Icardi, de 26 años, en una situación incómoda (Foto: REUTERS/Daniele Mascolo)
Icardi, de 26 años, en una situación incómoda (Foto: REUTERS/Daniele Mascolo)

Luego de que el conflicto por la no renovación de contrato con el Inter (tiene vínculo hasta junio de 2021) llegara a su clímax, la actualidad de Mauro Icardi ingresó en una pendiente que no encuentra un final. El delantero, de 26 años, quedó afuera de la convocatoria de la Selección para la Copa América, volvió a tener continuidad, pero ya sin la cinta de capitán, y el cambio de técnico (asumió Antonio Conte en lugar de Luciano Spalletti) directamente lo dejó relegado del conjunto milanés, al punto de que el dueño de su ficha ya tiene avanzada la incorporación del belga Romelu Lukaku (Manchester United) para apuntalar la promoción de Lautaro Martínez.

Mientras evalúa cómo continuará su carrera (por el momento, los intereses de la Juventus y el Napoli no prosperaron), su cotización sufrió un duro golpe a raíz de los problemas extrafutbolísticos. Su cláusula de salida asciende a 110 millones de euros y en las conversaciones para renovar su vínculo con el "Neroazzurro" estaba incluida la posibilidad de subirla a 160 millones, ante los recurrentes sondeos de otros clubes poderosos, como el Real Madrid. Además, venía de ser el máximo anotador de la Serie A en la temporada 2017/2018, con 29 conquistas.

Sin embargo, estalló el conflicto, la institución lo apartó del plantel durante parte de la competencia y su producción bajó a 11 goles. Según los medios italianos, Conte tomó la determinación de no contar con sus servicios para "armonizar" el vestuario. Y su perfil mediático, asociado a las apariciones televisivas como comentarista de su agente y esposa, Wanda Nara, habrían tenido incidencia.

Según el sitio Transfermarkt, habitual referencia a la hora de buscar las cotizaciones de los futbolistas a nivel internacional, el valor del rosarino tras el vendaval es de 80 millones de euros, es decir, 30 millones menos que antes del inicio del conflicto. Inter busca negociarlo, pero por el momento no encontró comprador dispuesto a invertir una cifra cercana a lo que pretende: alrededor de 60 millones de euros. Juventus se estiró hasta 40.

En 2013/2014, Inter había adquirido a Icardi en 13 millones de euros. Provenía de la Sampdoria, pagó con goles la inversión y se transformó en el "jugador franquicia". Pero el romance se rompió. Y el atacante busca un nuevo destino para resurgir.

SEGUÍ LEYENDO: