Se colocó una copia de del cuadro con la palabra “Robado” FOTO: EFE/ Galería de Los Uffizi de Florencia
Se colocó una copia de del cuadro con la palabra “Robado” FOTO: EFE/ Galería de Los Uffizi de Florencia

El año nuevo inició en la Galería Uffizi de Florencia con el deseo de recuperar un cuadro que fue robado por los nazis y que aún está en manos de una familia alemana.

Se trata de la pintura "Vaso di Fiori" (Jarrón con flores), del pintor holandés Jan van Huysum  (Amsterdam 1682-1749), que mide 47×35 centímetros y perteneció a la colección del Palacio Pitti hasta 1824, cuando fue adquirido por Leopoldo II para la Galería Palatina.

Fue Eike Schmidt, director de la Galería de los Uffizi, quien lanzó el llamado por la pieza este 1 de enero.

A través de internet se dio a conocer un video de Schmidt donde declaró:

"Mi deseo para 2019 es que esta obra maestra pueda regresar y ser devuelta a su lugar de procedencia".

Para reclamar simbólicamente la pieza, Schmidt-de nacionalidad alemana- colgó una copia en blanco y negro del cuadro, en el Palacio Pitti, con la palabra "Robado" en alemán, inglés e italiano.

Según información de la Galería Uffizi, durante un siglo la pieza fue exhibida en la sala Putti del Palacio Pitti (dependiente de la galería Uffizi) junto a otras naturalezas muertas de autores holandeses del 600 y 700, como Rachel Ruysch y Willem van Aelst.

Pero tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial el sitio fue evacuado y la pieza fue llevada a la villa medicea de Poggio a Caiano y en 1943 se trasladó a la villa Bossi Pucci, todo en Florencia.

Alrededor de 1944, durante la retirada del ejército alemán de Italia, la obra fue llevada con otras piezas a Castel Giovio, en Bolzano.

Sin embargo, se perdió su rastro entonces, pues la casa en donde se encontraba fue abierta y hasta 1991 reapareció en Alemania, poco después de la unificación.

Aunque el gobierno italiano ha solicitado en varias ocasiones la restitución de la pieza, hasta ahora no ha obtenido respuesta de su contraparte en Alemania.

Incluso hubo varias personas que contactaron al gobierno italiano para solicitarle un rescate por la pieza.

Sin embargo, la obra es parte del estado italiano y por lo tanto no puede ser vendida.

"Debido a que este asunto afecta el patrimonio de la Galería de los Uffizi, las heridas de la Segunda Guerra Mundial y del terror nazi no se han curado. Alemania debe abolir la prescripción para las obras robadas durante el conflicto y asegurarse que puedan regresar a sus legítimos dueños", señaló Schmidt.

El letro de “robado” se quitará cuando la obra vuelva al Palacio Pitti, de los Uffizi (Twitter / @UffiziGalleries)
El letro de “robado” se quitará cuando la obra vuelva al Palacio Pitti, de los Uffizi (Twitter / @UffiziGalleries)

Según el director de los Uffizi, Alemania tiene un deber moral de restituir la pieza y espera que ocurra lo más pronto posible.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: