El ídolo de la selección mexicana Cuauhtémoc Blanco cumplió 48 años: de la “Cuauhteminha” a una gubernatura

Esta es la trayectoria deportiva, pero también política, de una de las últimas grandes figuras de referencia en la Liga MX y en el “Tri”

Blanco fue ídolo del América, figura de la selección mexicana, político y gobernador del estado de Morelos (Foto: Ramón Sotomayor/ Cuartoscuro)
Blanco fue ídolo del América, figura de la selección mexicana, político y gobernador del estado de Morelos (Foto: Ramón Sotomayor/ Cuartoscuro)

Pocas personas han tenido una vida tan polifacética e imprevisible como Cuauhtémoc Blanco. Chilango, ídolo del América, figura de la selección mexicana, político y gobernador del estado de Morelos, la entidad a la que los capitalinos huyen de vacaciones y días festivos.

Cuauhtémoc Blanco Bravo cumplió este 17 de enero 48 años. Nació en 1973 en la Ciudad de México, en la alcaldía Azcapotzalco. En 1991 fue descubierto por el famoso visor Ángel “Coca” González. Ese fue el primer paso de su leyenda en la Liga MX.

El histórico entrenador Carlos Miloc en alguna ocasión narró que, cuando fue Cuauhtémoc Blanco a probar sus talentos frente a los entrenadores y directivos del Club América, fue evidente su talento con el balón. Sin embargo, Francisco Hernández, quien entonces era vicepresidente del club no pensaba contratarlo debido a que procedía de un “barrio bajo”, de Tepito.

Finalmente, el talento se sobrepuso al clasismo y Cuauhtémoc Blanco hizo historia como un referente del América, el más ganador del fútbol mexicano y uno de los más populares del país.

Estuvo en el futbol profesional desde 1992 hasta el 2015. Jugó en ocho equipos nacionales: América (en donde se consagró como deportista y fue campeón), Necaxa, Veracruz, Santos Laguna, Irapuato, Dorados de Sinaloa, Lobos de la BUAP (Benemérita Universidad Autónoma de Puebla) y Puebla; uno en España, el Real Valladolid y en otro de Estados Unidos, Chicago Fire. Fue campeón de la Liga MX con América en el 2005 y fue el máximo goleador de la Primera División en 1998.

También se convirtió en uno de los más destacados jugadores en llevar, con orgullo, la camiseta verde de la selección nacional. En el equipo tricolor jugó 119 partidos, logró 38 anotaciones y compitió en tres mundiales (Francia 1998, Corea y Japón 2002 y Sudáfrica 2010).

Debutó en su carrera política al contender en las elecciones de 2015 por la presidencia municipal de Cuernavaca (FOTO: MARGARITO PÉREZ RETANA /CUARTOSCURO.COM)
Debutó en su carrera política al contender en las elecciones de 2015 por la presidencia municipal de Cuernavaca (FOTO: MARGARITO PÉREZ RETANA /CUARTOSCURO.COM)

Con la selección ganó en dos ocasiones la Copa Oro de la Concacaf (Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol) y en una ocasión la Copa FIFA Confederaciones, el mayor éxito del conjunto azteca en su discreta historia.

En el mundial de 1998 sorprendió al mundo haciendo una complicada maniobra deportiva levantando el balón con las dos piernas para burlar a dos rivales del equipo surcoreano. Esta jugada fue conocida a la posteridad como la “Cuautheminha”.

Llegó a Chicago Fire, en la MLS, siendo un veterano, con 37 años. Esto no le impidió que fuera nominado al reconocimiento de jugador más valioso de la Liga estadounidense.. Se retiró del futbol en el torneo Clausura del 2016, en el marco de los festejos por el centenario de fundación del América, Blanco fue registrado formalmente en el equipo y disputó un partido contra Monarcas de Morelia. En el medio tiempo se hizo un homenaje en su honor y se despidió entre ovaciones.

Su talento y fuerte temperamento lo convirtieron en una figura controversial, dentro y fuera de la cancha. También protagonizó increíbles éxitos deportivos y fue la figura central de diversas escenas polémicas dentro del mundo de los deportes.

Representó a una coalición política integrada por el PES, el PT y MORENA  (Foto: Twitter/ @cuauhtemocb10)
Representó a una coalición política integrada por el PES, el PT y MORENA (Foto: Twitter/ @cuauhtemocb10)

En 2003 el jugador americanista aprovechó que había una multitud riñendo fuera de los vestidores para sacar la mano por la ventana y propinar un manotazo en la cabeza al célebre analista deportivo David Faitelson. A pesar de que pidió disculpas al entonces conductor de la cadena TV Azteca, este acto violento quedó como una marca negativa en su carrera.

Debutó en su carrera política al contender en las elecciones de 2015 por la presidencia municipal de Cuernavaca. Fue nominado por el conservador Partido Social Demócrata (PSD).

Después de dos años de gestión, se convirtió en candidato a la gubernatura del estado de Morelos, ganó las elecciones con el 52.69% de los votos. Representó a una coalición política integrada por el Partido Encuentro Social, que era la nueva versión del PSD, así como con el Partido del Trabajo (PT) y Morena.

MÁS SOBRE ESTE TEMA