De Kenia, Duncan Maiyo ganó la maratón mexicana (Foto: Twitter)
De Kenia, Duncan Maiyo ganó la maratón mexicana (Foto: Twitter)

El sol apenas comenzaba a alumbrar el Palacio Nacional cuando, de pronto, Duncan Maiyo irrumpió la silenciosa mañana con su llegada a la meta. El keniano dominó el Maratón de la Ciudad de México 2019 de punta a punta y estrenó con su apoteósica victoria la recién otorgada Etiqueta Oro de la IAAF a esta prueba.

Con un tiempo extraoficial de 2:12:52 horas, el africano de 29 años se impuso con comodidad. Maiyo aprovechó el nuevo trazado de la ruta para beneficiarse, sin embargo, no le fue suficiente para romper el récord de 2:10:37 apenas impuesto en la pasada edición por su compatriota Titus Ekiru, campeón en 2018.

La ruta se invirtió para la edición 2019 de esta competencia con el objetivo de favorecer a los corredores, que se veían sumamente exigidos en los últimos 10 kilómetros en subida del trazado anterior, que tenía como desenlace el Estadio Olímpico Universitario de Ciudad Universitaria de la UNAM.

Miles de personas participaron en la edición 2019 del Maratón de la CDMX (Foto: Cuartoscuro)
Miles de personas participaron en la edición 2019 del Maratón de la CDMX (Foto: Cuartoscuro)

Pero ahora, la Biblioteca Central de la Máxima Casa de Estudios dibujó la línea de salida y en el Palacio Nacional, ubicado a un costado de la plancha del Zócalo capitalino, fue el desenlace de la carrera de 42.195 kilómetros de longitud.

Si en la mitología se narra la historia de Filípides y su proeza en la Batalla de Maratón (490 AC), el Maratón de la CDMX encuentra su riqueza en la gente. Porque no solo los más de 25.000 corredores dejaron huella durante esta carrera, mucho menos esta competencia se reduce a la triunfal llegada de Maiyo a Palacio Nacional.

El Maratón CDMX contó su historia a través de los miles de ciudadanos que, como pasa una vez al año, madrugaron para ser parte de un capítulo más de este libro tan único como la mitología. No solo hubo voluntarios, también estuvieron los que gritaron "¡vamos, sí se puede!", y los que con pancartas impulsaron a quienes demostraron que cuando se quiere, ocurren cosas extraordinarias.

Algunos usaron transporte público para llegar a la meta (Foto: Infobae México)
Algunos usaron transporte público para llegar a la meta (Foto: Infobae México)

Pero la edición XXXVII no estuvo exenta de los "tramposos", pues como en toda historia, siempre hay un nudo antes del desenlace. A diversos competidores se les pudo ver trasladarse en metro con playera y número puestos con tal de llegar a la meta, sin importar las formas.

La victoria de Maiyo fue sin contratiempo, con 2 minutos de ventaja sobre Matthew Kisorio -también de Keina- y 4 sobre el eritreo Amanuel Mesel. Quizás esa amplia ventaja, una buena razón para explicar por qué Duncan no pudo romper la marca mexicana con la favorable ruta.

Y es que el nuevo campeón keniano lideró el pelotón prácticamente durante todo el recorrido, siendo Avenida Reforma donde más cómodo se le vio ya sin nadie que le hiciera sombra.

Récord en rama femenil (Foto: Twitter)
Récord en rama femenil (Foto: Twitter)

El de Maiyo significó el triunfo número 13 para algún competidor de Kenia en las 37 ediciones, siendo en 2009 la última vez que un mexicana cruzó la meta primero que el resto cuando lo hizo Edilberto Méndez Hernández.

Esta vez fue Mauricio Méndez el fondista azteca de mejor registro, al finalizar décimo con un tiempo de 2:32:54, más de 20 minutos más tarde que el ganador.

Quien sí aprovechó la nueva ruta, fue la keniana Vivian Kiplagat, que gracias a un crono de 2:33:28 en un tiempo extraoficial, destruyó el récord anterior por tres minutos. En la categoría de silla de ruedas, el colombiano Francisco Sanclemente se llevó el oro en un final de película, en el que por muy poco pudo imponerse al mexicano Alfonso Zaragoza.