diario Washington Post en un extenso artículo, hay diferentes visiones respecto de si el hallazgo de ese frasco vacío ameritaba o no la realización de pruebas de sangre a Woods.

Este detalle reabrió el debate en los Estados Unidos respecto del tratamiento que reciben las celebridades de parte de las autoridades en este tipo de situaciones. Se suma, además, el hecho de que sobre el golfista no se ha iniciado ningún tipo de causa judicial ni se le han impuesto multas, aún cuando la investigación determinó que el accidente se produjo debido a que manejaba a velocidades que superaban ampliamente el límite permitido (la caja negra del vehículo develó que iba a 87 millas por horas en una zona de 45).

La causa del accidente fue el exceso de velocidad al que conducía el golfista (EFE/Étienne Laurent/Archivo)
La causa del accidente fue el exceso de velocidad al que conducía el golfista (EFE/Étienne Laurent/Archivo)

En este marco es importante recordar que, en 2017, Tiger Woods fue arrestado cerca de su casa en Florida por estar dormido al volante de su automóvil en un carril de tráfico. En aquel episodio, la estrella estadounidense dijo no saber dónde estaba y el posterior examen de orina determinó que había consumido cinco medicamentos diferentes, Vicodin y Ambien, entre ellos. Para Villanueva, este historial no es una razón que los pudiera haber obligado a realizarle las pruebas en su reciente incidente.

El golfista se sometió a una extensa operación en el Hospital Harbor-UCLA, debido a múltiples fracturas abiertas en su pierna derecha que requirieron su inserción, una varilla de metal en la tibia y tornillos para fortalecer los huesos del pie y el tobillo. Actualmente continúa con su largo período de recuperación en su casa de Florida: “Seguiré enfocado en mi recuperación y en mi familia, gracias a todos por el apoyo que he recibido durante este difícil momento”, escribió en el comunicado en el que también agradeció a los oficiales y autoridades que intervinieron en la investigación del accidente.

SEGUIR LEYENDO: